Buenos días a todos. Señor intendente de Villa Pehuenia-Moquehue, licenciado Mauro del Castillo; señor lonco de la comunidad Puel, Manuel Calfuqueo; señor jefe del Escuadrón 32 de Gendarmería Nacional, comandante principal José Ernesto Falero; señora diputada nacional electa y amiga, Olga Guzmán; señor diputado provincial Darío Mattio; concejales, ministros, secretarios de Estado, subsecretarios, autoridades de las fuerzas armadas y de seguridad, autoridades de la Cámara de Comercio, medios de prensa, público en general; a la Agrupación Gaucha El Esfuerzo, gracias por su presencia; al presidente de la comisión vecinal de Moquehue, Benedicto Parada; a nuestra querida vecina, Silvia Parada; a su madre Leonis; gracias por sus palabras Silvia; a los miembros de la comisión vecinal de Moquehue, a los docentes, a los alumnos, vecinas y vecinos de Moquehue y de toda la región.

Es un momento de alegría, un momento de fiesta, de una reunión popular que demuestra cómo un pueblo unido, con dedicación, con esfuerzo, con trabajo y con objetivos claros, llega a lograr el cometido. Y como decía Mauro, la satisfacción que tenemos nosotros como gobernantes de poder decir: palabra cumplida. Tarea cumplida y palabra cumplida. Porque tantas veces se habla de promesas incumplidas y muchas veces con razón. A veces no alcanzan los recursos, a veces el proyecto no llega. Pero nosotros nos habíamos comprometido en la plataforma electoral, nos habíamos comprometido en el aniversario de Villa Pehuenia-Moquehue, que íbamos a traer la luz hasta Moquehue. Y como dijo Mauro, muchos dijeron: ¡Qué van a traer la luz! No van a traer la luz nunca, porque ésta es una obra que realmente hay pocas familias. Es decir, se justifica que estas obras, algunos dicen, se hagan en otros lugares, donde hay más habitantes y demás.

Pero esta zona, Moquehue, Aluminé, fue también inmortalizada en la poesía y en el canto. Yo quiero agradecer en la persona presente aquí, que es Marité Berbel, agradecer tu presencia, la de tu esposo, y en tu persona, agradecer la presencia de tus seres queridos: los que están y los que no están. Porque inmortalizaron Moquehue y Aluminé en esa canción tan linda: Piñonero. Que dice tantas verdades, de épocas también difíciles y que nosotros procuramos, con estas obras, hacer menos difíciles y zonas de promoción, de progreso, de crecimiento.

En las palabras de Alejandro (Nicola, presidente del Ente Provincial de Energía del Neuquén) estaba reflejada la importancia de la obra. Esta es una obra de siete millones de pesos. Eso parece que dijera poco, cuando uno lo dimensiona en montos. Pero representa una obra donde hay 19.500 metros de líneas aéreas, más otros 7.500 de líneas aéreas en 33 kilovoltios. Hay líneas aéreas de baja tensión, hay líneas subterráneas. Hay 20 subestaciones transformadoras. Hay mil metros de línea que comunican y ponen electricidad en el puesto aduanero de paso Icalma, uno de los pasos más bajos -si no es el más bajo- de la Cordillera de los Andes, que está llamado a ser -quizás- uno de los pasos más importantes en lo que hace a tránsito de personas. Todo esto hace al progreso, todo esto hace al desarrollo y hace a la integración. Por eso va nuestro reconocimiento a las autoridades municipales, a la comisión vecinal, a la empresa Napal y Muñoz y a todos los obreros, trabajadores, profesionales y técnicos que trabajaron en la obra; al EPEN, en todas sus personas, en sus técnicos, en sus profesionales, en su directorio, en sus trabajadores; en todos los habitantes de la zona.

Esta obra, por supuesto, como decía Mauro, es una comunicación energética, es un vínculo energético con el sistema eléctrico provincial, que trae electricidad -como bien decían- a 150 familias aquí en Moquehue. Pero fundamentalmente trae la electricidad para el despegue y el desarrollo de una región, de la región más linda de la provincia del Neuquén: Moquehue, Aluminé, nuestra precordillera, nuestro circuito Pehuenia es una maravilla. Es una de las maravillas del mundo, es una de las maravillas de la Argentina. Y esta obra no solamente integra a Moquehue en su presente con su futuro, con lo que va a ser su despegue y desarrollo. Sino que además en todo su trayecto de Villa Pehuenia, Moquehue integra la posibilidad de darle electricidad a todas las familias que viven desde Villa Pehuenia hasta Moquehue. Familias mapuches y familias criollas que están asentados en esta querida precordillera andina.

