El dispositivo de resguardo y protección para mujeres que sufren violencia Madre Teresa cumple 17 años de trabajo.

El dispositivo de cuidados y acompañamiento a mujeres y niños/as que han sufrido violencia familiar o de género fue fundado el 4 de octubre del 2004, en la capital neuquina. El mismo se encuentra bajo la órbita de la Subsecretaría de Familia, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social y Trabajo, órgano de aplicación de las leyes provinciales 2785 y 2786.

El nombre fue elegido en conmemoración a la gran obra realizada por la madre para aquellas personas que a lo largo del mundo sufrían por el hambre, abusos y desigualdad.

Madre Teresa funciona como un espacio de contención físico, psicológico y emocional para las mujeres, y también como un lugar de encuentro y resguardo; un lugar en el que los equipos técnicos y profesionales ayudan a las mujeres que acuden con sus hijos e hijas a que puedan repensar una vida sin violencias, y en que puedan empoderarse y contar con herramientas de desarrollo tanto laboral como relacional para entablar vínculos saludables.

En la actualidad, el dispositivo cuenta con todos los servicios habilitados para albergar a mujeres solas y mujeres con niños y niñas, y cuenta con espacios de contención, con un diagrama de rotación de personal que funciona las 24 horas, los 365 días del año, permitiendo proteger la intimidad de las mujeres y los núcleos familiares albergados.

Ayer al mediodía se realizó un brindis con las operadoras, directivos y equipo técnico del dispositivo junto a la ministra Adriana Figueroa y la subsecretaria de Familia, Amancay Audisio.

Al tomar la palabra la ministra agradeció el trabajo cotidiano del personal expresando: “gracias por la empatía, por el trabajo responsable, por el profesionalismo que dedican día a día para ayudar a las mujeres que enfrentan estas situaciones. “Contar con equipos como ustedes, que formen parte de esta gran familia que es el Madre Teresa, para nosotros es maravilloso y un orgullo”, concluyó.

Avances del edificio propio

El Ministerio de Desarrollo Social y Trabajo, junto con el Instituto Provincial de Viviendas y Urbanismo (IPVU) se encuentra ultimando los detalles de diferentes propuestas para la construcción del edificio propio, ubicado en la capital neuquina. Se proyecta una obra con más de 1.700m2, con diferentes espacios de residencia, sala de capacitación y recreación, que representará una inversión de aproximadamente $25.000.000.

Si bien como sociedad y estado provincial debemos bregar porque este tipo de dispositivos no sean necesarios, es importante reconocer en esta fecha el trabajo de todas aquellas personas que han desempeñado diferentes tareas en allí, y que cotidianamente realizan una labor silenciosa acompañando a las mujeres, niños y niñas en la restitución de sus derechos en pos de una vida libre de violencias.