Cerca de cien personas participaron de la actividad impulsada por el Proda, con la finalidad de promover la alimentación saludable y brindando posibilidades de economía local y social a futuro.

El Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda), dependiente del ministerio de Producción e Industria, llevó a cabo una nueva capacitación sobre los conceptos básicos para desarrollar una huerta orgánica y la práctica de cultivos urbanos en espacios reducidos.

La actividad se realizó el sábado, oportunidad en que también tuvo lugar una feria de venta de plantines y productos de la huerta, y un sorteo para todos los participantes.

El taller se centró en los aspectos fundamentales de la producción orgánica de hortalizas y plantas aromáticas en microespacios urbanos, con temas variados como: compostaje en casa, calendario local de otoño e invierno, sincronario solar lunar biodinámico, botiquín natural para la huerta y los huerteros, creando biodiversidad, los siete alimentos que aportan energía cultivados en casa (rábano daikon, apio, perejil, kale, repollos, zanahoria y rúcula).

La capacitación estuvo orientada especialmente a personas, familias, instituciones y organizaciones que quieren producir sus propios alimentos pero no disponen de grandes extensiones de tierra para sembrar. Se puede desarrollar en pequeñas superficies, ya sea en patios, jardines, terrazas, balcones y hasta en macetas.

Las capacitaciones que realiza el Proda son gratuitas y abiertas a toda la comunidad, vecinos, organizaciones e instituciones interesadas en la producción orgánica de alimentos, aun cuando dispongan de un pequeño espacio urbano para llevar adelante una huerta.

En esta ocasión se solicitó una contribución a beneficio de la Escuela Padre Fito, donde está emplazada una de las huertas comunitarias del Proda.