El gobernador asistió al acto por los 105 años de la capitalidad de Neuquén

septiembre 12, 2009

La ceremonia se realizó en la plazoleta ubicada frente al edificio municipal. Al concluir, el gobernador Jorge Sapag ofreció una rueda de prensa en la que se refirió al nuevo reclamo que se planteará al gobierno nacional por el precio del gas, al desalojo que realizó la Policía de la provincia en campos de Quillén y a la reforma ministerial, entre otros temas. Audio: conferencia del gobernador Jorge Sapag

Acto aniversario.

El gobernador Jorge Sapag participó esta mañana del acto por el 105° aniversario de la capitalidad de la ciudad de Neuquén, acompañado por el intendente Martín Farizano. La ceremonia se realizó en avenida Argentina y Roca, en la plazoleta ubicada frente al edificio municipal.

El acto se inició con las bendiciones a la ciudad a cargo del padre Ítalo Varvello y el pastor Lorenzo Klink. Luego, las autoridades colocaron las ofrendas florales en el Monolito Fundacional y se realizó un minuto de silencio en homenaje a los primeros pobladores.

A continuación, se leyó un mensaje institucional que fue elaborado en conjunto por los gobiernos provincial y municipal. Este destacaba que “el cumpleaños de la ciudad, al igual que las fiestas patrias, genera hitos respecto de nuestra pertenencia, de nuestra historia y de nuestra identidad. En particular, el 12 de septiembre es verdaderamente una fiesta de todos. El simbolismo de festejar el cumpleaños de nuestra ciudad es nada más y nada menos que profundizar la identificación que tenemos con ella y generar identidad entre todos quienes la compartimos y vivimos aquí”.

“Una ciudad -continúa- debe ser querida por sus habitantes para así mejorar la calidad de vida de todos. Una ciudad es una construcción colectiva. Nuestra historia, nuestra memoria condensada en estos 105 años, son un patrimonio que todos los habitantes de la ciudad de Neuquén debemos atesorar como un ancla que nos aferra a nuestro lugar en el mundo, nos apega a nuestras raíces y nos sirve de brújula en la búsqueda de nuevos caminos. Por ese motivo, debemos recordar que no hay patrimonio sin proyecto, del mismo modo que no hay futuro sin conciencia del pasado. Solo podremos valorar nuestro acervo histórico en virtud del proyecto compartido que nos muestre un norte como comunidad”.

Luego el mensaje señala que “en las puertas del bicentenario del primer gobierno patrio, los neuquinos tenemos el compromiso de seguir transformando a la ciudad ya no solamente como la más importante de la Patagonia, sino también como una de las más importantes del país, consolidando una sociedad más integrada, armónica, solidaria y con menos conflictos”.

“La ciudad que queremos es un sueño y a la vez una responsabilidad de todos. Cumplamos ese sueño. Depende de nosotros, de todos y de cada uno: de los que nacieron en la ciudad y de los que llegaron de otras partes y ya no pudieron abandonarla nunca, de los que fueron testigos de sus épocas de pueblo y de los que forman parte de su formidable crecimiento de los últimos años, de los que la eligieron para vivir y también para que nazcan sus hijos, de los que la hacen día tras día, estudiando, trabajando, invirtiendo, ayudando y creyendo. La ciudad es un sueño de todos. Vamos a cumplirlo juntos”, concluye.

Tras la lectura del mensaje, las autoridades recorrieron la plazoleta -en la cual recientemente se concluyeron trabajos de remodelación-, mientras la cantante Marité Berbel y su banda musical interpretaban la canción “Regreso al Ayer”.

