Entregaron aportes a pequeños y medianos productores neuquinos

enero 19, 2010

El gobernador Jorge Sapag entregó fondos correspondientes al Programa de Modernización Productiva del Plan Frutícola Integral aportados por el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Durante el acto anunció que el Poder Ejecutivo presentará un proyecto de ley para condonar la deuda del impuesto inmobiliario del 2007 al 2009 y eximir del pago de 2010 y 2011 a alrededor de 400 productores.

Se realizó hoy martes el acto de entrega de aportes a los productores frutícolas de la provincia, con la presencia del gobernador Jorge Sapag; el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Lorenzo Basso; el ministro de Desarrollo Territorial Leandro Bertoya. Durante el acto, se anunció que con el objetivo de mejorar la rentabilidad del negocio frutícola de los pequeños y medianos productores, el Poder Ejecutivo, enviará a la Legislatura un proyecto de ley para condonar la deuda del impuesto inmobiliario de los años 2007 a 2009 y otorgar la exención del mismo para los años 2010 y 2011. La medida alcanzará a unos 400 productores.

Los fondos entregados hoy corresponden al Programa de Modernización Productiva del Plan Frutícola Integral, que el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación aporta para pequeños y medianos productores frutícolas de la provincia de Neuquén.

El gobernador Jorge Sapag aseguró que “van a servir para paliar la emergencia, para colaborar con la producción en lo que hace a los cotos de producción en años difíciles. Años, como decía Federico (Sacheri, de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén), donde una crisis internacional nos golpeó duramente a todos; donde esa crisis internacional se reflejó en falta de recursos, complicaciones en los mercados, complicaciones en los precios”.

Y que del mismo los fondos destinados al Programa Compensador de Daños Ocasionados por Granizo, servirán “para paliar los efectos nocivos que tiene para los productores este mal y que también está organizado en la provincia de Neuquén”.

Felicitó a los productores, a los funcionarios de la provincia, a los técnicos, a los funcionarios de Nación, porque “se ha trabajado muchísimo en ideas, en proyectos, en ideas-fuerza que tienen que ver con cerrar ciclos y poder realizar la producción con facilidades de infraestructura, como cámaras frigoríficas, empaque, bines y tener organizado en el mediano y en el largo plazo el cierre de una actividad que requiere justamente del frío para que el producto pueda ser colocado debidamente en los mercados”.

Aseguró que los proyectos que se entregaron hoy al secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca serán trabajados y complementados con una ley nacional de fruticultura que servirá para determinar un nuevo programa, “que establezca parámetros, objetivos a mediano y largo plazo y también recursos presupuestarios” que permitirán al sector convertirse “en uno de los puntales que aspiramos tener dentro de la diversificación de una provincia que generosamente aporta en lo energético a la república: en gas, en petróleo, en energía hidroeléctrica y estamos trabajando en energías alternativas”.

Indicó además que se busca en la fruticultura, en la agricultura, y en las energías alternativas “otras fuentes de riqueza permanentes; como el turismo, la minería o la forestación. En esta diversificación está garantizado el futuro”.

Consideró que el potencial de que dispone la provincia a partir del canal de riego del acueducto Mari Menuco, permitirá crear nuevos centros y polos en los que los empresarios e inversores generar nuevos proyectos. “Tenemos quince mil hectáreas disponibles para destinar al riego y destinar a nuevas actividades agrícolas que permitan generar un nuevo horizonte dentro de la provincia del Neuquén”.

Anunció que esta semana las autoridades del Prosap (Programa de Servicios Agrícolas Provinciales) visitarán la provincia para establecer el cronograma de aplicación la ley provincial que fue aprobada y que destina “un fondo del orden de los 500 millones de pesos que va a estar destinado también a la ganadería y a 1400 kilómetros de líneas eléctricas rurales, lo que va a provocar una verdadera revolución en el interior de la provincia”, dado que esto permitirá “construir un federalismo integrado hacia adentro y equilibrado”.

“Sin energía es imposible pensar en procesar nuestras riquezas y tener nuevas actividades o tener, por ejemplo, acceso al agua para riego. Con energía le cambia el horizonte productivo absolutamente a todos los productores, a los pequeños y a los grandes”, dijo.

