Encuentro en Buenos Aires por la emergencia rural

septiembre 2, 2011

Representantes del Comité Político de Coordinación Provincial se reunirán el próximo lunes con el director de Emergencia y Desastre Agropecuario de la Nación, Haroldo Lebed. Entre otros temas, se abordará el estado de situación del sector productivo afectado por la ceniza y la sequía.

Autoridades de organismos privados y públicos nacionales y provinciales se reunirán el próximo lunes 5 con el director de Emergencia y Desastre Agropecuario del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Haroldo Lebed. En el encuentro se analizarán distintos aspectos de la emergencia rural establecida en el territorio neuquino.

La reunión de trabajo se desarrollará desde las 13 en la sede de la cartera de Agricultura y participarán los representantes del Comité Político de Coordinación Provincial (CPCP),entre ellos el subsecretario de Producción y Desarrollo Económico, Javier Van Houtte; técnicos y funcionarios del ministerio de Desarrollo Territorial, de la la subsecretaría de Agricultura Familiar, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y de la Administración de Parques Nacionales.

El subsecretario Van Houtte adelantó algunos de los temas previstos para la reunión con Lebed. “Por un lado –dijo- se presentará el estado de situación del sector productivo afectado por la ceniza y la sequía. Además, se hará un repaso sobre los fondos recibidos y ejecutados y se plantearán necesidades futuras”.

Hasta el momento, entre aportes nacionales y provinciales, se destinaron más de cinco millones de pesos para atender la emergencia, que son descentralizados a través de los Comités Locales de Emergencia Rural (CLER).

A esto se sumó el anuncio de unos 2,5 millones de pesos más que se obtuvieron mediante un crédito internacional que la provincia tomó del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), a través del Programa de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa).

Estos recursos se destinarán al pago de fletes y forrajes que se entregarán en forma directa a los CLER. Tal como se viene realizando, los fondos serán prorrateados en los índices que cada comité local recibe en función del nivel de afectación de ceniza y sequía.