Expertos medirán futuros sucesos volcánicos en la zona

octubre 18, 2011

A partir de un convenio con la provincia, especialistas del Conicet harán un monitoreo geológico para detectar sucesos volcánicos. Además, mediante otro acuerdo similar, investigadores del Centro Regional Universitario Bariloche analizarán el impacto ambiental de la reciente erupción del Cordón Caulle-Puyehue.

El próximo viernes 21 de octubre, la vicegobernadora Ana Pechen firmará un convenio de asistencia con la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Marta Graciela Rovira, para contar con un sistema de gestión de peligrosidad geológica en la zona.

Además, este martes 18 de octubre al mediodía, la mandataria firmó un acuerdo similar con el decano del Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB), Víctor Báez, para que investigadores de esa institución evalúen planes de remediación en las zonas afectadas por la erupción del complejo volcánico Cordón Caulle-Puyehue.

Se prevé que el monitoreo de peligrosidad geológica quede a cargo la unidad ejecutora del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (Inibioma), que funciona bajo la órbita del Conicet. Según el acuerdo que se formalizará, ese organismo tendrá la responsabilidad de hacer controles periódicos para detectar eventuales sucesos volcánicos e intentar prevenir o evitar perjuicios, principalmente para los habitantes de las zonas andinas y preandinas de la provincia. El objetivo de esta iniciativa es mejorar la capacidad de respuesta social frente a las emergencias producidas por fenómenos volcánicos.

En el acuerdo, que tendrá una vigencia de dos años, se indica que Inibioma informará de forma semestral a la Legislatura neuquina y a la dirección provincial de Defensa Civil sobre los resultados de los estudios de peligrosidad, el monitoreo y los sistemas de gestión de emergencias en desarrollo. Por su parte, la Legislatura otorgará 610 mil pesos como contraprestación por la realización de los controles e investigaciones. De ese monto, la mitad se aportará con la firma del convenio y el resto, al año.

 El plan de trabajo que se programó incluye —en plazos de 12 y 24 meses— el diseño de un mapa preliminar de identificación de peligros y vulnerabilidades en el área andina neuquina, más el armado de sistemas de monitoreo de volcanes y olas extraordinarias en grandes lagos. Los estudios comprenderán tanto monitoreos satelitales de seguimiento de plumas volcánicas y focos de calor como sobrevuelos y reconocimientos fotográficos.

Acuerdo con el CRUB

Este martes, la vicegobernadora suscribió un acuerdo de cooperación con las autoridades del Centro Regional Universitario Bariloche, que pertenece a la Universidad Nacional del Comahue. En este caso, el objetivo del convenio es la medición del impacto ambiental en los cursos de agua, la vegetación y el suelo de la zona afectada por la reciente erupción del complejo volcánico chileno Cordón Caulle-Puyehue. También se buscará elaborar propuestas de remediación específicas para cada caso.

Según este acuerdo, la legislatura aportará 712 mil pesos como contraprestación del estudio académico. De ese total, 450 mil pesos se efectivizaron con la firma del convenio y el resto se otorgará al año. Por su parte, las autoridades del CRUB se comprometieron a entregar un informe semestral sobre los avances y resultados parciales de las investigaciones.

En el documento se establece que el plan de investigación comprenderá: la elaboración de un mapa de distribución y caracterización de depósitos piroclásticos, el armado de un muestreo de la calidad del agua para las zonas de influencia de Villa La Angostura, un análisis del impacto de la caída de la ceniza sobre el funcionamiento de los lagos andino norpatagónicos y una evaluación del impacto de las cenizas volcánicas sobre la fauna acuática en la cuenca del Nahuel Huapi.

Además, está previsto que los investigadores valoren los daños y efectúen un monitoreo de la vegetación leñosa, que midan los efectos de las cenizas sobre los suelos de la zona cordillerana y que eleven propuestas de remediación en cada área, a lo largo de una transecta de deposición de material volcánico

Fuente: Prensa de Legislatura