Condonación impositiva

El gobernador recordó que la reforma fiscal integral que se aprobó el año pasado, procura “el equilibrio fiscal dentro de la provincia, con recaudación de impuestos, buscando equidad, solidaridad fiscal, y en el marco de esta solidaridad hemos modificado algunos impuestos, hemos aumentados otros, hemos suprimido otros”.

En este sentido, anunció que este año 2010 se elevará a la Legislatura de la provincia un proyecto de ley “en el marco de esta emergencia que ha tenido el sector frutícola de la provincia del Neuquén: la deuda inmobiliaria de los años 2007, 2008 y 2009, va a ser condonada y la de 2010 y 2011, va a ser exenta”. De este modo, se beneficiará a cerca de 400 productores “para procurar que dentro de ese sector que haya un capital de trabajo reconstituido para que lo destinen a la actividad y mantener las fuentes de trabajo, mantener el trabajo en el lugar donde nosotros queremos generar e ir creando”, dijo.

“El Estado provincial, el Estado municipal y el Estado nacional son la variable de generación de trabajo en la Salud, en la Educación, en la Justicia, en la Seguridad, pero nosotros creemos que tenemos que crear dentro de la actividad privada las mejores condiciones favorables para que haya una gran generación de trabajo y de fuentes de trabajo, sobre todo para los más jóvenes y para los que buscan su primer empleo”, remarcó.

Destacó la importancia del trabajo conjunto entre el sector público y el sector privado, “es la única manera en que los argentinos podemos salir adelante” y añadió que “me canso de leer noticias de dirigentes que miran por ahí hacia el 2011. Creo que tenemos que mirar nosotros hacia el 2007 y nuestro compromiso asumido con la gente”.

Trabajo conjunto

El ministro Bertoya, realizó una reseña sobre el comienzo de la elaboración del Plan Frutícola Integral en el que se comenzó a trabajar en un programa que aborde la problemática del sector de manera completa, durante los dos últimos años del gobierno del ex presidente Néstor Kirchner. Recordó que el documento elaborado se elevó al gobierno nacional y que la política instrumentada en ese momento es continuado en la actualidad por la presidenta Cristina Fernández.

“Hoy vamos a por primera vez plasmar concreto en Neuquén, con nuestros productores, con sus representantes, con nuestras autoridades, una parte de ese plan frutícola que por primera vez se va a hacer un desembolso importante más de 5 millones de pesos, sobre un total de 10, y de forma directa a los productores y ese plan hoy lo comenzamos a palpar a vivenciar”, aseguró y añadió que para el 2010 el desafío será abordar los “problemas estructurales del sector”, que es lo que se acordó en las reuniones permanentes de trabajo, dado que esta modalidad de subsidio que se hizo necesaria en este momento, no es lo que establece el plan original.

Recordó que la provincia de Neuquén lleva años de trabajo junto a los productores para establecer una política de Estado de la Fruticultura y mencionó a quienes fueron “artífices de construir esas herramientas de trabajo conjunto entre el estado y los productores” como el ingeniero Luis Rossa y Alejandro Cervera, “que tanto lucharon para que estas herramientas fueran una realidad para todos los productores”, dijo e invitó en “honor a ellos a seguir trabajando para que este Plan Frutícola se transforme en una Ley de la Nación”.

Posteriormente se entregaron los cheques a los productores por un monto total de 5.375.000 pesos correspondientes al Programa de Modernización Productiva del Plan Frutícola Integral, que el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación aporta para pequeños y medianos productores frutícolas de la provincia de Neuquén. Los fondos se asignarán en carácter de aporte directo, que beneficia a 326 productores, a razón de 1.500 pesos por hectárea plantada hasta un monto máximo de 30 mil pesos por productor.

Por su parte, el protesorero de la Federación de Productores de Fruta Río Negro y Neuquén, Federico Sacheri, agradeció el esfuerzo presupuestario que significa el aporte tanto para el fondo antigranizo, como para los productores. Aclaró que si bien el fondo actual debía ser destinado a la modernización de la actividad productiva, la crisis que atravesó el sector durante el año pasado, redireccionó los fondos al aporte actual que permitirá resolver cuestiones coyunturales.

