Desde el EPAS se informó que una empresa contratada por la municipalidad de Neuquén rompió un caño en la intersección de Irigoyen y Matheu, y no dio el aviso correspondiente a la prestadora del servicio.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que una empresa contratada por la municipalidad de Neuquén rompió nuevamente un caño de agua potable, esta vez en la intersección de las calles Irigoyen y Matheu, y no dio el aviso correspondiente a la prestadora del servicio que tomó conocimiento a través de los medios de comunicación y de los reclamos a la línea 0800 durante este lunes.

Se trata de un caño de 75 milímetros AC ubicado en la zona donde el municipio se encuentra realizando trabajos pluviales. Personal del EPAS se acercó hoy a primera hora al lugar para constatar la naturaleza de la rotura y confirmó que se trata de la cañería de agua potable, desmintiendo así algunas versiones que hablaban de desbordes cloacales.

La reparación, como es habitual en estos casos, es llevada adelante por la empresa que ocasionó el inconveniente bajo supervisión de personal del EPAS. Por el momento, no se ha establecido si será necesario cortar el suministro.