Será a través de la Junta Coordinadora para la Atención Integral del Discapacitado (Jucaid). Permitirá atender la demanda de la Cuenca del Agrio.

El ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez firmó un convenio de cooperación con la intendenta de Loncopué, María Fernanda Villone, para establecer una junta evaluadora de personas con discapacidad en la localidad. La implementación del acuerdo será a través de la Junta Coordinadora para la Atención Integral del Discapacitado (Jucaid).

Después de la firma del convenio, Corradi Diez reconoció en Villone “a una intendenta que desde el día que asumimos está pensando en el tema de discapacidad, tiene proyectos interesantes y éste es el punto de partida, porque seguramente los vamos a ir concretando. Esto es gobernar juntos, es acercar a la localidad de Loncopué y a toda la zona, la posibilidad de que la gente pueda hacer los trámites correspondientes para obtener el certificado de discapacidad”.

“La evaluación de la discapacidad es la puerta para la aplicación de las políticas públicas, tanto provinciales como nacionales, en el marco de un control y un permanente trabajo en el fortalecimiento de las zonas”, dijo el ministro, y agregó:  “Encontramos que cuando todo está muy centralizado, muchas veces no se tiene la sensibilidad, ni siquiera la decisión acertada de acompañar a las personas que más sufren, sino simplemente acompañar a los que pueden llegar o trasladarse donde se hacen los trámites”.

Corradi Diez celebró la decisión de la intendenta y dijo que “seguramente nos va ayudar a trabajar en la zona junto con el director y la gente del hospital, a quienes felicito porque nos van a ayudar a romper barreras para fortalecer el arraigo, tomar las decisiones correctas y para que los recursos lleguen a quienes realmente lo necesitan”.

Por su parte, Villone expresó que la firma de este convenio para Loncopué y la Cuenca del Agrio “es muy importante. Es algo que veníamos trabajando desde hace mucho tiempo”. Agregó que “era solicitado por personas que tenían alguna discapacidad y debían trasladarse a Neuquén para ser evaluados y adquirir el certificado de discapacidad. Esto es acercar el gobierno al interior, al vecino”.

“Es una decisión política acertada del gobernador Omar Gutiérrez y del ministro Corradi Diez tener una junta evaluadora en Loncopué, porque podemos ser el centro y abarcar con la atención a otras localidades cercanas”, indicó.

El convenio

Dentro de los términos del convenio se especifica que profesionales de la Jucaid y de Nación brindarán la capacitación a quienes integrarán la futura Junta Evaluadora en cuanto a la forma de evaluación y emisión del Certificado Único de Discapacidad (CUD), mientras que desde la cartera ministerial se proveerá el personal médico necesario para el funcionamiento de la Junta y la Jucaid realizará el control, la supervisión y auditoría de las prestaciones que se ejecuten en el marco del convenio.

Por otra parte, desde el municipio se asume el compromiso de designar un responsable que estará a disposición de la Junta Evaluadora, que entre otras funciones se dedicará a informar a los interesados sobre los requisitos para obtener el CUD, recibir las solicitudes de evaluación y gestionar ante la Junta Evaluadora de Personas los turnos correspondientes para llevar adelante la entrevista presencial.

Además, el municipio asume el compromiso de brindar un espacio físico para el funcionamiento de la junta evaluadora de personas.

En otro inciso del acuerdo se prevé que la junta evaluadora de personas de Loncopué reciba la demanda de evaluación de Caviahue, Copahue, Las Lajas, El Huecú, Bajada del Agrio, localidades y parajes cercanos. Para esto, las localidades y los parajes deberán suscribir un convenio de adhesión.