Señor intendente (David Sánchez), a su señora esposa, diputados nacionales, provinciales, intendentes invitados, concejales, loncos de las comunidades Mañke, Maripil y Huaiquillan, ministros, secretarios de Estado, subsecretarios, demás autoridades provinciales y municipales, fuerzas de seguridad, banda de música de la Policía provincial que siempre engalana nuestros actos, antiguos pobladores, deportistas destacados, docentes, alumnos querido pueblo de El Huecú.Es una alegría estar hoy compartiendo con ustedes esta fiesta popular, esta fiesta de un nuevo aniversario de una localidad que nació hace muchos años y que hoy, pujante, acepta los desafíos del porvenir, como bien decía David, en la integración con los otros municipios, en la integración regional, en la apertura del paso internacional a Chile que se concretó hace muy poco tiempo, en Pichachén, es donde vamos a encontrar seguramente nuevos rumbos y un destino diferente.

Un destino que está signado por la construcción de muchas obras pública, pero también como decía David, un destino que tiene que ver también con la generación de nuevas riquezas, de nuevas fuentes de trabajo, con la posibilidad de trabajar en otras actividades, porque ya el Estado provincial y el Estado municipal no pueden ser la variable de ajuste de la desocupación, el Estado provincial y el Estado municipal traen soluciones a la salud, a la educación, y a la seguridad, a la justicia, pero es fundamental generar fuentes de trabajo genuinas en base a la forestación, en base al trabajo con nuestros recursos naturales, en base a las artesanías, en base a las capacidades personales de cada uno, asociándonos en base a las actividades productivas.

Pero para esto es necesario sí, un Estado presente, cada vez más presente en la historia de la humanidad que garantice derechos individuales y garantías sociales, y que garantice el progreso social equilibrado de todos los sectores sociales, especialmente de los más humildes, de los más postergados.

Yo quiero entregarle a David una carpeta que resume una aspiración también que tiene muchos años en El Huecú que es una obra pública que Vialidad provincial va a empezar el mes que viene, el mes de marzo, y que la va a hacer por administración, comprando los materiales, que es la ampliación del puente de ingreso a El Huecú. Es una obra que seguramente va a llevar en el orden de los dos millones de pesos, pero que Vialidad provincial lo va a hacer con mucha entrega, con mucha dedicación, aquí están los planos, está el proyecto elaborado por los técnicos, profesionales, y trabajadores de Vialidad, y quiero entregarte David estos planos que representan ni más ni menos que el inicio de las obras del puente que ustedes tanto tiempo estuvieron esperando.

Esta concreción del proyecto es fundamental como pie para poder después hacer las obras. Muchas veces se piden obras y no se tienen los proyectos. Es fundamental primero tener el proyecto, después se sale a buscar los recursos. Las ideas son solo ideas, y los anteproyectos son solo anteproyectos, cuando esas ideas se convierten en planos, en trabajo técnico, en dedicación de tiempo, ingenio, y también dinero, se tiene el proyecto.

Lo mismo sucede con la instalación que ustedes hoy celebran con alegría, cuando venía para aquí, para la plaza, me abordó una vecina, “quiero hablar con usted”, me decía, y yo le decía, “bueno, después del acto”, “no, es que se lo quiero decir antes”. A Marisa muchas gracias por sus palabras porque ella decía que era una de las principales críticas cuando la obra de gas no se hacía. Y ahora que se hizo, “quiero ser una de las primeras en decir gracias”, pero en realidad los funcionarios tenemos compromisos y responsabilidades. No los tenemos que hacer solamente para recibir la gratitud del pueblo, sino fundamentalmente tenemos que hacer las obras como un compromiso con nuestra gente, como un compromiso con el progreso social. Y El Huecú esperó mucho tiempo esta obra de gas. Una obra que ya está terminada en su planta de GLP (Gas licuado de petróleo), falta todo lo que tiene que ver con su red de distribución, que se va a realizar en los próximos meses.

