Luego de participar de la inauguración de una nueva turbina de la central térmica Loma de La Lata, el gobernador se refirió a las posibilidades de la provincia de recibir inversiones en el sector energético.

“Hemos demostrado que el desarrollo de la energía, tanto convencional como no convencional, es viable y posible en la provincia del Neuquén”, dijo hoy el gobernador Omar Gutiérrez luego de la inauguración de una nueva turbina de la central térmica Loma de La Lata.

En conferencia de prensa junto con la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, el mandatario recordó que el próximo 12 de mayo expondrá en Houston, Estados Unidos, “toda la potencialidad de Vaca Muerta” y señaló que “así como estamos en tratativas para nuevas inversiones de capital local, sin lugar a dudas van a empezar a llegar también las inversiones extranjeras”.

Comentó que Neuquén “está trabajando al igual que otras provincias como Mendoza, Chubut y Salta en sus respectivas colocaciones de deuda, que es lo que refleja la expectativa y la confianza en un país, y es a su vez otra metodología de inversión financiera para inversores que apuestan al desarrollo positivo del país”.

Por su parte, Michetti señaló que la Argentina “tiene una deficiencia en la producción de energía, que estamos comprando a precios altos en el exterior, con lo cual la capacidad de Neuquén para producir lo que necesita el país es una enorme oportunidad para los inversores”. Remarcó que “seguiremos buscando el autoabastecimiento energético del país y además, como sucedió en otros tiempos, intentaremos volver a exportar energía”.

Con respecto al proyecto multipropósito Chihuido, Gutiérrez destacó que “estamos trabajando para hacerlo realidad y mi expectativa es que su construcción comience en el segundo semestre de este año”. Indicó que se trata de una obra que permitirá la diversificación energética y de la matriz económica de la provincia y que además “aportará al desarrollo turístico, al control de las crecidas del río Neuquén, a poner miles de hectáreas en producción y a la generación de agua potable para consumo humano”. “Es una obra prioritaria tanto para el gobierno provincial como para el nacional”, aseguró.