Sin embargo, consideró necesario “planificar y determinar qué fruticultura queremos, para poder de ese modo, resolver problemas estructurales de la actividad”, para lo cual, indicó que es imprescindible contar con una Ley nacional.

Además, se hizo entrega a la comisión administradora del Ente Compensador Agrícola del aporte de 1 millón de pesos como parte del mismo programa, con el objeto de promover el acceso al Programa Compensador de Daños Ocasionados por Granizo de los pequeños productores frutícolas de Neuquén.

Carpeta de proyectos

En ese momento, también, el gobernador Jorge Sapag le hizo entrega al secretario Lorenzo Basso de una carpeta conteniendo diversos proyectos elaborados por los actores públicos y privados con el objeto de abordar problemas estructurales de la fruticultura regional. Los principales temas planteados se refieren al procesamiento, al frío y a la comercialización.

Por su parte, el secretario Basso saludó a los productores en nombre del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez y destacó el logro que significó unir a todos los sectores que conforman la cadena productiva del sector frutícola y a los técnicos y funcionarios de las provincias para la confección de este plan integral que “es un eslabón necesario de la planificación estratégica de los sectores productivos”.

Valoró la carpeta de proyectos que el gobernador Jorge Sapag le hizo entrega, porque permitirán continuar avanzando con la asignación de los fondos restantes para el Plan Frutícola, que permitirá cubrir temas más estructurales como la comercialización y la independencia del productor a la hora de vender su producto. “Estoy seguro que vamos a poder llevarlo adelante así como el tema de transformar en ley este plan frutícola”, dijo.

Estuvieron presentes además la ministra de Coordinación de Gabinete, Zulma Reina; el senador Nacional Horacio Lores, el vicepresidente de la Legislatura a cargo de la presidencia, Carlos Gonzales; el titular de la Agencia de Desarrollo y Promoción de Inversiones (ADI-Nqn), Pedro Salvatori; el de Educación, Cultura y Deporte, Ernesto Seguel; el de Seguridad, Guillermo Pellini; el de la Gestión Pública y Contrataciones, Rodolfo Laffitte; la directora nacional de Agricultura, Lucrecia Santinoni; el presidente de la Federación Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, Manuel Mendoza; el intendente de Senillosa, Raúl Béttiga; subsecretario del gabinete y diputados provinciales.

Diálogo con periodistas:

– Gobernador, ¿qué evaluación hace de este acto de entrega de fondos para los productores?

– Es muy importante que los productores tengan estos recursos. Llegaron con un poco de demora, pero llegaron al fin. Son 6 millones de pesos, destinados parte de ellos al fondo antigranizo y otra parte a la emergencia para los costos de producción de unos trescientos y tantos productores. Creo que es muy importante mantener estas fuentes de trabajo y que la fruticultura se consolide en la provincia del Neuquén en el corto y el mediano plazo. Y con este programa, que puede ser convertido en ley, podemos desarrollar realmente en la fruticultura uno de los pilares que aspiramos junto con el turismo, la forestación, la minería; son actividades que vienen a diversificar, junto con las energía alternativas y el conocimiento, la actividad productiva de la provincia.

– Gobernador, usted en el discurso habló de esta energía alternativa y convocó a los productores a empezar a producir otro tipo de combustible.

– El tema del biodiesel es muy importante, porque tenemos una gran potencialidad ahora en Mari Menuco. Es una obra que termina en la parte que es agua para consumo y que esperamos rápidamente, con inversiones privadas, destinar con agua para riego a parcelas productivas, aprovechando estas oportunidades que ofrece la necesidad de mezclar naftas convencionales con el cinco por ciento de biodiesel . Creo que en Neuquén tenemos grades probabilidades para trabajar en este sentido.

– En el caso digamos para riego, originalmente, los proyectos originales – si mal no recuerdo-, fueron modificados. ¿En que instancia está la etapa de agua para riego, el agua destinada para riego?

