Para mí esto es una alegría. Cada etapa que se cumple, un objetivo que se alcanza, da paso a una nueva etapa y un nuevo objetivo. Quiero agradecer a todo el pueblo de Chos Malal, porque cuando hubo que dar una evaluación de un proyecto político que estaba transformando la ciudad, fue por más, redobló la apuesta y votó por la continuidad de un proyecto en sus aciertos y por el cambio en algún error que, sin lugar a dudas, se pudo haber cometido.

Fruto de ese voto de confianza es que a seis meses de haber iniciado Hugo (Gutiérrez, intendente de Chos Malal) su gestión, que es la continuidad de esta gran transformación que ha llevado adelante (el vicegobernador) Rolando Figueroa de Chos Malal, hoy estamos iluminando esta cancha de hockey. En dos meses estaremos inaugurando la cancha de fútbol, una de las tres que en esas dimensiones tiene el país.

Pero además lo más importante es que aquí hubo un sueño. Los sueños los sueñan los locos cuerdos, los ejecutan los luchadores natos, los disfrutan los felices cuerdos y los critican los inútiles crónicos. No fue fácil tomar la decisión de reservar este espacio para impulsar una villa olímpica, una villa deportiva, un pulmón deportivo. Esa decisión la tomó Rolando, acompañado de todo un pueblo. Esa decisión fue muy importante, porque permitió el empuje en el equipo para hacer realidad esto. Ahora lo que hay que hacer es no parar.

Ahora hay que dar iluminación a la cancha de fútbol y hay que seguir, porque miren la cantidad de gente que hay aquí a esta hora: padres, chicos. Esto es un ejemplo de que juntos los neuquinos podemos, porque sabemos lo que hay que hacer para ganarle a la droga y al alcohol. Este es el ejemplo. Esto es lo que los neuquinos quieren, que la infraestructura deportiva no pare, esté las 24 horas funcionando, porque la droga y el alcohol no tienen descanso; te sorprenden en cualquier esquina y en cualquier momento.

Felicito a todo el pueblo de Chos Malal por esta gran obra de infraestructura, por la calidad, por el amor. Nos redobla el esfuerzo sabiendo que se puede hacerlo realidad en toda la provincia. Queremos y estamos comprometidos con que en cada pueblo y en cada ciudad, exista esta infraestructura deportiva, para que al alcance de la mano cada neuquino tenga la posibilidad de elegir el deporte y la cultura, elegir cultura y deporte, y decirle no a la droga y al alcohol, al alcohol y la droga.

A la droga y el alcohol decile no. Decile sí a la educación, a la cultura y el deporte para tener accesibilidad al trabajo, que es el motor de desarrollo de la familia, la célula de toda sociedad.