Comenzó la primera etapa del programa, en la que se baja de los bosques la leña cortada que luego se entregará a las familias que no acceden al gas natural.

El gobierno de la provincia puso en marcha ayer martes 26 de enero el Operativo Leña 2016, que permitirá la distribución de leña en zonas rurales, parajes y comisiones de fomento de todo el territorio en donde la población no accede al servicio de gas natural.

Con una inversión cercana a los 26 millones de pesos desdoblada en dos partidas presupuestarias, la Provincia comenzó a desarrollar la primera etapa del programa Operativo Leña. Se trata de un refuerzo de combustible natural que se otorga a todas las familias de 42 comunidades ubicadas en la zona cordillerana, que no cuentan con el servicio de gas natural en sus domicilios y que les permite superar los períodos más crudos del invierno.

Según se informó desde el ministerio de Trabajo, Seguridad y Ambiente a cargo de Jorge Lara, desde ayer se comenzó a bajar la leña de los bosques que posee la Corporación Forestal Neuquén (Corfone) en el establecimiento Abra Ancha, cercano a Aluminé; y también en el de Junín de los Andes, Las Ovejas y el ubicado en inmediaciones de la lagunas de Epu Lauquen, en Varvarco-Invernada Vieja.

Esta primera etapa del operativo cuenta con un aporte inicial de 6 millones de pesos. A mediados de febrero se efectivizará el segundo de 20 millones de pesos.

Al respecto, el ministro Jorge Lara, explicó que “ahora se baja la leña de los bosques de Corfone y se pone en lo que denominamos encanchaderos (predios de depósito), donde se estiba, es decir, se carga y descarga la madera. Luego se contratan camiones para llevarla a las playas de estiba de cada comunidad o de cada paraje; y después con camiones más chicos se reparte casa por casa”.

Lara destacó “la logística necesaria para llevar adelante el operativo en el que se provee alrededor de 10 metros cúbicos de leña a cada familia, tarea que debe contemplar la dispersión y diversidad de la población y la cantidad total de insumos a distribuir”.

Detalló el funcionario que “se trata de 60 mil metros cúbicos por año que se distribuyen a una totalidad de 6 mil familias a razón de unos 10 metros cúbicos por familia. Un camión semirremolque lleva cargado 50 metros cúbicos, o sea, que son más de 1000 camionadas grandes que se mueven por temporada”, dijo Lara y explicó que “si bien está determinado que cada familia reciba 10 metros cúbicos, en caso de ser una familia numerosa son 15 metros cúbicos para ser utilizados para cocinas y estufas a leña”.

Por último, Jorge Lara subrayó que “el Operativo Leña así como todas las tareas que llevamos adelante desde el ministerio, se realizan de forma coordinada con otros ministerios y organismos del Estado. De esta forma, es importante destacar que las familias a las cuales se les entrega la leña están censadas y se trabaja con los Centros de Salud que nos indican las familias con necesidades”, cerró el ministro de Trabajo, Seguridad y Ambiente.