– Bueno, los cinco kilómetros de acueducto están construidos, está el acueducto a cielo abierto. Puede regar las 15 mil hectáreas del bajo Los Barreales, aquí en Mari Menuco. Ahora viene el proceso de poner en marcha esa actividad, que requiere una inversión importantísima. O sea, no es todo el agua, sino que las obras secundarias y terciarias requieren una gran tarea. Así que vamos a convocar a los inversores privados a que se interesen. Fundamentalmente nuestro interés es generar esta actividad vinculada con el biodiesel, pero puede haber otras actividades, como por ejemplo el aceite de oliva que tiene mucho éxito. Hemos visto unas plantaciones en la zona de Añelo y somos muy optimistas de generar un polo olivícola en la provincia del Neuquén.

– Eso le iba a preguntar: qué es un polo olivícola, eso usted lo había anunciado junto con lo del biodiesel.

– Un polo de todo lo que tiene que ver con los olivares, el aceite de oliva, y generar una planta regional que pueda procesar no sólo la producción de quien ponga esa planta sino procesar la producción de otros productores menores. Es que se pueda aglutinar y generar, en un mercado donde hay una demanda insatisfecha enorme, un polo de producción en la provincia de Neuquén. Se da muy bien el olivo en la provincia de Neuquén.

– ¿Es para consumo interno, gobernador?

– No, no. Bueno, también puede ser para los supermercados. Se puede envasar y vender al supermercado, pero hay una demanda de exportación enorme. Se puede vender lo que se produzca. Sobre todo, y me olvidé de decirlo en el discurso, en vez de decirlo lo pensé y por eso se los digo a ustedes, pensando en la Patagonia, que es una denominación de origen que tiene un éxito en los mercados tremenda por todo lo que tiene que ver hoy con los comestibles ecológicos.

– Y en cuanto a los concursos que se esperan para llamar, ¿para cuándo los están pensando?

– Estamos trabajando en los papeles. Es decir, estamos trabajando para ver de qué cantidad de tierras disponemos y concursarlas. Pero, este año seguro.

– No serían las 15 mil hectáreas, sería un porcentaje menor.

– No, porque tenemos que ver también el régimen de tierras. Es decir: hay tierras que son privadas, hay tierras que son públicas y hay tierras que están en proceso de expropiación. Tenemos que empezar con mil, dos mil o tres mil hectáreas, que sean las que están disponibles para la provincia.

– En cuanto a los fondos que se firmaron hoy y el Plan Frutícola. Se manifestó el apoyo a la propuesta del Plan Frutícola de Río Negro y Neuquén desde el gobierno nacional. ¿Para cuándo se esperan esta ley, esperan que salga para este año?

– Esperemos que se trate este año 2010, sin lugar a dudas. Es una herramienta importantísima, tanto en lo jurídico como en lo presupuestario. Es una planificación a mediano y a largo plazo, tanto pensando en el suelo como pensando también en cuidar el recurso y en la parte ecológica, pensando en qué tipo de tratamiento. Como el que estamos haciendo en la región combatiendo la carpocapsa, donde hay un trabajo que es muy respetuoso del medio ambiente y muy respetuoso del ser humano.

– Gobernador, en cuanto a otras medidas anunciadas para el sector, está lo de las exenciones. ¿Esto tiene que ver con el inmobiliario rural solamente? Y, en tal caso, ¿qué universo abarcaría?

– Son 400 pequeños productores y es el inmobiliario rural, exactamente. Es para permitirles recomponer el capital de trabajo.

– ¿De qué dinero se está hablando?

– No sé exactamente. Son 400 productores pequeños. O sea que en los fondos de la provincia no representa una cifra importante, pero sí para los productores representa recomponer el capital de trabajo. Por eso no lo han podido pagar (el impuesto inmobiliario rural) en 2007, 2008 y 2009. A los que no lo han podido pagar, se los vamos a condonar. Y en 2010 y 2011 los vamos a eximir, siempre y cuando esos recursos vayan a recomponer capital de trabajo de la actividad, que no se desvíen a otra actividad.

-Sobre la situación legal de Villa Pehuenia ¿cuál va a ser la posición del gobierno provincial, como Estado?

-Defender la institucionalidad, la seguridad jurídica, el Estado de derecho y la solidez y solvencia de los actos del Estado. Defendiendo que el municipio se creo que en forma legal y de acuerdo a lo que establece la Constitución provincial y las leyes.