El ministro de Salud, Ricardo Corradi Diez mantuvo ayer en el edificio de Salud del Centro Administrativo Ministerial, una reunión con representantes de las comunidades mapuche de Ruca Choroi y Epu Pehuén, quienes se interesaron en el avance de obra del nuevo hospital de Aluminé. Coincidieron en que la obra no se puede detener y que una vez finalizada beneficiará a la comunidad local.

Por las comunidades participaron del encuentro, Hugo y Ariel Lican, Sergio Lefiche y Daniel Salazar; y el coordinador Ejecutivo del ministerio de Salud, Román Cava.

Luego de la reunión, Corradi Diez comentó que el “nuevo hospital de Aluminé es una obra esperada por la comunidad” y agregó que “la construcción del nuevo edificio consta de tres etapas y ya empezamos la primera, siempre con el fin de brindar una mejor atención y mejorar los servicios de salud para esa comunidad”.

Al referirse al encuentro con los representantes de las comunidades, el ministro manifestó que “vinieron con algunas inquietudes que ya habían recabado, y nosotros les mostramos el proyecto y les aclaramos que no es una ampliación del hospital, sino que vamos a construir uno nuevo, y a continuación les despejamos todas las dudas”.

Agregó que “se fueron conformes y coincidimos con ellos en que no se puede parar la obra siempre en un marco de diálogo y descartando la idea de que sería un retroceso pensar la construcción de un nuevo hospital en otro lugar que no sea donde ya se está haciendo actualmente”.

En Aluminé se construirá un nuevo hospital que duplicará la superficie del actual hospital. “Vamos a pasar de un hospital de 1300 metros cuadrados a uno de más de 2600 metros cuadrados, mejorando la calidad de los servicios que se prestan actualmente, y también los espacios de atención beneficiando de esta manera a la comunidad”, dijo Corradi Diez.

Agregó que “en esta primera etapa la provincia tiene previsto invertir alrededor de 45 millones de pesos”.

El ministro de Salud mencionó que “la reunión fue una oportunidad para plantear temas de las comunidades, por ejemplo el avance de obra del Centro Intercultural que se está construyendo en el lugar, y se buscaron soluciones a problemas planteados”.

Las partes que se reunieron coincidieron en que la obra no se puede detener y que una vez finalizada beneficiará a la comunidad local.