Y esta es una obra de integración, y como decía Mauro, tenemos que trabajar por la integración.   Tenemos dos culturas, dos culturas diferentes, la cultura criolla y la cultura mapuche, pero estamos unidos en los mismos objetivos. Los mismos objetivos de progreso social, de defensa de la dignidad, de desarrollo, de despegue y de igualdad de oportunidad que no se construyen con palabras, ni con bonitos discursos, ni con bonitas declaraciones. La igualdad de oportunidad se construye día a día con acciones concretas, donde hay que tener la responsabilidad de las acciones, la ética de las convicciones, pero fundamentalmente la ética de las realizaciones.

No  basta con los discursos bonitos y nosotros queremos construir en estas dos culturas, la cultura criolla y la mapuche y con todas las comunidades mapuches de la provincia una integración. Estar verdaderamente integrados y que todo habitante mapuche y todo habitante criollo tenga la posibilidad del despegue, tenga la posibilidad del progreso social, tenga garantizados sus derechos fundamentales.

Pero esto se hace con tareas de integración, construyendo puentes, no construyendo murallas que nos separen, que nos dividan y que nos enfrenten. Tenemos que trabajar en esa integración, respetando la diversidad cultural, respetando nuestra cultura, nuestra identidad; respetando cada uno su identidad, pero fundamentalmente haciendo que en la integración, cada uno, cada mapuche y cada criollo, tenga garantizados sus derechos, tenga garantizado su progreso, tenga garantizada su dignidad.

Para esto hay que mejorar la calidad de vida, hay que generar fuentes de trabajo, hay que generar más democracia, más desarrollo, más progreso, más educación. Por eso celebro esta decisión de hacer la escuela secundaria de adultos a partir del año que viene. Esta es una decisión importante y que hace concretamente a la igualdad de posibilidades, igualdad de oportunidades.

Esta obra del Epen se encuadra, como decía Alejandro, en un marco de obras que se realizan en todo el territorio provincial. Se están realizando y se han realizado obras por orden de los 50, 60 millones de pesos; 14 millones de pesos de obras que se van a desarrollar en distintos municipios. En pocos días más vamos a presentar en sociedad las cuatro hidrogrúas que ha adquirido el Epen para hacer el mantenimiento del alumbrado público de todos los municipios de la provincia. Esto habla de una decisión inquebrantable de estar en cada comunidad, de estar en cada localidad y en cada barrio de las grandes ciudades.

Ya también quiero decir que con la ley aprobada en la Legislatura, hace pocos días, del Prosap (Programa de Servicios Agrícolas Provinciales), una ley que aprueba un crédito que dan entidades internacionales a la provincia del Neuquén por 130 millones de dólares, 60 millones de dólares van a ser destinados  a construir 1200 kilómetros de líneas eléctricas, rurales en toda la provincia del Neuquén, para llevar la igualdad de oportunidades, igualdad de progreso, de desarrollo y de calidad de vida, a cada rincón de la provincia del Neuquén. Esto va a ser verdaderamente revolucionario para toda la zona rural de la provincia del Neuquén, y esto habla a las claras de decisiones firmes, decisiones contundentes, decisiones que se toman en un marco de dificultades internacionales, pero en un marco de decisiones importantes.

Por eso a nuestros adversarios, a los que hablan, les decimos que sigan hablando, nosotros vamos a seguir en esta línea: la línea de la ética de las convicciones coordinada con la línea de la ética de la responsabilidad y de la acción.

No basta con los discursos bonitos, no basta con las protestas, es fundamental tener propuestas y esta es una propuesta concreta: 1200 kilómetros de líneas aéreas para todas las zonas rurales de la provincia del Neuquén que se van a sumar a esta obra que hoy inauguramos con alegría y con la felicidad de todo el pueblo de Moquehue, de Villa Pehuenia, de Aluminé y de la región aquí reunida.

Hoy está nevando, es un día de fiesta. Me decían las dificultades para llegar, es un placer, es una alegría venir, y es más alegría todavía si vemos nieve. Porque esas represas hidroeléctricas del Chocón y Arroyito que mandan la energía a toda la república, se nutren del agua que viene de estas nevadas, que viene de esta cuenca hídrica que es la más importante de la república y esa  energía eléctrica del Chocón, de Arroyito que viene a Moquehue hoy, está cumpliendo con un acto de justicia. Una provincia del Neuquén que genera electricidad, genera gas, petróleo para toda la república, también la tiene que generar para los hijos de esta tierra, para los hijos de la provincia del Neuquén. Muchísimas gracias.