Discurso gobernador Jorge Sapag en Espacio Duam. Entrega de vehículos utilitarios. 07-08-09.

agosto 7, 2009

 
Al señor senador nacional mandato cumplido y presidente de la Agencia (para la promoción y desarrollo de inversiones del Neuquén, ADI), ingeniero Pedro Salvatori. Y ex gobernador de la provincia del Neuquén. Nosotros citábamos, cuando salieron los sobres de la energía geotérmica, la importancia que tuvo el ingeniero Pedro Salvatori en la historia de la provincia y también como maestro de muchos de nosotros, que fuimos aprendiendo con él y de él tantos temas que tienen que ver con la administración pública. Gracias por la presencia y, además, por el amor a la provincia.

Al senador nacional, doctor Horacio Lores; señores diputados nacionales, Alicia (Comelli) y Hugo (Acuña); señores ministros, secretarios de Estado, subsecretarios; presidentes de las comisiones de fomento, intendentes y loncos de las comunidades que nos acompañan. Mari mari pu peñi. Gracias por la presencia.

A los demás representantes de las comisiones directivas de las comunidades mapuches, concejales, a todos los funcionarios provinciales y municipales, a vecinas y vecinos que hoy nos acompañan:

Es un verdadero honor poder estar en esta reunión entregando herramientas de trabajo, herramientas que, como bien me decían recién alguno que ha recibido las llaves, tienen un alto impacto social, un gran sentido de la responsabilidad social. Además tienen que ver con la austeridad, tienen que ver con la eficiencia, con la llegada rápida, con una respuesta ágil, con la complementación que tiene que haber entre lo público y lo privado.

Cuando muchas veces surge el tema de los alquileres de los vehículos, por ejemplo para transporte de estudiantes. Las empresas transportistas, que muchas veces están organizadas en pequeñas empresas familiares, tienen la capacidad de respuesta. Pero muchas veces también, por la complejidad del lugar que tienen que cubrir o por la lejanía, es necesario que el Estado tenga bienes a disposición. Es fundamental también que esta herramienta este bien custodiada, bien cuidada, y que haya una sola mano, porque cuando empieza a pasar de manos es cuando no se hacen los mantenimientos, cuando no se tienen al día los seguros, cuando no se utiliza eficientemente.

Entonces, usada con responsabilidad social, estoy seguro que el sentido y la eficiencia de esta herramienta va a traer grandes beneficios a todos los habitantes y en una comunidad mapuche, a todos los habitantes, no solamente para los estudiantes, sino también para los jóvenes, para aquellos que tienen que ir a atenderse, o para ir a hacer compras de la comunidad en la ciudad más cercana.

No quiero abundar en la importancia que tienen en salud, en educación, en los municipios, en las comisiones de fomento y cuando más lejos están de los centros poblados, más útiles, más económicos y más austero es el bien o la respuesta, o el servicio que se presta de ese bien. Entonces, creo que aquí además de tener un acto en donde hay objetos materiales, donde se entrega la llave, estamos en presencia de herramientas que prestan un servicio esencial. Y esencial también para el contacto para el intercambio cultural, para el intercambio deportivo, y para resolver tantos problemas en lugares donde hemos estado viendo todo este tiempo la lejanía, las distancias, las soledades, entonces esto les permites tener un alto grado de autonomía.

La comunidad mapuche que está distante y que tiene su propio vehículo, que tiene su propia herramienta de transporte, no tiene que estar dependiendo de que los vengan a buscar, y si hay alguna urgencia tienen una herramienta a la cual acudir.

Y este acto tiene que ver también con el trasfondo que señalaba Rodolfo (Laffitte) de todos los bienes y todos los elementos que se han ido entregando en el marco de estos fondos que han ingresado con motivo de las renegociaciones de las concesiones. Y creo que tenemos que detenernos un instante en esta renegociación pues además de los 400 millones de dólares que van destinados a obras públicas, a equipamientos, a obras de infraestructura, están estos 40 millones de dólares de responsabilidad social empresaria.
Y de esos 400 millones de dólares, por disposición de los legisladores y con el acuerdo del poder ejecutivo, hay un 15 por ciento que se coparticipó directamente a los municipios con el Artículo 5º de la Ley 2615 y otro 15 por ciento que se coparticipa con los municipios por el artículo 6º por el cual la provincia y los municipios se tienen que poner de acuerdo en que obras y que equipamiento se hace para esos municipios.

Estamos hablando hasta este momento de más de 600 obras en los municipios con motivo de estos fondos, además de todos los equipamientos que ustedes escucharon muy bien detallados por Rodolfo (Laffitte), el secretario de Gestión Pública y Contrataciones del Estado. Además la renegociación tuvo dos efectos directos, uno llevar las regalías del 12 al 15 por ciento que es un 25 por ciento más de regalías y a partir del mismo momento de la firma del contrato y no esperar al año 2017 ha llevado a la provincia a contar con un ingreso de extra de regalías que, en estos tiempos, por lo menos compensó la caída de recaudación local de impuestos y de coparticipación federal.