También estuvieron presentes en la ceremonia, la vicegobernadora Ana Pechen, los ministros de Gobierno, Trabajo, Justicia y Derechos Humanos, Jorge Tobares, de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya y de Salud y Seguridad Social, Daniel Vincent; el secretario de Estado de la Gestión Pública y Contrataciones, Rodolfo Laffitte, el senador nacional Horacio Lores, el presidente del Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén, Néstor Burgos, el vocal del Tribunal Superior de Justicia Guillermo Labate, Carolina Lanusse, el jefe de la Policía Provincial, Juan Carlos Lepén, el comandante de la Sexta Brigada de Montaña, Victorio Paoli, el cónsul de Chile en Neuquén, Patricio Guesalaga Meissner, subsecretarios, diputados provinciales y concejales, entre otras autoridades provinciales y municipales.

Antes del acto que se realizó frente al edificio comunal, se izaron los pabellones y se entonaron los himnos nacional y provincial en la Plaza de las Banderas. A partir de las 16, se desarrollaba el tradicional desfile cívico militar en la calle Mitre, entre avenida Olascoaga y Tierra del Fuego.

Al finalizar la ceremonia en la plazoleta, el gobernador Jorge Sapag ofreció una rueda de prensa en la que se refirió al nuevo reclamo que se planteará al gobierno nacional por el precio del gas y al desalojo que realizó la Policía de la provincia en campos de Quillén, entre otros temas. A continuación se transcriben en forma completa las declaraciones del mandatario.

Rueda de prensa del gobernador

– Gobernador, una reflexión con motivo de este aniversario.

– 105 años es un largo recorrido, pero es una ciudad joven. Cuando se fundó, Joaquín V. González hizo un discurso realmente emblemático y supo en ese momento que Neuquén estaba llamada a ser una ciudad de progreso, una ciudad que marca un rumbo, una ciudad entre dos ríos -como el Neuquén y el Limay- que significan por un lado poderoso y por otro lado transparencia, y que en la Confluencia se iba a levantar una ciudad que iba a generar progreso y que va a ser un permanente desafío para todos, para los que nos toca gobernar transitoriamente y para todos los ciudadanos que vienen a vivir o que han nacido aquí. Muy contento y transmitirle a todos los habitantes de la ciudad de Neuquén mis mejores deseos de felicidad y también de progreso.

– Una ciudad que deja de darle espaldas al río después de mucho tiempo con el Paseo de la Costa ahora y otras obras emblemáticas.

– Sí, cuando se hizo la represa de El Chocón en realidad se empezaron a contener las aguas, pero la ciudad siempre prefirió vivir hacia la barda que hacia la costa. Ahora con la costa hay un gran porvenir. Nosotros queremos hacer un desarrollo para el Bicentenario importante: generar un predio ferial. Hemos hablado con el intendente hace dos días y nuestro deseo sería construir allí unos pabellones para hacer toda la representación para el Bicentenario de toda la historia, la cultura, los recursos de Neuquén, sus habitantes, sus costumbres y su pasado. También su presente y su porvenir.

– ¿Esto está en marcha ya?

– Está en marcha en ideas. Estamos trabajando mucho en carpetas. Estamos trabajando junto a Nación, también a las empresas privadas -que las vamos a invitar a que colaboren también con recursos- y con el municipio.

– Ya que habla del gobierno nacional, ¿qué hay de las versiones respecto del servicio aéreo de Aerolíneas Argentinas a Chapelco?

– Nosotros estamos muy preocupados porque nos enteramos -y nos enteramos no directamente, sino por el sistema de reservas de Aerolíneas- que no se vendían pasajes a partir del 1° de octubre. Tuve reuniones con autoridades de Aerolíneas, con el ministro (de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio) De Vido, con el secretario de Turismo, (Enrique) Meyer y con la presidenta de la Nación (Cristina Fernández). A todos les dejamos una nota preocupados por esta situación, porque por la falta de equipos Aerolíneas estaría pensando levantar los vuelos a Chapelco. Nosotros hemos pedido que a la luz del esfuerzo del esfuerzo que ha hecho la provincia del Neuquén en el aeropuerto de Chapelco y el esfuerzo que está haciendo con American Jet para llevar cinco frecuencias semanales de Neuquén a Chapelco, que no se procesa a este levantamiento, que se mantengan los vuelos y que por lo menos se mantengan los dos vuelos que teníamos antes de julio. Ustedes recordarán que en Presidencia de la Nación se anunció que de dos vuelos se pasaba a cuatro. Ahora pasar de cuatro a ninguno sería muy grave para la región y sería muy grave para San Martín de los Andes y la provincia del Neuquén. Estamos en conversaciones para revertir esta situación y también para hacer puente aéreo con Neuquén capital con American Jet.

