Propuso incorporar al salario básico los porcentajes de aumento ya ofrecidos. De esta manera, al impactar también en ítems salariales como la antigüedad y el título, mejoran el incremento, que ascendería a un promedio del 12 por ciento.

El gobierno provincial realizó esta tarde una mejora en la propuesta salarial para el segundo semestre del año a los trabajadores del Estado neuquino, pasando al salario básico los incrementos ofrecidos la semana pasada. Al impactar también en la antigüedad y el título que acredite el trabajador, el aumento implicará una mejora mayor, de un promedio del 12 por ciento, de acuerdo con las categorías de revista.

Los ministros de Gobierno y Justicia, Mariano Gaido; y de Economía e Infraestructura, Norberto Bruno, recibieron a la dirigencia de los gremios estatales ATE y UPCN, encabezadas por Carlos Quintriqueo y Jorge Marillán; y por Luis Querci y Edgardo Oñate, respectivamente.

El responsable de la cartera política explicó que se trata del “mejor ofrecimiento posible dentro de las restricciones presupuestarias de la provincia” y reiteró su predisposición para lograr un acuerdo en el marco del diálogo.

En rueda de prensa al término de los encuentros, los representantes gubernamentales explicaron que la nueva propuesta se realiza contemplando la misma masa salarial, y mejora la oferta inicial al pasar las sumas al salario básico, totalizando un incremento anual que coincide con la inflación proyectada para 2016 en Neuquén, estimada en un 31 por ciento.

El responsable de la cartera política explicó que se trata del “mejor ofrecimiento posible dentro de las restricciones presupuestarias de la provincia” y reiteró su predisposición para lograr un acuerdo en el marco del diálogo.

En ese sentido, Gaido sostuvo que se volverán a reunir con los representantes de los trabajadores “las veces que sea necesario, porque es el único camino para ponernos de acuerdo”.

Sobre la fecha del pago de los salarios de julio a los trabajadores dependientes del Estado neuquino, Bruno precisó que esperaban arribar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores para liquidar los sueldos con el aumento. No obstante, analizarán la posibilidad de pagar los haberes de manera habitual y eventualmente cancelar el aumento que se acuerde por planilla complementaria.

La reunión forma parte del cronograma de mesas de diálogo que el gobierno programó con los diferentes sectores de la administración pública para el segundo semestre de este año.

Gaido sostuvo que se volverán a reunir con los representantes de los trabajadores “las veces que sea necesario, porque es el único camino para ponernos de acuerdo”.