Con una inversión superior a los 57 millones de pesos, instalará un centro de operaciones que permitirá expandir y ampliar sus actividades, vinculadas a la prestación de servicios de explotación y producción requeridos por los yacimientos petrolíferos durante toda su actividad.

Se llevó a cabo esta mañana la firma de un convenio entre la provincia de Neuquén y la empresa Schlumberger Argentina SA por la venta de un lote en la zona denominada Z1, en la meseta ubicada al norte de la ciudad de Neuquén. La operación demandará una inversión superior a los 57 millones de pesos para emplazar la nueva base.

El objetivo es instalar un centro de operaciones que permitirá expandir y ampliar las actividades de esa empresa, vinculada a la prestación de servicios de explotación y producción requeridos por los yacimientos petrolíferos durante toda su actividad.

El terreno forma parte de un espacio de 300 hectáreas que dispuso la provincia con la finalidad de generar un polo industrial en una zona estratégicamente seleccionada. En este aspecto se espera una inversión total de 600 millones de pesos y la generación de 700 fuentes de trabajo genuino.

Al respecto, el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, comentó que “en primer lugar estamos muy contentos de informar que las 300 hectáreas cedidas para conformar el nuevo parque industrial ya están cedidas para proyectos de diversas magnitudes. En este caso, Schlumberger se ha comprometido a realizar importantes obras que traerán múltiples beneficios, como la descompresión en el tránsito y la disminución de riesgo por la circulación de maquinaria pesada en el ejido de la ciudad”.

“Junto a las demás empresas que estarán en ese lugar –indicó- vamos a generar un núcleo logístico para la actividad petrolera -que crea cientos de puestos de trabajo- en un espacio establecido para esos fines. Este lote está a sólo dos mil metros del aeropuerto de Neuquén -donde buscamos hacer un aeropuerto de cargas- y está muy cerca de todo el entramado vial para equipos pesados, por lo que tenemos muchas expectativas con estas empresas que abren un abanico de posibilidades a partir del desarrollo de Vaca Muerta. Y queremos que estos puestos de trabajo queden en nuestra provincia”.

Por otro lado, Bertoya explicó que “Schlumberger ha cumplido con todas las etapas fijadas por las normas en vigencia, es decir, se inscribió en el ante el Registro Provincial de Inversores a cargo de la subsecretaría del Copade donde se exigen todos los requisitos y presentó su plan de inversiones que estipula los tiempos para realizar las obras acordadas”.

La empresa realizó una solicitud de 13 hectáreas (136.873,75 metros cuadrados) en el área conocida como Z1, en el marco de los beneficios estipulados por ley provincial Nº 378 (de Promoción Económica) y se presentó en el Registro de la subsecretaría del Copade. Se realizó además un estudio de factibilidad técnico-legal de la idea-proyecto presentada por la empresa, cuyo resultado fue satisfactorio.

Habiendo cumplido con los requisitos, la entidad podrá construir e instalar su base operativa para brindar servicios de registros eléctricos de pozos abierto y entubado, cementación de pozos, fractura mecánica de pozos, coiled tubing, cañería flexible, testeo de pozos, perforación direccional de pozos y registros en tiempo real, entre otros servicios vinculados a la exploración y producción hidrocarburífera.

Para ello invertirá 57.400.586 pesos en obras de infraestructura y edilicias en un plazo no mayor a dos años, con una generación de empleo variable y creciente según el desarrollo de la actividad, contando en la actualidad con 720 puestos permanentes en la zona. Asimismo, entregará a modo de garantía la suma de 574.005 pesos, lo que representa el uno por ciento del monto total de la inversión, según estipula la ley Nº 378.

Entre las obligaciones que contrajo la empresa, deberá realizar la limpieza de terreno, enrejado, playa de maniobras para vehículos livianos y otra playa para vehículos pesados, veredas, desagües y drenajes, espacios verdes, edificios de oficinas, garita de vigilancia, taller mecánico, iluminación, instalación de gas y planta de tratamientos de efluentes físico químicos, entre otros.

La flota pesada circulará en el nuevo trazado de la ruta nacional Nº 22 y generará empleo a través de la contratación de mano de obra para realizar las obras necesarias de puesta en marcha del nuevo establecimiento.

El apoderado de la firma Schlumberger SA, Jorge Visintini, comentó que “el convenio es compromiso de inversión por parte nuestra para, en dos años, tener una base operativa funcionando”, y aseguró que “esto traerá una importante combinación de beneficios como la disminución del impacto ambiental, la fluidez del tránsito, eficiencia en costos y tiempos”.

Finalmente, indicó que “el lugar es estratégico porque nos une al aeropuerto, Senillosa y con Añelo a través del Cañadón de las Cabras”.

De la jornada también participó el director provincial de Proyectos e Inversiones, Eduardo Matkovich, y el de Industria, Comercio y Servicios, Gustavo Barraza.