– Gobernador, en estas últimas semanas se generaron muchas expectativas con los cambios en el gabinete que usted anunció. ¿Cuál fue su objetivo con el cambio de gabinete? ¿Qué buscó?

– Cuando uno hace reestructuraciones, las hace en función de las misiones, los objetivos, las experiencias de 20 meses, todo lo que uno quiere armar de funcionamiento de equipos. Cada área es una respuesta distinta. Es una pregunta muy global, ¿no? Hemos buscado fundamentalmente a través del ministerio de Coordinación tener una persona como la ministra ahora (Zulma Reina) que podamos coordinar todas las acciones, así yo tengo un punto de referencia. No estar yo hablando con cada ministro, subsecretario, director de área, sino que tenga un punto de referencia con la ministra que tenga la agenda al día de todo lo que está sucediendo y de los compromisos y los problemas que van surgiendo. O sea, una persona que coordine. Digamos, un número cinco en el equipo de fútbol, que coordine todas las jugadas. Por eso no lo llamamos jefe de gabinete, sino que es coordinación. Coordinación para ver si hay un problema en el hospital de Chos Malal, coordinar acciones con el ministro de Salud y así sucesivamente. En otras áreas se va a ir trabajando. Eliminamos algunas subsecretarías, generamos la secretaría de Seguridad para que tenga autonomía, que se dedique pura y exclusivamente al tema de seguridad y todo lo que tiene que ver con la policía, con todo lo que tiene que ver con las unidades penitenciarias y demás. Y la secretaría de Educación es para tener también en un ámbito tan amplio, tan abarcativo. Más de la mitad de los empleados públicos están en el sistema educativo, más de la mitad de la masa salarial está allí y además hay 700 edificios, más de 1.200 establecimientos educativos. Nosotros creíamos que necesitábamos allí una secretaría de Estado abocada pura y exclusivamente a este tema, que va a abarcar también el área de Cultura y también el área de Deportes.

– ¿Tiene listos los nombres en el tema de Educación? Fueron los que más se dilataron.

– El secretario de Educación no. La subsecretaria sigue siendo la misma persona que está al frente. Estamos pensando y vamos a hablar con (la vicegobernadora) Ana (Pechen) sobre este tema y lo vamos a resolver en la semana.

– Gobernador, ¿cómo siguen las negociaciones por el precio del gas?

– Nosotros estamos muy preocupados con el tema del gas. Hemos visto algunos fallos judiciales que están cuestionando el tema de tarifas, o sea que ya la preocupación nuestra es mayúscula porque no estamos dispuestos a regalar el gas de los neuquinos. Vamos a hacer una propuesta ahora en Bariloche, el día 17, que tenemos la reunión de las provincias de la Ofephi (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos). Vamos a hacer una propuesta clara sobre el aumento tarifario y hacer un sendero de precios y en definitiva recuperar para la provincia del Neuquén la facultad de poner el precio de un producto donde los neuquinos somos los propietarios. Y hablo lo mismo por las otras provincias productoras. Basta ya de un precio de subsidio, ocho años ha sido mucho. Como dijo la presidenta de la Nación en la Casa Rosada, en gas las provincias productoras han subsidiado con 23 mil millones de pesos en regalías al resto de la república, a la industria, a los domicilios, a las escuelas, a los hospitales. Muy bien. Pero ese esfuerzo ha sido enorme. No ha tenido una compensación adecuada el esfuerzo que hemos hecho todas las provincias productoras y hoy vemos que las arcas de nuestras cuentas públicas están exhaustas, no tenemos recursos, así que es momento de revisar el precio y revisarlo con seriedad, con mucha diligencia y con mucha rapidez. No pretendemos que lo hagan de la noche a la mañana, pero tiene que haber un sendero de precios adecuado para que podamos los neuquinos tener recursos para atender la salud, la educación, la seguridad. Ustedes ven, todos los días hay reclamos: que el hospital acá, que el hospital allá, que la escuela acá, que la escuela allá. Y hay razones para estos reclamos, pero lo que no hay es recursos, no hay plata. Yo me siento fuerte, fortalecido para ir a reclamar a Nación una política de precios, donde la provincia del Neuquén no tiene que ser un convidado de piedra, sino que tiene que ser el autor del precio, porque somos dueño del recurso y por lo tanto somos autoridad de aplicación también para fijar el precio. Será una facultad concurrente, pero la tenemos que asumir juntos.

