Durante cinco encuentros se desarrolló el curso de interpretación sensorial de cerveza artesanal en Neuquén capital, organizado por el Centro PyME-ADENEU. Se busca acompañar el aumento de la demanda y de elaboración de la bebida.

Elaboradores de cerveza artesanal, despachantes y consumidores participaron del primer curso de interpretación sensorial de cerveza artesanal realizado en la provincia. Desde el Centro PyME-ADENEU y el Programa Provincial de Alimentos Neuquinos, dependientes del ministerio de Producción y Turismo, organizaron la capacitación en la capital neuquina.

Durante cinco encuentros, a cargo de Pablo Méndez, los participantes pudieron conocer la forma en la que se cata una cerveza y abordar conceptos básicos de elaboración, diferenciación de estilos, indicadores sensoriales que denotan problemas en la elaboración; y técnicas de lupulado y fermentación.

Martín Díaz Colodrero, coordinador del Programa Provincial de Alimentos Neuquinos del Centro PyME-ADENEU indicó: “Nosotros vemos que hay una explosión en el consumo y elaboración de cerveza artesanal y desde el Estado queremos acompañar ese proceso con el asesoramiento que nosotros brindamos desde el Programa. En el caso particular de este curso de análisis sensorial está pensado para que la gente que produce, consume y que expende cerveza artesanal en distintos negocios, sepa valorar el producto que consume o comercializa”.

El crecimiento del sector ha impulsado también la realización del Festival Provincial de Cerveza Artesanal. La tercera edición, a realizarse el 8 y 9 de octubre en Aluminé, contará con la participación de cerca de 30 elaboradores provinciales.

Durante el evento también se brindan charlas técnicas destinadas a elaboradores caseros y se realiza un concurso donde jurados internacionales premian y sugieren mejoras para las cervezas locales. Para más información del festival ingresar a www.fpca.cpymeadeneu.com.ar.

Méndez señaló que la gran mayoría de los participantes del curso fueron elaboradores artesanales, quienes aportaron sus propias cervezas para degustar, de forma de obtener una devolución. “Hay una fuerte demanda en Neuquén y hay una importante oferta, pero el mercado es un poco desordenado. El futuro de la cerveza artesanal en la provincia es auspicioso pero aún resta mejorar, esto es importante porque puede mejorar la experiencia de los turistas que nos visitan”, añadió.

El incremento de la oferta de cerveza artesanal quedó reflejado en las estadísticas que posee el Programa de Alimentos: “En 2014 teníamos registrados 14 emprendimientos y hoy existen más de 60 que trabajan con el Centro PyME-ADENEU, sin contar los que aún no se han contactado con nosotros”.

Díaz Colodrero agregó que también que se ha demostrado que la gente “elige cada vez más la cerveza artesanal por sobre la industrial y en ese sentido está bueno diferenciar qué es lo que tiene la cerveza artesanal que al consumidor le gusta más; y que marca el crecimiento de su consumo en el mercado por sobre otras bebidas alcohólicas”.

Durante cinco encuentros, los participantes pudieron conocer la forma en la que se cata una cerveza y abordar conceptos básicos de elaboración y diferenciación de estilos.