El vicegobernador destacó que “el rescate de nuestra cultura nos moviliza a estar presentes en cada uno de los rincones de nuestra provincia”.

“Existe una conexión entre todas las fiestas populares que se están desarrollando a lo largo y ancho de la provincia, marcando que el pueblo neuquino comparte su alegría y celebraciones con visitantes de todo el país”, dijo ayer el vicegobernador Rolando Figueroa, a cargo del Poder Ejecutivo, al participar por la mañana de la tradicional trilla campera durante el Quinto Encuentro del Cantor y la Mujer Campesina, que se realizó este fin de semana en el Predio Ferial del Norte Neuquino en Chos Malal.

“El rescate de nuestra cultura es lo que nos moviliza a estar constantemente presentes en cada uno de los rincones de nuestra provincia”, indicó Figueroa, quien estuvo también presente este fin de semana en las fiestas populares que se realizaron en Aluminé y Las Coloradas.

La fiesta del Cantor y la Mujer Campesina es un homenaje a las costumbres y tradiciones de hombres y mujeres de los campos del Norte Neuquino, organizada por la Asociación Cultural La Viciera. “Es un atractivo turístico, pero también una manifestación clara de nuestra cultura, y acompañar estas manifestaciones que dan un cierre al período de trabajo es también una misión que debemos tener desde el gobierno”, explicó el vicegobernador.

Durante la mañana del domingo tuvo lugar la demostración de la trilla campera junto con el tostado y molienda de cayana para la producción de derivados del trigo como ñaco, harina y frangollo.

Como en otras ediciones, la celebración contó con bailanta campera, juegos campesinos, comidas típicas y una representación del casamiento campesino en el escenario mayor. También estuvo presente la prosecretaria Legislativa, Anahí Riquelme.

El vicegobernador destacó que “el rescate de nuestra cultura nos moviliza a estar presentes en cada uno de los rincones de nuestra provincia”.