Señor presidente de la Comisión de fomento de Chorriaca, José Burnes, señor Lonco de la comunidad Kilapi, Juan Bautista Kilapi, señor vicepresidente de relaciones con la comunidad de Duke Energy, amigo, John Stowell; señor representante de la Asociación Global para la Energía Sustentable, amigo Bruno. También a los responsables técnicos del proyecto, a Leandro, a la directora de sustentabilidad de Duke; al director del EPEN, y a otras personas de Duke que también nos acompañan. A todos los integrante de la comunidad Kilapi en Chorriaca, sé que hay muchos vecinos de la comunidad que están en la Veranada, también nuestro saludos a ellos.

Nos sentimos felices de estar en Chorriaca, hoy hemos venido a visitarlos, hemos venido en compañía de la empresa Duke, en compañía de la Asociaron Global para la Energía Sustentable para iniciar ya en forma concreta, -con meses de trabajo- que nos van a permitir en pocos meses tener construida esta central, esta usina en base al viento, para Chorriaca.

Nosotros en Chorriaca hemos hecho la instalación de un grupo electrógeno que funciona para abastecer de energía eléctrica a la comunidad, pero con esta energía sustentable, esta energía en base al viento, un capital tan importante que tenemos en la Patagonia, va a ser posible tener una energía limpia, una energía sustentable, una energía económica y darle mayor y mejor calidad de vida a los habitantes.

Creo que las nuevas tecnologías, las nuevas energías, la posibilidad de estar conectados a través de Internet, de tener conectadas todas las zonas y escuelas rurales por este telepuerto satelital que hemos instalado en la provincia de Neuquén, única provincia en la República que tiene este sistema, nos permite ir incorporando conocimiento, creatividad y tecnología a la vida de nuestro pueblo.

La vida de los pueblos está íntimamente ligada al conocimiento, a la creatividad, a las nuevas tecnologías, a incorporar los nuevos conocimientos a la vida de nuestros pueblos, y generar que el valor “dignidad” del ser humano y la igualdad de oportunidades llegue a cada rincón de nuestra provincia y de nuestro país.

Quiero agradecer a Duke, y a la Asociación por esta iniciativa tan importante que han encarado en la provincia de Neuquén, de llevar a dos comunidades rurales, de las más alejadas, de las que más progreso necesitan traer esta inversión. Es una inversión de más de 2,5 millones de dólares, estamos hablado de más de 12 millones de pesos en las dos localidades, en una en base al agua generada en Cochico, una generación hidráulica, y aquí en base al viento generar también electricidad para que se haga la luz, para que, como bien se ha dicho aquí sea más luminosa nuestra vida, lo que ha dicho Bruno.

Nosotros creemos que en el marco de la Responsabilidad Social Empresaria, que es en es el marco en que Duke y que la Asocian Global hacen esta inversión en la provincia de Neuquén, es el camino y el rumbo que tiene que tener la interacción, como decía Carloncho (Carlos Aguilar, director del EPEN) entre lo público y lo privado, que nosotros desde el Estado desarrollemos políticas activas y de gobierno para estar presentes como Estado, para estar presente en todos los rincones de nuestra provincia, pero al mismo tiempo, las empresas en ejercicio de la Responsabilidad Social y luchando por un planeta que se preserve y se cuide para las futuras generaciones, es importante que interactuemos y trabajemos.

Por eso felicito a esta iniciativa que está en el marco de lo que como provincia energética Neuquén quiere crear para adelante. Neuquén tiene un porvenir brillante en materia de gas y de petróleo. Nosotros producimos el 50 por ciento del gas que produce la República, el 22 por ciento del petróleo. Probablemente dentro de 3 años este porcentaje crezca. Nosotros tenemos unos yacimientos espectaculares de gas y petróleo, y con las nuevas tecnologías, la provincia de Neuquén en los próximos años va a duplicar su producción de petróleo y va a crecer en su producción de gas, la República lo necesita. Tenemos represas hidroeléctricas en nuestros ríos, el Neuquén, el Limay tenemos posibilidad de construir nuevas represas sobre el río Neuquén, pero la energía eólica, la energía solar, la energía hidráulica, la energía geotérmica, son energías alternativas limpias, que nos van a generar progreso en nuestras comunidades, quiero en particular decir como decía Bruno y que también decía yo, “que se haga la luz”, que haya mayor luminosidad, quiero recordar un pasaje del antiguo testamento.