Eso no significa que hayamos tenido más plata en tesorería, hemos tenido la misma plata, pero con motivo de esta renegociación de la cual esperamos en 2009 recibir el orden de unos 50 o 40 millones de dólares. Y en cuanto mejoremos los precios del gas y el petróleo estos porcentajes tienen una presencia exponencial por eso voy a tocar los precios del petróleo y el gas para ver cual es la posición de la provincia de Neuquén y la posición del Poder Ejecutivo y de los legisladores nacionales en un tema tan trillado hoy periodísticamente y tan debatido en le parlamento y en los juzgados federales.

Pero además las renegociaciones dieron un marco de previsibilidad a las empresas en campos maduros, campos que tienen su historia. Recordemos que, en Neuquén, el primer pozo se descubrió allá en el 1918 y que en estos 90 años de historia los campos de petróleo y de gas se han convertido en campos maduros donde el petróleo y el gas de más fácil extracción ya ha sido sacado. Ahora hay que ir a buscar los campos geológicos más profundos y más complejos. Y la previsibilidad de la prórroga les permite a las empresas con nuestras exigencias y nuestros controles hacer las inversiones para explorar y ubicar más reservas. Las reservas de gas y petróleo ubicadas y medidas en tres dimensiones están cayendo, lo que no significa que no haya. Hay petróleo y gas hay que ir a buscarlo.

Ese petróleo extraído con nuevas tecnologías puede aumentar el porcentaje que se extrae en los campos maduros. Antes se extraía el 15 por ciento y ahora, con tecnologías modernas, se puede llegar al 50 por ciento de la extracción del petróleo que está allí en esa trampa geológica. Por eso es muy importante. Están muy bien organizados Nación, provincia, municipios, empresas y sindicatos para que la actividad del petróleo y del gas se realice con plena vigencia de las normas ambientales. Pero también con mucha eficiencia y con un adecuado y justo reparto de la renta del petróleo y del gas.

¿Y qué hemos visto, yendo ya concretamente al tema del gas en los últimos años? Desde el año 2001 al año 2008, en lo que a consumo domiciliario se refiere, la Nación nunca tocó las tarifas, mantuvo congelado el precio. Lo que hizo que, cuando llegaba el momento de actualizar los valores, se presentara un problema. Porque los ciudadanos se acostumbraron en toda la república y en las grandes ciudades: la Capital Federal, Gran Buenos Aires, Rosario y Córdoba, a consumir un producto barato. Y allí es donde es clara la posición de la provincia de Neuquén.

Como ustedes saben, hay cuatro segmentos de consumo de gas. Uno es la industria, donde hemos conseguido que se liberen los precios y haya un libre juego de la oferta y la demanda que pacte los precios. Otro es la generación de electricidad, donde Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima), un organismo nacional, es el que fija los valores y donde a la luz del último acuerdo hemos fijado un camino para llevar de 1,60 dólares el millón de BTU (British Thermal Unit, unidad térmica) a 2,60 dólares en los próximos 12 meses, lo que mejora también las regalías de gas. Está el campo del GNC (Gas Natural Comprimido), que ha sido tan difundido por los gobiernos nacionales y que ha hecho que muchos autos funcionen a gas, y camionetas de doble tracción y muchos otros vehículos; esto con un agravante, que el GNC se vende barato y aumenta la cantidad de gente que quiere propulsarse con gas. Y está el consumo domiciliario.

Nosotros sostenemos que en el GNC hay mucho terreno para crecer en el valor de boca de pozo. El gas neuquino es el gas más barato del mundo hoy, en lo que hace al valor de boca de pozo. Y nosotros, ¿qué es lo que defendemos? Defendemos el recurso natural que, a partir de la Constitución (Nacional reformada) del `94, es de la provincia de Neuquén y de las provincias productoras.

Neuquén produce el 51,5 por ciento de todo el gas que se consume en la república, alrededor de 70 millones de metros cúbicos, y consume el 1 por ciento. Entonces, sostenemos que, como provincia cordillerana, tiene que tener un precio preferencial en las tarifas domiciliarias. Sin lugar a dudas. Porque además no hay grandes inversiones en gasoductos para llevar el gas a los domicilios. Y porque además somos provincia productora. Y además tenemos zonas con mucho frío. Y además todavía tenemos que instalar gas en muchas localidades cordilleranas. Entonces, defendemos un precio preferencial de tarifa para nuestros habitantes pero somos muy defensores del precio del valor en boca de pozo para lo que exportamos al resto de la república. Y allí es donde no podemos ceder.

