Se trata de fondos correspondientes a las leyes 2620 y 2621 de Microcréditos y Reconversión Productiva, y a las leyes 2482 y 2606 de Incentivo Forestal.

Este miércoles al mediodía se realizó la entrega de fondos por un total de 4.302.684 pesos para diversos circuitos productivos neuquinos, enmarcados en las leyes 2620 y 2621 de Microcréditos y Reconversión Productiva, y las leyes 2482 y 2606 de Incentivo Forestal. De esta manera se beneficiará a un total de 48 personas y entidades de diversas latitudes de la provincia.

El acto se realizó en la antesala del Auditorio de Casa de Gobierno y fue presidido por los ministros de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, y de Economía y Obras Públicas, Omar Gutiérrez. Asistieron también la diputada nacional Olga Guzmán; los subsecretarios de Producción, Javier Van Houtte, de Turismo, Beatriz Villalobos, de Tierras, Eduardo Ferraresso, y de Ingresos Públicos, Alejandro Monteiro; el presidente de la Cooperativa Calf, Marcos Silva; y el titular del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep), Claudio Garretón.

Leandro Bertoya explicó que los fondos se gestionaron en base a «herramientas legales-financieras que a través del Iadep, el ministerio de Economía y Obras Públicas y el ministerio de Desarrollo Territorial se han puesto a disposición de todos los pequeños productores, comerciantes, empresas de servicios y pequeñas industrias para que con su esfuerzo cotidiano puedan llevar a sus familias».

Por un lado, comentó que las leyes 2620 y 2621 «son leyes que se han sancionado durante la gestión del gobernador Jorge Sapag, y que permiten a aquellas personas que no son beneficiarias de créditos mediante el sistema formal -por las exigencias que impone el Banco Central para este tipo de operaciones- darle financiamiento a pequeños inversores y productores en actividades turísticas, servicios, comercio, industria y producción».

En referencia a las leyes de Incentivo Forestal, el ministro indicó que «otorgan un subsidio a los forestadores para que realicen las tareas de poda y raleo que permitan que, luego de varios años de trabajo, puedan alcanzar una madera de excelente calidad para que la actividad sea económicamente rentable».

Microcréditos

La Ley 2620 del Programa Provincial de Promoción de Microcréditos sirve a la promoción y al fortalecimiento de la economía social con el objetivo de estimular el progreso integral de las personas, los grupos de escasos recursos y las organizaciones no lucrativas de la sociedad civil. También busca asistir a emprendedores que se encuentran iniciando o desarrollando proyectos de producción de manufactura, reinserción laboral o comercialización de bienes o servicios urbanos o rurales en el ámbito provincial.

Cuenta además con el Programa de Devolución en Especies, que asiste a pobladores rurales que requieran asistencia financiera especial para llevar a cabo emprendimientos de seguridad alimentaria y/o comercialización; y también está contemplado el Programa Minifundistas, que financia proyectos presentados por esa clase de productores o por pobladores rurales que por su situación socioeconómica requieren asistencia para llevar a cabo emprendimientos productivos.

De este modo se facilita la asistencia crediticia y técnica, tanto como la capacitación y el acompañamiento a pobladores rurales para emprender alguna actividad productiva o que ya se encuentren realizando la misma.

En tanto, la Ley 2621 contempla el Programa de Reconversión Productiva, que busca promover actividades no tradicionales incluyendo la actividad turística y el desarrollo del turismo rural. También se plantea la incorporación de nuevas prácticas y tecnologías para contribuir a la diversificación de la producción neuquina de bienes y servicios; facilitar la asistencia técnica y la capacitación de los productores; y asistir en la incorporación de nuevas pautas tecnológicas, entre otros objetivos.

Incentivo forestal

Su objetivo es mantener e incrementar la actividad con beneficios de aportes no reintegrables destinados a forestaciones comunitarias, pequeños, medianos y grandes productores, como poda y raleo, así como exenciones impositivas. Rige la exención de pago de aforos y demás derechos forestales provinciales para bosques implantados.

Así se busca promover mediante distintos programas las plantaciones de salicáceas y coníferas en comunidades indígenas, municipios, asociaciones de fomento rural, además de pequeños y medianos productores forestales del interior provincial.

Existen en la provincia aproximadamente 60 mil hectáreas de bosques implantados de diferentes edades que necesitan podas y raleos para producir plantas con buen crecimiento y sanas para que cuando lleguen al turno de corta final se obtenga una madera de alta calidad.

A través de la ley 2288, Neuquén adhiere al régimen de inversiones para la actividad forestal establecida por la ley nacional 25080, y la autoridad de aplicación es el ministerio de Desarrollo Territorial.