El antiguo testamento, en un pasaje relata que Salomón, hijo de David, soñaba que Dios le hablaba y en el sueño le decía “Salomón, hijo de David, pide lo que quieras y te será concedido” y Salomón pidió sabiduría, entonces Dios le dijo: “Salomón, podrías haber pedido poder, podrías haber pedido riquezas, podrías haber pedido larga vida y pediste sabiduría. Y justamente por haber pedido sabiduría va a ser concebida la sabiduría y vas a ser rey de reyes, y vamos a dar luz a tu inteligencia para que conduzcas a tu pueblo por el camino de la verdad y de la justicia”. Y Salomón fue así, rey de reyes, uno de los mejores reyes de que se tenga conocimiento, y en base a sabiduría. Yo creo que en la vida de los pueblos, todos los que tenemos responsabilidades, tenemos que ejercer ese talento y tratar de tener sabiduría, conocimiento, y creatividad.

Hoy la provincia de Neuquén tiene un desafío por delante. La provincia de Neuquén tiene tiempos, como todos, difíciles en medio de la crisis internacionales muy profundas, donde el nivel de desocupación es el más bajo de la República comparado con las otras provincias, y donde también yo decía ayer, que tenemos que recordar la crisis que los argentinos vivimos en el 2001.

En el 2001 la República tenía un cincuenta por ciento de pobreza, un 25 por ciento de indigencia, y un 25 por ciento de desocupación, y esto ocurrió hace once años.

Hoy cuando miramos lo que está pasando en Europa tenemos desocupacion en España, del orden del 25 por ciento, en Grecia; un 30 por ciento de la juventud en España y en Grecia desocupada, y no hay perspectivas a corto plazo de revertir esta situación, entonces quiero traer estas realidades del año 2001 de Argentina a este 2012 presente y la realidad que se está viviendo, países de Europa, que nunca hubiéramos imaginado, como Francia, con el 30 por ciento de desocupación en sus jóvenes, traer esa realidad a Argentina y traerla a Neuquén. Y esa fotografía la quiero mostrar y que la vean los dirigentes sindicales del sector público hoy en la provincia del Neuquén.

Hay algunos dirigentes sindicales, algunos de ellos que están recurriendo a la violencia, o a la huelga en la provincia del Neuquén. Quisiera que con esa sabiduría, de la que habla el Antiguo Testamento, analicen lo que está pasando en el mundo y en la República Argentina y que se trasladen al 2001, son dirigentes que están bregando y pidiendo por reformas de sus representados y eso es bueno, pero también tienen que mirar las posibilidades que tiene el Estado, que somos todos.

No se pueden pedir diferencias de trato o trato desigual entre los distintos sectores del Estado. Nosotros estamos proponiendo mejoras, proponiendo arribar a un Neuquén de mayor producción de gas y petróleo, por lo tanto de más ingresos, con mejoras iguales para todos, la ley es pareja y la ley es pareja para todos, no hay privilegiados, y si algún dirigente sindical de la provincia del Neuquén cree que le podemos dar, más a ellos que a otros, están equivocados. Tenemos que darles a todos exactamente los mismos derechos en el crecimiento, a la policía, al sector Salud, al sector Educación, a los que trabajan en Producción, a los que trabajan en Desarrollo Social. Pero quiero que se entienda que todos tienen trabajo y eso es lo más importante, tener trabajo hoy en este mundo tan difícil, significa defenderlo y defenderlo significa entender que cuando se reclama al Estado, se reclama al conjunto de la sociedad.

La sociedad tiene dos maneras de responder a los reclamos, una es cobrando más impuestos a los ciudadanos, entonces nosotros hemos hecho tres reformas fiscales, para recaudar más impuestos, para poder pagar las obligaciones del Estado, entre ellas los sueldos, que llevan el 65 por ciento, el 70 por ciento de los ingresos del Estado. Entonces quiero reflexionar con estos dirigentes sindicales. La violencia no la vamos a tolerar, no la vamos a permitir.

Dirigente sindical que recurra a la violencia, entiéndase ocupar edificios públicos, romperlos o cortar rutas, vamos a hacer las denuncias penales a la Justicia Penal, vamos a hacer los sumarios y vamos a proceder a tomar las sanciones correspondientes.

Y a los dirigentes sindicales que recurran a la huelga, les quiero recordar que el derecho de huelga existe pero hay un derecho superior al derecho de huelga, hay una jerarquía de derechos hay una pirámide de derechos; en la jerarquía superior de los derechos, hay derecho a la vida, el derecho a la educación, el derecho a la salud, el derecho a la seguridad, hay una jerarquía de derechos. Después por abajito viene el derecho a huelga. Y además el derecho a huelga tiene una contrapartida, que es que el que hace huelga ese día no cobra el sueldo. Que esto quede claro, que quede muy claro, porque pareciera que los derechos son absolutos.

