Señora vicegobernadora, doctora Ana Pechen; señor presidente de la comisión vecinal del barrio Bouquet Roldán, Eriberto Castillo, diputados nacionales y provinciales; concejales, señor subsecretario municipal, Alejandro Vidal; presidentes de las comisiones vecinales que nos acompañan, Gustavo Ancafill, Pablo Bascuñan, Eduardo Pilquiñán, Cacho Barros y Rubén Ponce; a todos los funcionarios municipales y provinciales; a los docentes, a los alumnos; vecinas y vecinos; a la Banda de la Policía que siempre engalana nuestros actos.

Es un momento de felicidad para todos nosotros estar aquí con ustedes, compartiendo esta reunión vecinal, esta reunión de ciudadanos, de amigos, de habitantes de la provincia del Neuquén, de la ciudad de Neuquén, que siempre estamos esperando un presente y un futuro mejor. La entrega de las tierras, de estos 590 metros cuadrados, a la comisión vecinal, no es más que un acto que jalona toda una historia del barrio.

El barrio Bouquet Roldán es un barrio emblemático. Es un barrio antiguo, querido, fundador de la ciudad de Neuquén. Fundado por aquellos hombres y mujeres que trabajaban con el gas. Muchos empleados de Gas del Estado que fueron los pioneros en el barrio. Pioneros que junto a otros hicieron la primera comisión vecinal, allá en 1958, cuando por decreto el intendente de entonces, Víctor Aníbal García, creó la comisión vecinal, hace exactamente estos 51 años.

Decreto Nº 48 del año 1958. Tenemos 51 años de vida. Y realmente en la vida de los pueblos se van jalonando hechos de alegría y hechos de tristezas. Hechos de luchas, hechos de confrontaciones, de encuentros, y así es la vida en general de todos los pueblos.
Hoy venimos de Mariano Moreno, de llorar la partida de un neuquino. Y lo hicimos junto a su familia, sus compañeros, junto a sus maestros, junto a sus padres. También agradecemos la presencia del ministro de Educación de la Nación (Alberto Sileoni), que vino también a traer la palabra de dolor de la presidenta de la Nación. Nuestro reconocimiento, porque se llegaron también hasta Neuquén y hasta Mariano Moreno para llorar juntos un momento de pérdida, pero que tiene que servir a todos nosotros para también saber aceptar estos dolores. Y, al mismo tiempo, también saber sacar de los dolores las enseñanzas.

Las enseñanzas que nos tenemos que permitir y obligar todos los neuquinos para poder construir para todos, para los jóvenes, niños, grandes, un modo de vida en esta vida tan rápida, tan veloz, que estamos viviendo los habitantes en este mundo, para detenernos a reflexionar qué es lo importante de la vida. Y lo importante de la vida es la familia, son los amigos, los buenos sentimientos.

En el barrio es importante el lugar de esparcimiento, el lugar donde se encuentran los jóvenes, donde se puede realizar una actividad deportiva, una actividad cultural. Es importante el lugar de la biblioteca popular, como se desarrolla aquí en el barrio. El lugar de encuentro de los ancianos, de las personas de la tercera edad. El lugar del encuentro social, del encuentro cultural.

El lugar del encuentro de los valores y de los principios que tienen que dar vida y causa a un pueblo que quiere vivir por un camino de progreso, por un camino de alegría, construir la felicidad, buscar la dignidad y buscar la calidad de vida de todos. Y aquí, en el barrio, alrededor de la comisión vecinal, lo que se pretende hoy es construir ese espacio, los espacios de convivencia.

Espacios de convivencia que nos permite discutir en la diversidad de ideas, en la diversidad de conceptos, en la diversidad de pensamientos; pero seguro en la unidad de objetivos, de buscar el objetivo, de tener una calidad de vida adecuada; de saber qué es lo importante en la vida, de saber que tenemos que tener mucha fe en nosotros como pueblo, que tenemos que tener mucha fe también en Dios, que tenemos que saber vivir y convivir.

La convivencia es la esencia de la vida en democracia. Esto que estamos haciendo hoy forma parte de la democracia: una reunión popular, una reunión ciudadana, una reunión de alegría, una reunión para festejar y para reflexionar. Reflexionar acerca de qué significa la democracia, qué significa convivir, qué significa respetar al otro, respetar a los otros. Y construir todos juntos un destino de grandeza.

No tiene sentido la confrontación inútil, no tiene sentido la confrontación egoísta detrás de intereses particulares o sectoriales; tiene sentido que como pueblo los argentinos, los neuquinos, nos encontremos juntos trabajando en unidad, detrás de objetivos comunes.

Y buscar estos objetivos. Si es el polideportivo, si es una escuela mejor, si es una educación mejor, si es una salud integral, si es fuentes de trabajo; en esto tenemos que encontrarnos. Es allí donde vamos a trabajar incesantemente, sin tener en cuenta para nada la pertenencia partidaria, la pertenencia ideológica, la pertenencia religiosa. Lo que nos interesa es fundamentalmente reforzar la calidad de cada uno, del ser humano, para poder todos juntos convivir, respetarnos y construir una sociedad digna de ser vivida y que le permita a los jóvenes, a los chicos y a los mayores encontrar el espacio para su realización personal, familiar y social.

Venimos de Mariano Moreno consternados por el dolor, pero seguros que tenemos mucho para trabajar para adelante; venimos a Bouquet Roldán a abrazarnos con los vecinos y a decirle sí a la vida, a decirle sí a la convivencia pacífica, a decirle sí a la democracia, a decirle sí al respeto que nos debemos unos a otros simplemente como seres humanos o simplemente por ser todos hijos del mismo Dios. Muchísimas gracias.