La obra optimiza las condiciones hidráulicas del cauce del río Neuquén, lo que permite incrementar los niveles de agua en el punto de captación del sistema Buena Esperanza.

El ministerio de Energía y Servicios Públicos informó que, debido a los sucesivos inconvenientes generados por la bajante del río Neuquén, se ejecutó la reconstrucción del azud (barrera) ubicado en el punto de captación sobre el río Neuquén, en la denominada Estación Elevadora Nº 1 del sistema Buena Esperanza.

Los trabajos se desarrollaron dentro de las acciones que se implementaron para dar respuestas concretas a la declarada emergencia hídrica, que afectó el sistema de provisión de agua potable en distintos puntos del territorio de la provincia, como en Cutral Co y Plaza Huincul.

Ante la escasez de precipitaciones que padece la zona Norte de la provincia, el cauce del río Neuquén alcanzó este verano una baja significativa en su caudal, generando grandes inconvenientes en el ingreso de agua en el punto de captación, dificultando el funcionamiento de los equipos de bombeo.

Por esta razón, a través del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), se ejecutó la restitución del azud, lo que posibilitó elevar el pelo de agua en la toma sobre el río con el objetivo de garantizar el ingreso de agua y evitar así eventuales interrupciones en el suministro a la población.

Esta obra, que demandó una inversión de 1.454.800 pesos, consistió en la provisión de mano de obra y equipos para realizar la extracción, transporte y acopio del material rocoso del banco, ejecución del acceso a la costa para la construcción del terraplén de contención y su posterior restitución mediante la colocación de roca de gran tamaño como base sobre la extensión del azud. Asimismo, se realizó la colocación de material de relleno sobre la superficie del mismo en toda su extensión.