El empleado público por la Constitución del 57 tiene un beneficio que no tiene el empleado de la actividad privada, que es la estabilidad. ¿Qué significa la estabilidad? La estabilidad significa ser respetado en sus derechos, que por cambio de signo político o de signo partidario no venga otro gobierno y me persiga políticamente y me eche. La estabilidad no es un derecho absoluto, es un derecho que está limitado por las leyes que reglamentan ese ejercicio. ¿Qué significa eso? Que el que es empleado público tiene estabilidad y la conserva en la medida que cumpla con sus obligaciones. Si no cumple con sus obligaciones el Estado tiene derecho a sancionarlo, a suspenderlo y esto, si ejerce violencia, o si reitera sus faltas, o recurre a la corrupción, el Estado tiene derecho a excluirlo del Estado. Por eso un Estado no es gobierno, sino que es el conjunto de la sociedad.

Por eso yo les quiero recordar a los dirigentes sindicales, que los recursos del presupuesto provincial son del conjunto de la sociedad, son los impuestos que paga toda la sociedad. El trabajo es una responsabilidad y una obligación y no derechos absolutos. A veces se cree que por que sea dirigente sindical tienen derecho absoluto a insultar, pegarle a dirigentes o a funcionarios provinciales, romper instalaciones públicas, cortar la luz. Cortar la luz es algo gravísimo. Hemos tenido estos días hechos de querer interrumpir la energía eléctrica. ¿Ustedes saben lo grave que es esto? Esto significa que un hospital, un quirófano, por ahí se queda sin luz, y por allí quedarse sin luz significa que un paciente pueda perder su vida. Es un acto de irresponsabilidad que no vamos a permitir.

La democracia tiene principios básicos, hay derechos, hay obligaciones, y hay un contrato social. En este contrato social todos elegimos delegarle a un gobierno que elegimos democráticamente cada tanto tiempo, le delegamos funciones. La función suprema es la seguridad, se le da al Estado el monopolio de la fuerza pública, nadie puede hacer justicia por mano propia. Nadie puede hacer justicia por mano propia, tiene que recurrir a la Justicia, y a la policía para defenderse, salvo en caso de legítima defensa. Pero no puede uno decir, bueno, yo voy a ejercer mis derechos por mi cuenta. Y si uno le da un arma al policía, es justamente es ese monopolio de la fuerza pública que el Estado le da a la policía. Solamente los policías pueden hacer uso de la fuerza pública y con la Justicia de la mano, y con la ley de la mano. Por otro lado, este contrato social hace que haya una democracia donde se eligen representantes, por eso la democracia es selectiva y representativa. No se gobierna en forma masiva, sino en forma representativa. Son los representantes del pueblo los que gobiernan. Y a mí como gobernador me eligieron por segunda vez, cosa que agradezco y me siento honrado, y la primera misión del gobernador es administrar, lo fija la Constitución de la provincia, dice: “debe administrar los recursos del Estado…”. No los administra un gremio, no los administra una huelga, no los administra quien quiera convertir en rehén a alumnos o a establecimientos o instituciones públicas de sus propios pedidos.

El derecho a peticionar a las autoridades existe, por supuesto, pero hay formas legítimas de hacerlo. Y hay formas ilegítimas también. Entonces, con estos cruzamientos y recurriendo a estos pasajes del Antiguo Testamento, pido a los dirigentes sindicales en la provincia de Neuquén sabiduría. Pido desde este Chorriaca donde estamos diciendo “hágase la luz”, queremos una vida más iluminada para todos, queremos igual de derechos para todos los pobladores rurales.

En estos días vamos a anunciar con el Prosap una obra de cien millones de pesos donde vamos a llevar electricidad hasta el último rincón del centro y norte de la provincia de Neuquén. Lugares de aquí cerca, Taquimilán, Tres Chorros, Naunauco, Tralaithue. Estamos terminando el crédito con el Banco Mundial, son cien millones de pesos, vamos a llevar luz a todos los rincones de la provincia para que el artesano tenga luz para poder tejer, trabajar su oficio de día y de noche. Para quien tiene un taller pueda tener energía para ese taller, para un ama de casa que tenga el confort para sus hijos, para que los chicos puedan estudiar, llegando con energía a todas las escuelas, con internet a todas las escuelas, con telefonía directa y por un interno desde todas las escuelas con todas las instituciones de gobierno.

