Celebraron el 84º aniversario del barrio Confluencia

noviembre 6, 2009

Está ubicado en la confluencia de los ríos Limay y Neuquén, en el sudeste de la ciudad de Neuquén. Al acto concurrió el ministro de Gobierno, Jorge Tobares, que es vecino del sector.

Este viernes 6 de noviembre, por la mañana, se celebró el 84º aniversario del barrio Confluencia de Neuquén capital. El acto se realizó en la esquina de Richieri y Paimún, a pocos metros de la plaza Rosa Alaniz, donde los vecinos del barrio exhibieron las diferentes producciones que realizan. Estuvieron presentes el ministro de Gobierno, Justicia, Trabajo y Derechos Humanos, Jorge Tobares, y la presidenta de la comisión vecinal del sector, Rosa Alarcón, entre otros.

Tobares, que es vecino de Confluencia, explicó en su discurso que gobernador Jorge Sapag no pudo asistir a la ceremonia porque viajó a Mariano Moreno para acompañar a la familia de Juan José Bruno, el joven fallecido ayer. También elogió los valores de solidaridad y trabajo de los habitantes. Recordó los inicios del barrio, hace 84 años, y dijo que “es preexistente a la constitución de la provincia, por lo tanto es muy rico y valioso el aporte que hacen los viejos pobladores de Neuquén”.

Recalcó además el crecimiento que tuvo el barrio desde un inicio, que adjudicó a la actitud de sus habitantes de “estar siempre preocupados y dispuestos a trabajar y emprender cualquier tipo de actividad que implique generar algún desarrollo con la calidad de vida de los vecinos” del sector. “Los primeros habitantes del barrio vivían de la producción de chacra; hoy en día se conserva y el desafío está en preservar, que no todo se urbanice sino que se conserven los espacios verdes”, afirmó.

Relató que originalmente Confluencia fue un asentamiento rural y, como consecuencia del desarrollo pujante que ha tenido la ciudad de Neuquén, se fue confundiendo en su geografía pero aún conserva esa esencia. Destacó también los valores de la vecindad de los habitantes que oportunamente se asentaron, que “son el compromiso, el ser solidario, el estar cerca y poder dar una respuesta a la familia o al vecino que tiene alguna dificultad e hicieron una característica común del barrio Confluencia que gracias a Dios no se perdió”.

El ministro señaló que “la convivencia urbana es mucho más dificultosa, en su esencia se conservan estos principios y valores que podemos transmitir a nuestros niños y jóvenes, (por eso) seguramente vamos a estar promoviendo y jerarquizando la convivencia humana y fundamentalmente la convivencia ciudadana desde la solidaridad del barrio, que es la que contribuye a forjar hombres y mujeres de bien”. Agregó que, “por lo tanto, ése es el objetivo superior que como organización social debemos proponernos”.

Luego agradeció a los vecinos por la invitación y los instó a trabajar para que el barrio sea día a día mucho más inclusivo, que tenga mejor calidad de vida, mejor dignidad y mejores servicios.

Rosa Alarcón agradeció la presencia del ministro y remarcó “la actitud que tiene hacia el barrio”. Añadió que “en todo momento que recurrimos a él por algún problema, siempre nos ayudó”.

También habló el presidente de la cooperativa Calf, Marcos Silva, quien recordó que “Confluencia ha sido uno de los lugares en donde hemos sentido mayores satisfacciones con la gente mediante el plan de trabajo que implementamos en toda la ciudad, por el acompañamiento a los trabajadores de Calf”.

Además, señaló que acompañan siempre a los vecinos, a las instituciones y las propuestas o proyectos que plantean en el sector de Confluencia. También informó que una de las actividades pendientes para la zona, aparte del servicio eléctrico, son las capacitaciones para las amas de casa en cuanto el tema de energía, los riegos y sus ventajas.

También participaron de la celebración las concejalas Teresa Páez, Alejandra Barragán y Viviana Gerbán; entre otras autoridades.