El ente provincial estableció un plan de acción específico para cada localidad y paraje del norte neuquino afectado por el bajo caudal de los ríos.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que se desarrolló un plan de acción en cada una de las localidades del norte neuquino que se ven afectadas por la falta de agua en los ríos de esa región.

En el caso particular de Taquimilán, el sistema está bajando la capacidad de suministro de agua cruda para ser procesada en la planta potabilizadora. Allí, la principal fuente de suministro es el acueducto de riego del cual se extrae el caudal para potabilizar y suministrar a la red.

Por esta razón se instrumentaron acciones conjuntas con el municipio a fin de abordar esta problemática, planteando un sistema alternativo que consiste en habilitar una perforación y un acueducto de impulsión hacia la red existente, realizados por el EPAS.

Esta alternativa de provisión de líquido demanda un equipamiento específico con una nueva bomba, tableros eléctricos y piezas especiales, que comenzarán a ser instalados en el transcurso de la semana.