El ministerio de Desarrollo Territorial le asignará un aporte no reintegrable destinado a asistencia técnica y capacitación de los recursos humanos, en el marco de la ley provincial Nº 2784 que aprobó un nuevo Código Procesal Penal para la provincia de Neuquén.

A través de un acuerdo que se firmó este mediodía en Neuquén, el ministerio de Desarrollo Territorial realizará un aporte no reintegrable por 530 mil pesos al ministerio Público Fiscal, que serán administrados a través del Consejo Federal de Inversiones (CFI) y que serán destinados para el desarrollo del Programa de Fortalecimiento Institucional que busca implementar el nuevo Código Procesal Penal, mediante la asistencia técnica y la capacitación de los recursos humanos.

El convenio lleva la firma del ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, y el fiscal ante el Tribunal Superior de Justicia, José Gerez y se fundamenta en la necesidad del ministerio Público Fiscal para “desarrollar políticas, planes y programas orientados específicamente a las necesidades del mismo”.

En la cláusula segunda, el convenio estipula que “el aporte será destinado a la asistencia técnica para el diseño institucional del ministerio Público Fiscal y su marco regulatorio, actualización en derecho penal, capacitación en materia de litigación penal oral, entrenamiento en análisis estratégico, planificación y negociación, adiestramiento en metodología de la investigación criminal, cooperación para la elaboración de reglas de actuación, principios, procedimientos y protocolos específicos, y observación del funcionamiento de sistemas adversariales en funcionamiento”.

Luego de la ceremonia, de la que participó la coordinadora general del ministerio y representante del CFI, Yolanda Maiolo, el titular de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, comentó que “hoy se firmó un acuerdo de cooperación en el cual se utilizan recursos pertenecientes a la provincia, que se administran a través del Consejo Federal de Inversiones por 530 mil pesos, por una propuesta que nos trajo el fiscal y nosotros con gusto queremos que se implemente a través de su conducción”.

El ministro detalló que los fondos se destinarán a “la capacitación de los recursos humanos para hacer una justicia más eficiente con personal más calificado y que cuente con las herramientas para hacer que todo el proceso se haga con eficiencia, celeridad y transparencia en los procesos”.

Por último, Bertoya comentó que “estamos muy contentos por esta colaboración que nos ha permitido hacer el fiscal y esperamos que esto se vuelque rápidamente a lo largo de lo que queda este año y el año que viene en acciones concretas al personal del Poder Judicial”.

En tanto, el fiscal Gerez explicó que “el nuevo Código Procesal Penal plantea un nuevo diseño, de una justicia más eficiente, eficaz y que busca dar una respuesta a la sociedad en forma más rápida y dinámica. Evidentemente se está planteando un cambio de paradigma, no solo porque se pasa de un sistema mixto a uno acusatorio –donde la investigación va a estar a cargo exclusiva y excluyentemente del ministerio Público Fiscal- sino que se pasa de un sistema escritural a uno oral y se trata de privilegiar la solución del conflicto en base a los medios alternativos, reservándose la investigación para los grandes crímenes y casos que realmente conmueven el interés general” manifestó el letrado.

“Para operar estos cambios hace falta capacitación, por eso sin ella este cambio de paradigma no es posible” indicó el fiscal y agregó que “agradezco el compromiso asumido al ministro Bertoya de gestionar ante el CFI estos fondos que van a ser destinados a la capacitación del ministerio Público Fiscal en lo que es metodología de investigación criminal, solución alternativa de conflictos penales y técnicas de litigación en materia oral. Además se van a aplicar a un asesoramiento de asistencia técnica para la elaboración de protocolos de actuación para la investigación criminal” concluyó Gerez.