El niño nació a las 00.22 y pesó 2,470 kilos.

A los 22 minutos del tradicional brindis de la medianoche, en la Maternidad del Hospital Dr. Horacio Heller festejaron el llanto de Franco Alejandro, el primer bebé neuquino del año.

Araceli Cañete, de 19 años, y su pareja, Braian San Martín, dejaron el domingo temprano su lugar de residencia en Andacollo y viajaron de urgencia a Chos Malal, porque ella había roto bolsa faltando aún unas semanas de gestación para completar su embarazo.

Faltando algunas horas para que terminara el 2017, un vuelo sanitario preparado para la ocasión trasladó a Araceli y Braian al hospital Horacio Heller de la capital neuquina, donde la guardia del flamante Centro Obstétrico fue la encargada de recibirlos.

Cuando los relojes marcaron las 00.22, la joven dio vida a su segundo hijo, que nació de 35 semanas por parto natural y recibió el título de “primer bebé del año” de la provincia del Neuquén. El bebé pesó 2,470 kilos.

La obstetra Nadia Cobarruvia, la médica residente de tocoginecología Selene González, las médicas pediatras Carolina Rey Mac Williams y Cecilia Molinas, la médica residente de pediatría Olivia Ciruzzi y otros trabajadores del hospital participaron del nacimiento.

A pesar de ser prematuro, Franco pasó toda la noche con su mamá en la habitación. Con él, son tres los bebés nacidos en el hospital Heller el 1 de enero de este nuevo año.