– Esto tiene que ser con celeridad gobernador, me imagino, porque cada día que pasa se pierde también un día de exploración y expectativas también de las empresas a la hora de explotar, ¿no?

– Seguro. Hay mucha preocupación en el sindicato por el tema de las fuentes de trabajo. Ahora el día 18 vamos a estar en Aguada Pichana, para participar de la inauguración del pozo que se inaugura de un millón de metros cúbicos en arenas compactas. Allí tenemos los neuquinos una reserva fenomenal para 20, 30 años por delante, pero si no la vamos a explorar y no la vamos a explotar, no hay posibilidades de tener recursos, trabajo, regalías y progreso. Esto es urgente. Ese gas se va a vender a 4 o 5 dólares. Pero no puede ser que el gas viejo -llamo gas viejo al gas que se producía anterior a estas decisiones del gobierno nacional- tenga precios ridículos. El gas de Loma de la Lata se ha llegado este año a vender a 40 o 50 centavos de dólar el millón de BTU, contra los 5 o 6 dólares de Bolivia o 9 dólares del buque metanero. Es hora de terminar con las discusiones, con los diálogos, con las conversaciones y tomar un sendero de precios adecuados para el bien de las provincias productoras.

– ¿Se siente acompañado por el resto de las provincias productoras en este reclamo?

– Sí, las demás provincias productoras están acompañando, vamos a tener estar reunión de la Ofephi. Ellos tienen más petróleo que gas. La provincia del Neuquén tiene el 51 por ciento del gas y el 25 por ciento del petróleo. Pero creo que tenemos que poner énfasis en los dos rubros. En petróleo también, porque el sendero de precios en petróleo tiene que acompañar los valores internacionales. Si no lo que va a pasar es muy grave, si no hay producción de gas y petróleo, Argentina lo va a tener que importar y lo va a tener que pagar el doble de precio o diez veces más. Y no es argumento el tema de que el gas tiene que tener un precio social. Yo creo que la garrafa social tiene que tener un precio social, para los domicilios de bajos ingresos tiene que haber un precio de subsidio. Pero el 80 por ciento de la población puede pagar el gas. ¿Por qué les tenemos que subsidiar el gas a los consumidores de pequeñas cantidades de todo el país? Esto es imposible. No hay espaldas que lo aguanten y Neuquén ya en esto dice basta.

– ¿Usted está planteando una posición mucho más rígida?

– No, es igual. Nada más que con otro énfasis, con mayor celeridad. No podemos esperar más tiempo. No podemos esperar el tiempo del Gas Plus. El Gas Plus va a venir despacio, como ahora Aguada Pichana un millón de metros cúbicos, después otro millón. Pero Neuquén produce 70 millones de metros cúbicos, Aguada Pichana es un millón. ¿Qué pasa con los otros 69 millones? Tenemos que ver el sendero de precios. En industria estamos entre 2 y 3 dólares, y en el tema de generación eléctrica se fue de 1,60 a 2,60 en los próximos doce meses, o sea, desde que se firmó el convenio. Pero en consumo domiciliario no podemos estar parados porque hay distintos reclamos. Yo comprendo. Las asociaciones de consumidores, los jueces, los camaristas, todos tienen sus criterios, pero acá los que se empobrecen son los neuquinos con el tema del gas. No hay tiempo y aparte se agota el recurso.