No podemos entender que en Mar del Plata, en Rosario, en Córdoba o en Buenos Aires, por sólo mencionar algunas ciudades, o que los consumidores de altos ingresos o de buena capacidad contributiva, tengan que tener todavía el precio subsidiado de sus tarifas ¿Por qué vamos a estar financiando los neuquinos, a costa de no tener recursos para funcionar en salud, en educación, en seguridad y en el desarrollo de la economía, con subsidios a barrios cerrados en la Capital Federal o residencias con piletas climatizadas en el Gran Buenos Aires o grandes consumidores en Córdoba, Santa Fe, Rosario o la ciudad que se les ocurra?

Vamos a defender el precio del gas. Y el gas es un producto que es caro en todas las partes del mundo porque es escaso. Es la ley de la oferta y la demanda. Y no podemos seguir vendiendo mal nuestro producto. El gas de Neuquén, el de Loma La Lata, se llega a vender en los meses de junio y julio a 0,40 dólares el millón de BTU contra 5 ó 6 dólares que se paga el de Bolivia. Y Loma La Lata, que era el gran reservorio de Latinoamérica, hoy está con valores declinantes, donde hay que ir a perforar mucho más y donde hay que ir a buscar la reserva de gas que tiene la provincia de Neuquén a 3100 metros de profundidad que es en arenas compactas.

El gas de arenas compactas es la reserva de gas que tenemos los neuquinos para los próximos años. Y tenemos tanto gas seguramente como todo el gas que se ha producido hasta este momento en la cuenca neuquina. Pero es un gas que hay que ir a buscarlo con nuevas tecnologías, es mucho más cara la perforación, es mucho más caro el gas y por lo tanto requiere nuevos valores.

Por eso tuvimos, en estos meses que tuvimos también en negociación con el gobierno nacional, el tema del gas plus, también petróleo plus, que es un precio diferente que se paga a la nueva energía, al nuevo gas y al nuevo petróleo que se produce.

Me extendí en estos temas porque todas estas realizaciones, todos estos hechos, de poder cumplir la palabra, poder gobernar y hacer honor a los compromisos contraídos en cada lugar; poder hacer honor a las obligaciones del Estado; poder tener recursos en Tesorería para poder pagar los sueldos y los aguinaldos en términos; poder tener recursos para hacer las obras que necesita la provincia, requiere generar ingresos, y los ingresos no se generan por arte de magia, no se generan porque hay un voluntarismo o porque hay una máquina de imprimir billetes en la provincia.

Los recursos se generan por un lado haciendo economía de gastos, pero también se logran teniendo buenos valores para nuestros productos, para el gas, para el petróleo, para la energía. Es allí donde está el éxito de la provincia, porque no se olviden ustedes que la coparticipación Federal que tiene la provincia del Neuquén, como todas las provincias patagónicas, es la más baja de la República, ¿y saben por qué? Porque teníamos petróleo y gas. Y eso dijeron en la década del `80: `ustedes tienen petróleo y gas, ustedes van a tener el 1.60´ y otras provincias se llevaron 3, 4 ó 5 puntos.

Entonces, defendamos nuestro gas y petróleo y reconvirtamos ese gas y petróleo en represas hidroeléctricas, en la explotación de campos geotérmicos, en la energía eólica; generar riqueza en la energía limpia que nos permita reemplazar el recurso no renovable y que se va agotando.

Quiero aclarar esto porque como hoy está en debate, los juzgados federales que están tomando decisiones y, como decía Aristóteles, hablando de la justicia y la igualdad, `es tan injusto tratar igual a los desiguales, como tratar en forma desigual a los iguales´.

Entonces, cuidado con las desigualdades, cuidado de estar beneficiando a sectores que pueden contribuir perfectamente con la provincia del Neuquén y con la república pagando en sus casas el gas el valor que corresponde.

Y al mismo tiempo, si los que más tienen pagan lo justo, los que menos tienen -que son los que consumen la garrafa social o que consumen poco gas- que tengan la posibilidad de tener un subsidio que sale justamente de la capacidad contributiva de los que más tienen.

Yo les agradezco mucho la presencia, agradezco la posibilidad de cumplir con nuestra palabra. Seguramente faltan muchos objetivos por cumplir. Yo siempre digo que en la función de gobierno no hay punto de llegada, todo logro o todo equipamiento a toda hora constituye un nuevo punto de partida para nuevas realizaciones, siempre hay nuevos desafíos y para eso estamos. Y yo agradezco a todos los equipos de trabajo, agradezco a Rodolfo (Laffitte), a Leandro (Bertoya), a los ministros y a todos los que activan y buscan las soluciones. Y que encuentran las soluciones, ya sea proveyendo de equipamiento, ambulancias, capacitando los recursos humanos y que trabajan en el campo detectando las verdaderas necesidades y priorizando la necesidad real.

Lo único que necesitamos es que haya continuidad en esta tarea y que se cuiden las herramientas de trabajo y los elementos de los cuales el Estado es propietario. Muchísimas gracias.