Pero no es suficiente eso, los seremos humanos necesitamos estar unidos, en Neuquén necesitamos estar unidos y trabajando creativamente en función de aspectos positivos. No poner palos en la rueda para que la provincia caiga en el subdesarrollo. Quiero recordar, en el año 1963, hace 50 años, Felipe Sapag, mi tío, asumía por primera vez la gobernación de la provincia de Neuquén. Y decía en este discurso que recibía una provincia pobre, recibía una provincia con 150 escuelas; 150 edificios escolares de los cuales 50 eran escuelas ranchos, una de ellas, la escuela de Naunauco que ahora vamos a ir a festejar sus 90 años de vida. Era una escuela de adobe y de techo de paja y de piso de tierra, sin luz, sin agua. Y así como ella, recibió 50 escuelas. Hoy les quiero recordar a los dirigentes sindicales que acaban de ganar las elecciones, el gremio Aten, hoy tenemos más de 700 edificios, tenemos 1.200 establecimientos escolares funcionando en estos 700 edificios y todos están relativamente bien, quizás en algunos tenemos mejoras que hacer, en otros tenemos que hacer nuevos edificios, siempre en esta dinámica hay cosas que hacer.

La escolarización, en las salas de 4 años, el 70 por ciento de los niños neuquinos de 4 años van a sala de 4 años. Un 99 por ciento de 5 años. El 99 por ciento en el nivel primario, en el nivel medio de primero a tercer año está en 78 por ciento, hay algunos que se retiran o abandonan. Y en el ciclo orientado de cuarto, quinto y sexto año estamos en el 50 por ciento, donde tenemos mucho para mejorar porque hay que contener a los chicos en educación porque es la única salida. Y tenemos pendientes otras cuestiones, tenemos 1 docente cada 8 alumnos, tenemos 1 auxiliar de servicio cada 40 alumnos. Y tenemos la inversión más alta por habitante y por alumno de la República Argentina para el año 2013. Por alumno, vamos a invertir en el 2013, 22.000 pesos por año. Debe haber pocas escuelas privadas que cobran 22.000 pesos por año a un alumno. Nosotros desde el Estado lo pagamos para que los niños vayan a la escuela pública. Estamos pagando 6.500 pesos, invirtiendo 6.500 pesos por habitante en la educación. Fíjense que no hay ninguna provincia que pueda igualar esos números. Los sueldos de nuestros docentes son los sueldos más importantes de las provincias argentinas. No hay ninguna provincia, salvo Tierra del Fuego y Santa Cruz, que tengan sueldos como los que tiene la provincia de Neuquén.

Podemos seguir mejorando, por supuesto, y queremos seguir mejorando, y queremos que la gente gane más, sin ninguna duda, pero cuando lo digamos y lo hagamos es porque a fin de mes lo podremos pagar. Hoy lo que podemos ofrecer es lo que ofrecimos y lo que ofrecimos es lo que vamos a decidir y vamos a pagar, les guste o no les guste a los dirigentes sindicales. Desde Chorriaca, entonces, agradecemos a la empresa Duke (Energy), agradecemos a la Asociación (Global para la Energía Sustentable), agradecemos a las empresas que constituyen la Asociación, las empresas más importantes del mundo que han decidido desde otros lugares del mundo invertir en Chorriaca, invertir en Cochico. Y seguramente es el primer paso y daremos nuevos pasos hacia adelante para nuevos proyectos que vayan en beneficio de todos nuestros habitantes. Y con créditos del Banco Mundial estamos llevando energía y luz también a todos los rincones de la provincia.

Quiero terminar mis palabras diciendo, y pidiendo permiso al lonco, la expresión tan importante en mapuche, que invoca siempre a Dios, que Dios nos dé esperanza, que Dios nos dé fortaleza y que Dios nos dé rakizuam, la fuerza del buen pensamiento.

Permítanme decirle a John, John, raquizuam en el idioma mapuche, en el idioma mapudungun de nuestro pueblo mapuche, significa la fuerza del buen pensamiento, significa la fuerza de la buena onda, la fuerza de la buena energía. Ustedes traen buena energía a la provincia del Neuquén. Les agradecemos que traigan esta energía a la provincia del Neuquén. Les agradecemos que traigan la fuerza del buen pensamiento, que traigan rakizuam a la provincia del Neuquén.

Se los agradecemos de corazón y seguramente en pocos meses más estaremos inaugurando en Cochico y también aquí en esta comunidad mapuche Kilapi, de Chorriaca; estaremos inaugurando dos obras importantísimas, para la calidad de vida de nuestro pueblo. Gracias por traernos esta luz.