– ¿Se puede pensar en pedir alguna compensación extra por los años de precios subsidiados?

– Sí, es un mecanismo, pero eso también es más discusión, más diálogo y más promesas. Nosotros necesitamos resolver tal vez eso, pero básicamente resolver el presente, es decir, lo que va saliendo hoy por el gasoducto tiene que pagarse bien, no puede pagarse mal.

– Gobernador, ¿Y la matriz energética? ¿Cómo ve el cambio este que es muy lento todavía?

– Es muy buena la pregunta. La matriz energética argentina tiene el 60 por ciento de su componente con gas. Único país del mundo. Otros países tienen el 16, el 15 el 20. ¿Y por qué es esto? Porque el gas era barato. Entonces, usted tiene camionetas 4×4 con gas. ¿Cómo pueden permitir que fabriquen camionetas 4×4 con gas? Esto no se tendría que estar permitiendo. ¿Por qué tenemos que subsidiarle el gas a quien tiene una camioneta 4×4? O si lo quiere pagar, que lo pague bien en el surtidor. Pero después viene: ¿cómo le vendemos a uno que tiene una 4×4 y a otro que tiene un taxi o un colectivo? Es decir, allí creo que tenemos que armar una política de precios adecuada. El GNC no puede estar más subsidiado, tiene que merecer un precio distinto. Y repito, los tiempos se están acortando y se están agravando, no hay margen de acción porque necesitamos inversiones.

– Gobernador, también con respecto al presupuesto, pero en la escala provincial. ¿La provincia hizo o hará en algún momento un aporte extraordinario al Poder Judicial por el tema de los aumentos?

– Nosotros estamos en conversaciones, tenemos un convenio con el Poder Judicial por la construcción de la Ciudad Judicial. Hemos enviado el proyecto de ley por 140 millones de pesos que vamos a obtener del Fondo Fiduciario de Infraestructura Federal. Ya nos han aprobado el directorio un crédito de 80 millones de pesos. Nosotros lo vamos a poner a disposición del Poder Judicial y seguramente en el convenio que se firmó con el gobierno anterior de 50 millones de pesos que ponía el Poder Judicial y el resto lo ponía la provincia, ahí vamos a reafirmar ese convenio y en lugar de 50 millones serán 40. Y con los fondos del Fondo este de Infraestructura Federal le vamos a reponer fondos que han utilizado para la construcción del edificio. O sea, van asignadas a este tema estas partidas. El tema salarial es resorte de cada poder. El Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y el Poder Legislativo tienen su autonomía en lo que hace a política salarial. Lo que pasa es que no hay recursos económicos. Ninguno de los tres poderes cuenta -sobre todo el Poder Ejecutivo- con recursos. Hoy nosotros terminamos de pagar los sueldos y en la Tesorería de la provincia no queda una sola moneda. Entonces esto es muy serio, muy delicado. Por eso también les pido a los dirigentes sindicales que cuando hacen reclamos de aumentos salariales traigan también la propuesta de cómo hacemos para aumentar los ingresos. Acá hay que esperar primero el equilibrio. La provincia está desequilibrada en sus ingresos y egresos. Cuando estemos en equilibrio, volvemos a discutir. Mientras tanto tenemos que buscar ese equilibrio. ¿Cómo se busca? Con mejores, con más ingresos. Por eso es urgente la reforma del Código Fiscal, buscar recaudar mejor y recaudar más. Sobre todo en los sectores que más producen y más tienen. Y además necesitamos achicar gastos. Esto tiene que ver mucho también con la reforma ministerial que usted me preguntaba sobre cuáles eran los objetivos. Hay una serie, son no menos de 20 o 30 objetivos dependiendo del área.

