Durante dos semanas, de lunes a viernes de 8 a 17, las mujeres entre 50 y 70 años, con o sin obra social, pueden acercarse al nosocomio para hacerse una mamografía. En la provincia del Neuquén, el cáncer de mama es una de las principales causas de mortalidad de las mujeres.

De acuerdo con lo informado por el ministerio de Salud, desde el martes 16 hasta el 31 de este mes, el móvil oncológico de la Asociación Lucha Neuquina Contra el Cáncer (Luncec) atenderá en el hospital Heller.

Esta acción se enmarca en el mes de la prevención del cáncer de mama, con el objetivo de fortalecer la accesibilidad a los estudios diagnósticos vinculados a esta patología. En este sentido, la Red de Patologías Mamarias del ministerio de Salud, el equipo de salud del hospital Heller y el de Luncec desarrollarán actividades de prevención y detección precoz del cáncer de mama.

Durante dos semanas, de lunes a viernes de 8 a 17, las mujeres entre 50 y 70 años, con o sin obra social –incluidas afiliadas al ISSN y PAMI, entre otras–, que no tengan una mamografía en los últimos dos años, pueden acercarse al nosocomio de la calle Godoy y Lihuen, para hacerse un estudio de ese tipo de rastreo o tamizaje.

Las interesadas en solicitar un turno pueden hacerlo en consultorios externos del hospital desde mañana martes 9 de octubre y en total se darán doce turnos diarios. También podrán acercarse a los centros de salud de los barrios San Lorenzo Norte, San Lorenzo Sur, Almafuerte, Colonia Rural Nueva Esperanza y Los Hornitos, y tramitar un turno para realizarse la mamografía en el Heller.

Con la presencia del móvil del Luncec en el hospital Heller se busca facilitar la realización de los controles y estudios periódicos que requiere la mujer, fundamentalmente a partir de los 50 años.

La mamografía es un método eficaz para la detección precoz del cáncer de mama. Permite detectar lesiones pre malignas y malignas tempranas, lo que aumenta las probabilidades de recuperación y curación.

En Argentina hay 19 mil casos nuevos de cáncer de mama por año y, en la provincia del Neuquén, es una de las principales causas de mortalidad de las mujeres.