Yo diría que salvo por el cheque grande ése que hicimos, vamos mejorando. El cheque ese grande es la antítesis de lo que ustedes hacen y lo que queremos hacer. Porque lo que ustedes hacen no tiene precio. Conquistar el horizonte, decía  Gustavo (Alcaraz, ministro de Ciudadanía), poner la mirada siempre en el otro. El recurso económico es una pata necesaria.

Entonces, recién cuando les entregábamos les decíamos ‘felicitaciones’ y nos decían ‘gracias’. Y uno me dijo dos veces ‘gracias’. Las gracias son para ustedes, porque son ustedes los que están entregando la vida, poniendo el eje en el desarrollo del otro para fortalecer el desarrollo colectivo en la provincia del Neuquén. Si ustedes no harían lo que hacen, no estaríamos acá.

El Estado tiene la responsabilidad de jugar en línea con ustedes, de trabajar. Para mí es una gran alegría, porque cuando comprometimos el fortalecimiento institucional, la verdad que uno ahora se da cuenta qué gran familia tiene la provincia del Neuquén trabajando, en la promoción, con coherencia y haciendo realidad los valores de vida. Ustedes encarnan los valores de vida. Son un ejemplo, son el espejo en el cual debemos concretar en nuestros hechos lo que ustedes pregonan, irradian y contagian.

Y una corrección o una crítica constructiva: ‘vos ganaste’, ‘vos ganaste’ y acá están los que ganaron. Pareciera que los otros 19 perdieron. Un gran aplauso para los otros 19 que hoy no están acá. Porque el concurso y la competencia son en sí una excusa.

El Papa Francisco dice que en el deporte el otro no es un enemigo sino que es un rival que en la competencia permite, al ir en pos y en búsqueda de la superación, crecer uno. En este concurso ha habido una competencia y hemos aprendido. Yo miraba en el video la imagen de Gustavo conversando en cada una de vuestras instituciones y en ese video se ve mucho amor de cada uno de ustedes. ¿Y por qué aprendemos? Porque esto lo tenemos que hacer a lo largo y ancho de toda la provincia.

Vamos a volver a hacer otro concurso en el cual los que ya ganaron no van a poder participar. No se gana dos veces. Ya ganaron. Y vamos a integrar la provincia en cuatro zonas, puede ser Norte, Sur, Centro Confluencia y Cordón Hidrocarburífero. Y vamos a hacer de acá a fin de año un nuevo concurso, que van a ser cuatro concursos Gustavo, uno en cada zona, para que podamos fomentar esto que se hizo desde Neuquén, pero allá. El federalismo que tantas veces hemos solicitado, exigido y reclamado tiene que empezar por casa.

Nosotros tenemos que ir a Villa La Angostura, a Huinganco, a Cutral Co, a Plaza Huincul, tenemos que ir a estrecharnos las manos con cada uno de ustedes para decirles ‘muchas, muchas gracias’ por este proyecto que nos hace a todos, los 700 mil habitantes que hay en la provincia del Neuquén, estar convencidos que juntos, juntos podemos más y no hay imposibles.

Dice la Madre Teresa de Calcuta: hacé lo que yo no puedo, que yo voy a hacer lo que no podés y juntos vamos a poder hacer muchas obras. Entonces, lo que buscamos aquí fue poner en valor el trabajo de ustedes. Darle visibilidad, dicen los comunicadores. Esta foto que hay en la entrada es importante para que quienes están haciendo esto a lo largo y a lo ancho de la provincia tengan un estímulo para profundizar este camino.

Este es el camino del desarrollo de Neuquén. Este el camino cuando decimos de no confrontar, de que no haya mezquindades, de que no haya egoísmo. Ustedes transpiran la camiseta de la solidaridad, del amor, del respeto, de la construcción, de la sumatoria de soluciones, no de confrontaciones.

Entonces esto lo tenemos que poner en valor y lo queremos trabajar a lo largo y ancho de toda la provincia. Y queremos estar, por si hay algún bajón también, poder tomar un envión anímico entre todos. No debe ser fácil estar al pie de la trinchera llevando adelante estos programas. Quienes anónimamente trabajan en esto, quitan espacio a la familia, quitan espacio al trabajo personal, entendiendo que este es un trabajo personal por la sociedad.

Entonces, como me dijeron el otro día, las muchas gracias, las muchas gracias son del gobierno de la provincia para con todos ustedes, para los 10, más los 19, más los que van a venir a este concurso que vamos a hacer y que vamos a premiar en este año. Son un ejemplo y queremos encontrarnos lisa y llanamente en un abrazo, en una palabra, en una alegría, en una tristeza, sabiendo que este es el camino que queremos andar. Este es el camino de la institucionalidad.

Y necesitamos contagiar para que aquellos que también cuando hacen una entrega extrema durante un tiempo y en algún momento decidan volver a tomar la exclusividad de la familia o el trabajo, haya quien le dé continuidad. Lo más importante de la obra que ustedes están llevando adelante es que ustedes siembren para poder cosechar. No es eterna la entrega de uno. Cuando termine la entrega de uno, miren a vuestro alrededor y empiecen a sembrar y sembrar para ver quiénes le van a dar continuidad a esta obra.

La promoción de los valores, el fomento y el desarrollo de la cultura, del deporte, de la  educación, de la mirada inclusiva y abarcativa, de la diversidad, pensando y soñando en el otro, es algo que nosotros estamos convencidos que ustedes, que la sociedad y que los neuquinos, lo reclaman y lo demandan. Y esa mirada es la que nosotros hemos comprometido en estos cuatro años que va a triunfar. Por eso, nuestro agradecimiento a ustedes.

Nosotros tenemos una mirada, la de ustedes, de fortalecer el trabajo de la calle hacia los escritorios, dándole lugar a una profundidad del federalismo. Nosotros creamos en el sistema educativo nuevos distritos, para que las decisiones estén más cercanas a los problemas, para que las soluciones sean más rápidas.

Por eso ahora queríamos también decirles, en este marco, que vamos a crear un nuevo distrito escolar en el interior profundo de la provincia del Neuquén. Picún (Leufú), Piedra del Águila y todos sus alrededores, a partir de hoy, tienen su propio distrito.

Estamos felices y emocionados de este ejemplo de vida de ustedes. Y renovamos nuestro compromiso para trabajar tomados de la mano estos cuatro años. Queremos que al finalizar estos cuatro años hayamos construido, en el fortalecimiento de cada una de vuestras instituciones, una red solidaria mucho más amplia gracias al fervor, a la entrega y al amor que le pone cada uno de ustedes.

Así que cuando reciban algún premio o algún aporte económico, dejen de decir gracias, porque es lo que se han ganado, es lo que necesitan mínimamente para seguir levantando el desarrollo social. Los agradecidos somos todos nosotros, toda la sociedad, con el ejemplo que ustedes brindan a diario. Multipliquemos, contagiemos y vamos para adelante con este camino que no tiene vuelta atrás, que no tiene mirada para atrás; hay que ir para adelante. A veces hay alguna duda, un pasito al costado para pensar y reflexionar, pero siempre de frente y para adelante.

Estamos felices y nos sentimos muy seguros en las convicciones y el acompañamiento de cada uno de ustedes. Esto es Patria, esto es provincia, esto es familia, esto es pueblo; son ustedes. A levantar bien alto esta bandera, sigamos construyendo un Neuquén más justo y más igualitario, que sea el reflejo de los valores que ustedes promueven y que, con coherencia y hechos, a diario dejan en cada rincón de nuestra querida provincia del Neuquén. Felicitaciones.