– Gobernador, en el caso del Poder Judicial esto ya fue firmado, el aumento salarial para los trabajadores, y no estaría contemplado en ese presupuesto. Por lo que decía del reclamo salarial, ya está acordado en un principio.

-Sí, cada poder tiene que contar con los recursos suficientes para atender sus salarios. Nosotros, como Poder Ejecutivo, podemos estar atentos a esto que mencioné recién: a oxigenarlo con algunos recursos que aplicaron a la obra del Poder Judicial y que nosotros nos hacemos cargo con parte del crédito. Pero el tema salarial es el más delicado hoy para las finanzas públicas. La masa salarial es lo que más afecta a los recursos del Estado, así que hay que tener muchísimo cuidado con las variables salariales. Y no lo digo en detrimento de los trabajadores ni descalificando los reclamos que pueda hacer un gremio. Simplemente, cuando no hay, no hay. Es una cuestión de recursos: cuando no hay, no hay.

-Sobre otro tema delicado, y utilizo su calificación: ¿cuál es la situación en Quillén y el criterio del gobierno?

– Es un tema muy importante; es central para el funcionamiento del Estado, que es el estado de derecho. Nosotros vamos a velar por ese estado de derecho y por construir la paz social. En Quillén, hace dos o tres meses, un grupo de personas, dos o tres personas primero, con 110 vacas y dos vehículos ingresaron en un campo de propiedad privada donde está perfectamente acreditada la titularidad de dominio con la escritura pública correspondiente. Esto fue hace dos meses. Quiero marcarlo porque después voy a hablar de la ley 26.160. Entran al campo, los titulares del campo hacen el reclamo ante la Justicia y la Justicia ordena el desalojo a la Policía de la provincia del Neuquén. La Policía de la provincia procede a desalojar el campo donde en ese momento había cinco persona y 110 vacas. Cinco personas de las cuales creo que solamente una era mapuche, los otros cuatro son criollos. Lo señalo también porque no era que había toda una comunidad dentro de este campo en Quillén. Se procede al desalojo y los únicos heridos en el hecho son policías de la provincia del Neuquén. El procedimiento fue impecable, muy pensado, muy estudiado y muy profesional por parte de la Policía. Al otro día, ya más personas, un grupo de setenta, ochenta personas, intentaron reocupar o, mejor dicho, reusurpar el campo estando la Policía allí. Había treinta efectivos. Fueron rechazados no sin lesiones a seis policías, que fueron lesionados seriamente algunos de ellos porque fueron lastimados con hondas de revoleo que rompieron los cascos que usaban y aparte les golpearon distintas partes del cuerpo. Entonces, tuvimos otros seis policías lesionados. Digo esto porque algunos dirigentes salieron a hablar de represión, de violencia por parte de la Policía y del Estado. La Policía lo único que hizo fue cumplir una orden judicial y hacerlo con el legítimo uso de la fuerza pública y en términos absolutamente prudentes y con estrategia, de manera que no hubiera lesiones en las personas que estaban involucradas. Señalaba también que en el apoyo del intento de reocupación había vehículos oficiales de algunos organismos del Estado nacional. Esto fue motivo de una grave preocupación por parte nuestra por que haya apoyo logístico de vehículos, no digo de organismos, digo de vehículos de esos organismos oficiales del Estado nacional, por ejemplo Parques Nacionales. Es preocupante, porque si alguien quiere sumarse a una protesta o, en este caso, a este intento de reocupar un campo, lo puede hacer a título personal, lo puede hacer a título individual pero no con bienes del Estado. Esto fue motivo de conversaciones de mi parte con autoridades del gobierno nacional: con el Jefe de Gabinete, con las autoridades de Parques, también con las autoridades del Inai (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), porque hay gente que trabaja para ese organismo y estaban presentes allí; también había gente del Ente (Corporación Interestadual) Pulmarí, que es biestadual entre provincia y Nación, con vehículos