Los beneficiaros pertenecen a la Cooperativa de Vivienda y Consumo para el Personal de Enfermería y Personal de la Salud Ltda. “Uno se siente feliz de que se hayan organizado y lo hayan llevado adelante, con espíritu solidario, para que ustedes –que entregan la vida desde este lugar– hoy cumplan el sueño del techo propio”, destacó el gobernador.

El gobernador Omar Gutiérrez entregó esta tarde 56 viviendas lindantes al barrio San Lorenzo de la ciudad de Neuquén, que se construyeron en dos grupos y demandaron una inversión de más de 83 millones de pesos.

“Queremos agradecerles a todos los que lo hicieron posible, fruto del trabajo de sus manos, para que estas viviendas hoy estén terminadas. A la empresa, a la cooperativa, a los brazos fundamentales, decisivos, en el desarrollo estructural de la provincia, que son los enfermeros del sistema de salud”, destacó el gobernador durante la entrega de viviendas a beneficiarios de la Cooperativa de Vivienda y Consumo para el Personal de Enfermería y Personal de la Salud Ltda (Coepsa).

Gutiérrez expresó que “estas viviendas dan respuestas a la necesidad de 56 familias y, entre ellas, una con un integrante con discapacidad”.

Por último, el gobernador expresó: “Uno se siente feliz de que se hayan organizado y lo hayan llevado adelante, con espíritu solidario, para que ustedes –que entregan la vida desde este lugar– hoy cumplan el sueño del techo propio. Nuestro deseo es que cada una de estas viviendas sea un espacio donde fortalecer la célula del desarrollo de la sociedad, que es la familia”.

Por su parte, el presidente de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), Marcelo Sampablo señaló que “cuando uno camina un barrio que se termina piensa en el trabajo previo. El que la cooperativa se haya involucrado, y mucho, desde ya es una gran felicidad”.

Gutiérrez: “Uno se siente feliz de que se hayan organizado y lo hayan llevado adelante, con espíritu solidario, para que ustedes –que entregan la vida desde este lugar– hoy cumplan el sueño del techo propio”.

La presidenta de Coepsa, Valeria Buffelli, comentó que “estamos felices de poder concretar este sueño. Muchos años de trabajo, espera y sacrificio, pero por fin se concreta. Queremos agradecer especialmente al IPVU y ADUS, a la empresa, a los socios por creer, por confiar. Lo más importante de todo esto es que el sueño está realizado”.

A su turno, la secretaria de la cooperativa, Gladis Cuminao expresó que “esto surgió de la necesidad de viviendas de enfermeros que trabajamos en esta provincia. Después se sumaron personas del privado y del sistema público. Estamos muy agradecidos, porque nos costó muchísimo y hoy podemos contar con nuestra vivienda”.

Por último, la madre del beneficiario Lucas Sponda, Carmen Senger, se refirió a la vivienda adjudicada a su hijo con discapacidad y subrayó: “¿Qué mejor lugar que estar con gente que sabe cuidar a la gente?”. Respecto del proceso previo a la entrega de las casas, comentó que “nunca nos pusieron trabas, siempre hubo deseos. Estamos agradecidos a la cooperativa que ha sabido albergar a una persona con discapacidad, que va a ser propietaria directa de la vivienda, y no su núcleo familiar”.

Al finalizar los discursos, se cortó la cinta de la vivienda de Sponda y se hizo entrega simbólica de las llaves y los obsequios.

La entrega correspondió a un plan de 43 viviendas e infraestructura, por un monto de obra de 63.170.818 pesos; y otro de 13 viviendas e infraestructura, por 19.892.058 pesos.

“Nuestro deseo es que cada una de estas viviendas sea un espacio donde fortalecer la célula del desarrollo de la sociedad, que es la familia”, destacó el gobernador.