La maquinaria y equipamiento requirió una inversión de casi dos millones de pesos. Permitirá faenar 30 cerdos por hora y realizar análisis para la detección de triquinosis.

El nuevo edificio del matadero de Colonia Rural de Nueva Esperanza ya cuenta con el equipamiento necesario para satisfacer la demanda de faena de los productores porcinos del departamento Confluencia. El ministerio de Desarrollo Territorial, a través el Centro PyME-Adeneu, invirtió cerca de dos millones de pesos.

Desde el organismo provincial se entregó en comodato a la Asociación de Fomento Rural Productores Unidos que agrupa a los productores porcinos, diversos equipos y maquinarias que permitirán una eficiente dinámica de faena. Incluye brete de noqueo, peladora de cerdos, guinche elevador, palco de eviscerado, caldera, cámara de frío de 16 metros cuadrados y digestor, entre otras.

Según datos del Programa de Desarrollo Porcino del Centro PyME-Adeneu, en el departamento Confluencia hay más de seis mil cerdas madres que proveen 96 mil animales, entre lechones y capones por año, estimativamente. Dicha producción está a cargo de 63 productores asesorados por el programa, que aportan alrededor del 90 por ciento de la producción del departamento.

El médico veterinario Ariel Garralda indicó que las instalaciones del matadero cubrirán la demanda de localidades como Senillosa, Plottier, Centenario, Arroyito, Vista Alegre, San Patricio del Chañar y Añelo.

Con los equipamientos y maquinarias provistas, el matadero “tendrá una capacidad máxima de faena de 30 animales por hora”. Garralda adelantó que también contará con instrumental para la realización de análisis de detección de triquinosis.

Dichas acciones se realizaron en el marco del convenio celebrado entre el Centro PyME-Adeneu y el municipio de Neuquén, a través del cual la Provincia se comprometía a aportar recursos para la compra del equipamiento y el municipio la adecuación y ampliación de instalaciones del actual edificio del matadero.