de la corporación. Esto ha sido motivo de conversaciones entre todos para ordenar esta situación. Y paso a la ley 26.160 a raíz de declaraciones que hizo un diputado provincial que dijo que el procedimiento había sido ilegal e inconstitucional de desalojo en Quillén a la luz de la ley 26.160. Obviamente que para hablar de la ley 26.160 primero hay que leerla y conocerla, y leer bien también el debate parlamentario. La ley 26.160 declara una emergencia en tierras de comunidades indígenas que tengan tradicionalmente ocupación, que esté fehacientemente probado que hubo una tradicional ocupación, y que sea una ocupación anterior a 2006. Y establece por cuatro años un procedimiento por parte del Inai de mensurar tierras concurrentemente con las provincias, como facultad concurrente, y cuatro años de suspensión de los trámites de procesos de desalojo, o sea hasta el año que viene. De ninguna manera la ley 26.160 habilita a que haya vías de hecho para ocupar campos de propiedad privada. O sea, en ese sentido, también hay una garantía constitucional de la propiedad: la propiedad privada es inviolable y solamente una sentencia fundada en ley se puede proceder a cambiar la titularidad. En el caso de una expropiación, también hay una ley de por medio. Pero no existe la justicia por mano propia en el estado de derecho. Así que tenemos que llamar a todas las partes a la paz, que no hay posibilidad de ejercer justicia por mano propia y el Estado debe ser respetado en todas sus instituciones. Lo digo porque algún dirigente, ya no de las comunidades o de Pulmarí, sino de los ganaderos, dijo que el Estado por ahí miraba para el costado, hablando del gobierno provincial. El gobierno provincial no mira para el costado, el gobierno provincial está atento al Poder Judicial y a las órdenes que le imparte a la Policía y está atento para que no haya enfrentamientos innecesarios así que creo que en esto el estado de derecho requiere el respeto de todos a las instituciones, a las constituciones Nacional y Provincial, a las leyes nacionales. Es necesario saber que en el año 1964 en el gobierno de Felipe Sapag se firmó un decreto que adjudicó 155 mil hectáreas a las comunidades entonces existentes y desde entonces se han escriturado 260 mil hectáreas hasta la fecha y tenemos en trámite de escrituración otras 160 mil hectáreas y en total van a ser 420 mil sobre una previsión originaria de 160 mil hectáreas. Las constituciones Nacional y Provincial tienen artículos muy precisos sobre las comunidades originarias y también el convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) está muy claro que hay que tomar acciones concretas de integración, de desarrollo, pero siempre en el marco del reclamo administrativo y judicial, pero no por mano propia. No a la justicia por mano propia, porque esto va a generar enfrentamientos que nosotros vamos a evitar. Vamos a poner todo lo que el Estado tenga que poner institucionalmente, legalmente, judicialmente, para que haya paz, progreso, orden y mucha responsabilidad de todos los sectores.

– Sobre críticas de la Confederación Mapuche.

– Nunca me elogiaron. Desde que fui ministro de Gobierno, la Confederación Mapuche me criticó. Sí recibí muchos abrazos, muchos elogios y mucho trabajo en común de muchos loncos mapuche. Ahora, la Confederación tiene otros objetivos y están tergiversando el sentido y la interpretación verdadera de la ley 26.160. Esa ley, sancionada por el Congreso de la Nación, no habilita a la vía de hecho para ocupar tierras por parte de comunidades mapuche a propietarios particulares. Esto es un error conceptual que lo están traduciendo de una manera errónea o malintencionada y esto genera un malestar en una región como (Villa) Pehuenia, Aluminé, Quillén, que queremos como zona de paz, no como una zona caliente como es hoy. Queremos una zona de paz, de encuentro entre hermanos; todos vivimos en el territorio argentino y neuquino y todos estamos amparados por las mismas leyes y constituciones y por la misma bandera celeste y blanca, que es la bandera argentina.