El gobernador Omar Gutiérrez presidió el viernes el acto de egreso de la 53º promoción de Oficiales Ayudantes de la Policía de Neuquén. En la ocasión destacó la vocación, formación, compromiso y el esfuerzo de los graduados y de la institución policial.

Durante la ceremonia, los 63 egresados de la Escuela de Cadetes recibieron su sable, atributo que representa el mando, la verdad, el equilibrio, la justicia y la paz.

Del acto participaron también el ministro Jefe de Gabinete, Sebastián González; la ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo; el jefe de Policía, Julio Peralta; la coordinadora de la subsecretaría de Seguridad, Marianina Domínguez y el coordinador de la Unidad de Gestión de Actividades Públicas y Relaciones Institucionales de la Municipalidad de Neuquén, Gerardo Gutiérrez.

En la ceremonia, se destacó la vocación, formación, compromiso y el esfuerzo de los graduados y de la institución policial.

En la ceremonia, marcada con un exhaustivo protocolo sanitario, luego de entonar las estrofas de los himnos nacional y provincial, los efectivos de la policía recientemente egresados recibieron sus diplomas. Posteriormente, se realizó un reconocimiento a los mejores promedios de esta promoción de efectivos, que en un futuro serán los conductores de la institución.

El jefe de la Policía, Julio Peralta, agradeció el apoyo a la institución del gobernador y la ministra de Gobierno y expresó que los egresados, hombres y mujeres, “vienen a fortalecer el capital humano existente, con una sólida formación policial, y una marcada sensibilidad social”.