El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, recorrió las obras y avances de los mataderos de Tricao Malal y Buta Ranquil, que forman parte de un proyecto que abarca toda la provincia.

La red de mataderos que impulsa el gobierno de la provincia a través del ministerio de Desarrollo Territorial presenta avances significativos. El proyecto de desarrollo pecuario y comercial comenzó con la construcción de los mataderos de Tricao Malal y Buta Ranquil, en tanto se gestionan las licitaciones y mejoras para otras localidades.

La red de mataderos es una iniciativa que contempla la construcción y readecuación de 11 mataderos en distintos puntos de la provincia. La propuesta cuenta con fondos aportados por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y es coordinada por el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), a través de la Entidad de Programación de Desarrollo Agropecuario.

El objetivo general es contribuir a la intensificación e integración de la producción pecuaria provincial. Tiene como propósito aumentar la productividad y el nivel de faena y comercialización a través del mejoramiento en los sistemas productivos, la mayor infraestructura de faena y la modernización de los sistemas de comercialización.

Como parte del mismo plan, comenzó a ejecutarse recientemente la remodelación y ampliación de las instalaciones del matadero de Tricao Malal, donde se incorporarán nuevas superficies destinadas a la oficina de laboratorio, vestuario, zona de carga, zona de vísceras, frío y cubierta de corrales.

En Buta Ranquil continúan las obras de ampliación de la planta existente con la incorporación de faena de porcinos, laboratorios de trinoscopía, equipamiento y tratamiento de los efluentes.

Durante el recorrido, Bertoya informó que el proyecto pecuario “incluye 11 mataderos para construir, mejorar, ampliar o reubicar y pudimos constatar que ya comenzaron las obras de los más pequeños como Buta Ranquil y Tricao Malal”.

Señaló que “esos dos mataderos permitirán realizar acciones de faena garantizando la salubridad y la inocuidad de las carnes que van a consumir nuestros pobladores, además de generar puestos de trabajo, valor agregado en la zona y consumir carnes en condiciones sanitarias adecuadas”.

Por último, aseguró que “ya comenzó la licitación de tres mataderos más para Aluminé, Loncopué y Andacollo”. La primera licitación se declaró desierta por la falta de ofertas y ya iniciaron las gestiones para el matadero de Añelo y una planta de procesamiento en Senillosa.

El proyecto pecuario en las demás localidades

En Chos Malal se realizaron refacciones en el sistema de electricidad y en las cámaras de frío. Además, se pintaron las instalaciones y se adquirieron herramientas e indumentaria para el desarrollo de las actividades y se informó que la zafra en esta temporada alcanzó un récord histórico de 20 mil chivos faenados.

En Aluminé se ampliarán y terminarán las instalaciones del nuevo matadero de tránsito provincial, que contará con tratamiento de los efluentes, la incorporación de faena de porcinos, laboratorios de trinoscopía y equipamiento.

En Loncopué, en tanto, se construirá un nuevo matadero de tránsito provincial con el equipamiento necesario para que el establecimiento reúna los requisitos higiénico-sanitarios y operativos dispuestos por el Senasa y que pueda obtener las habilitaciones para el tránsito provincial.

Zapala logró recientemente adaptar su matadero de tránsito municipal a tránsito federal. Para lograr la categorización pretendida y cumplir con los requisitos necesarios establecidos por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la provincia otorgó a la comuna un aporte no reintegrable de 300 mil pesos destinados a la ejecución de las obras.

Rincón de los Sauces inauguró en 2013 una planta para faenar pollos manualmente que asegura la calidad higiénico-sanitaria de los productos ya que cuenta con habilitación para el tránsito local, aportando una salida comercial a la producción generada por la actividad avícola en esa ciudad. Ya tiene una planta de faena de bovinos, ovinos y caprinos, que se encuentra en ese mismo predio, y que está habilitada para el tránsito rural.

Por otro lado, se realizó un nuevo llamado a licitación para la construcción del matadero de tránsito provincial con equipamiento en Andacollo que contará con las habilitaciones para el tránsito provincial.

Datos generales del proyecto

El proyecto tiene tres componentes: Intensificación e integración de las producciones caprinas, ovinas, bovinas y cérvidas; Infraestructura de faena e industrialización de subproductos pecuarios; y Modernización del sistema de comercialización pecuaria.

A través de sus distintas acciones, alcanza a los departamentos de Zapala, Confluencia, Minas, Loncopué, Aluminé, Huiliches, Añelo, Ñorquín, Pehuenches y Chos Malal, impactando en unas 5.500 personas entre productores y población en general.

Además, el proyecto busca promocionar la actividad ganadera para optimizar el aprovechamiento de los recursos, mejorando la eficiencia de los rodeos y completando la infraestructura de faena para la comercialización y conquista de nuevos mercados.

Otro objetivo aparte de mejorar el circuito comercial, es garantizar la inocuidad de los alimentos para asegurar que todo el proceso de faenamiento cumpla con las normas exigidas por las reglamentaciones vigentes.

El área beneficiaria es de 9.407.800 hectáreas, que comprende a las localidades de Zapala, Neuquén, Andacollo, Loncopué, Aluminé, Junín de los Andes, Añelo, Rincón de los Sauces, Buta Ranquil, Chos Malal, Tricao Malal, Senillosa, Loncopué, Aluminé, Huiliches y Añelo.

La cantidad de beneficiarios directos asciende a 538.952 personas, favoreciendo a 5.570 productores ganaderos.