Firman acuerdo para asegurar sanidad en Matadero Frigorífico Neuquén

mayo 13, 2008

Mañana a las 12.30 en la sala de reuniones del Ministerio de Desarrollo Territorial, el ministro de la cartera, Leandro Bertoya y los municipios de Plottier y Senillosa suscribirán un convenio para coordinar tareas en el establecimiento Matadero Frigorífico Neuquén.
El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, firmará mañana diferentes convenios con los intendentes de Plottier, Sergio Gallia, de Senillosa, Raúl Béttiga, y la propietaria del Matadero Frigorífico Neuquén, Elena Gazzola, con la finalidad de coordinar nuevas tareas que se desarrollarán en este establecimiento, dentro del programa de Sanidad Animal que lleva adelante la provincia.

La firma de los acuerdos se realizará a las 12.30, en la sala de reuniones del octavo piso del organismo provincial, ubicado en Santiago del Estero y Belgrano de la ciudad de Neuquén.

El primer documento lo rubricarán el ministro Bertoya, los intendentes Gallia y Béttiga, y la titular del matadero, Elena Gazzola. Se trata de una renovación del convenio de cooperación que se venía desarrollando desde 2006 con el municipio de Plottier, a través del cual esta comuna coordina la operación del matadero, donde los productores de cerdos radicados en la localidad y su vecina Senillosa realizan la faena de sus animales. El matadero también está habilitado para faenar ovinos, caprinos y conejos.

La firma del acuerdo se llevará adelante a través del subprograma de Aseguramiento de la Calidad de los Productos Alimenticios, dentro del Programa de Sanidad Animal que implementa la provincia. Éste tiene como objetivo proteger la salud de los habitantes de la zona donde se comercializa la producción, mediante el aseguramiento de la calidad higiénico-sanitaria de los productos obtenidos.

Prueba de ello es que recientemente se detectaron casos de triquinosis que, probablemente, no se hubieran detectado de no estar habilitado este matadero y su sistema de análisis correspondiente.

Entre otras finalidades el convenio macro consiste en brindar al sector productor las herramientas necesarias que permitan mejorar y articular el funcionamiento de las distintas actividades llevadas a cabo en el marco de los programas de desarrollo productivo impulsados desde la provincia y los municipios.

Además, busca promover la integración del sector privado de la producción, el comercio y la industria agroalimentaria en la gestión y ejecución de las acciones programadas para el desarrollo de los distintos planes y programas impulsados desde el gobierno provincial y municipal.

Otro de los ejes centrales es poder generar a través de la capacitación nuevos puestos de trabajo genuinos, relacionados en forma directa o indirecta con las cadenas agroalimentarias, para formar mano de obra especializada que permita disminuir la desocupación.

La firma de acuerdo también apunta a promover la creación e integración de los distintos eslabones que componen la cadena de valor de la producción de agroalimentos.

El último punto del convenio de cooperación radica en fomentar la integración, organización y capacitación de los productores para la incorporación de nuevas tecnologías que apunten al mejoramiento de la calidad e inocuidad de los productos.

Acta acuerdo entre provincia y el municipio de Plottier

Acompaña a este convenio un acta acuerdo complementaria de cooperación que mañana también firmarán el ministro Bertoya y el intendente Gallia.

Por el mismo, Neuquén -a través de la cartera de Desarrollo Territorial- deberá aportar el alquiler del inmueble, financiar los honorarios del gerente operativo del establecimiento y de un profesional veterinario a tiempo completo.

Este personal se encargará de los análisis de rutina en los animales faenados y, al mismo tiempo, de brindar asesoramiento integral a los productores de cerdos para que sus establecimientos apliquen “Buenas Prácticas”, desde el criadero y así prevenir enfermedades al momento de la faena.

Este documento que las autoridades firmarán mañana constituye “un plan piloto de aplicación de buenas prácticas en criaderos de cerdos”, que involucra un relevamiento de los animales y la debida asistencia técnica hacia los pequeños crianceros.

Estas acciones se realizan con el fin de prevenir enfermedades como la triquinosis que ponen en peligro la salud de la población, comenzando por el control de la alimentación y las condiciones en que son alimentados los cerdos en estos criaderos.