Y quiero también, David, en función de todo el esfuerzo, de todo el trabajo que ha significado la construcción de esta planta para la provincia, para el municipio, y también sumarme al reconocimiento de gobiernos anteriores, tanto provinciales como municipales, que tanta tarea hicieron para que esta obra fuera posible, quiero sumarme al trabajo municipal como provincia, para que a través de Hidenesa, aquellas familias que no pueden pagar la conexión al gas lo hagamos con un trabajo de esfuerzo propio y ayuda mutua. Estoy pidiendo a los vecinos de El Huecú que puedan pagar esta conexión, que lo hagan, y aquellos que no puedan, que aporten por lo menos su trabajo para el zanjeo, o que aporten los materiales que puedan conseguir porque el Estado provincial y el Estado municipal los van a acompañar en una obra que tiene que ver con la obtención de recursos que se han renegociado en las concesiones hidrocarburíferas.

Nosotros a través de Hidenesa y a través de la fiduciaria neuquina y vamos a disponer de recursos que el intendente necesita para complementar los recursos provinciales y dentro del marco del 15 por ciento que le corresponde al municipio y sino alcanzara también darles un suplemento para que esas conexiones domiciliarias en El Huecú se hagan, para que cada familia, las más humildes, y también, los que más pueden, puedan tener la seguridad del gas antes de que empiece el próximo invierno, teniendo ya como tenemos la planta.

Así que cuentan con el compromiso también, de trabajar juntos con estos recursos que se obtuvieron destinados a equipamiento y destinados a obras que el municipio va a administrar estos recursos para buscar también la manera de que estos recursos reciclen dentro de obras, dentro del municipio que beneficien a toda la familia de El Huecú. Así, que intendente creo que esto también es un anhelo porque muchas familias decían llegó la planta a El Huecú pero el gas no va a llegar a nuestras casas. Bueno, yo les quiero anticipar que el gas va a llegar a la casa de cada uno y de las familias más humildes.

Y desde El Huecú y como un mensaje para toda la república Argentina quiero transmitir también un mensaje a aquellos sectores de la sociedad argentina que durante tantos años se han beneficiado con un gas barato. La provincia de Neuquén abastece más del 50 por ciento del gas a la república Argentina y en los últimos años lo ha hecho a un precio muy bajo, de regalo, de subsidio al consumo domiciliario especialmente de los que más pueden, especialmente de las grandes ciudades, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe; a las grandes industrias exportadoras; el gas de los neuquinos y de los patagónicos y todas las provincias productoras; ha beneficiado a muchos.

Mientras a Bolivia se le pagaban 8 dólares a la provincia de Neuquén se le reconocían en regalías sobre la base de uno o dos dólares. Ahora ha llegado el momento de hacer justicia, la provincia de Neuquén necesita recursos. Frente a la crisis internacional la provincia de Neuquén tiene que afrontar compromiso con su pueblo y necesita de estos recursos. Por lo tanto el precio del gas de los neuquinos tiene que valer.

Se han levantado muchas voces en Buenos Aires, en Córdoba, en Santa Fe de asociaciones de consumidores quejándose por el nuevo precio del gas. Nosotros creemos que el nuevo precio del gas que se vaya reconociendo a la provincia de Neuquén y a las provincias productoras tiene que ser como un acto de justicia y el nuevo precio del gas también es justicia porque subsidia el precio de la garrafa social que va destinada a los sectores sociales más humildes y también el precio del gas se ha mantenido uniforme y bajo para las familias de bajos recursos y de bajo consumo.

Pero aquellas familias que más pueden, aquellas las industrias que más pueden, aquellos sectores sociales que tienen la posibilidad de pagar el gas y que no afecta su presupuesto familiar tienen que entender que la justicia, la verdadera justicia, la justicia social, tiene un lema fundamental, y es que la justicia social se hace con la responsabilidad de los que más tienen para poder de esta manera darle respuesta desde el Estado y desde la sociedad civil a los que menos tienen.

La provincia de Neuquén necesita un precio del gas diferente para poder tener regalías que estén acordes con el esfuerzo que hace con un recurso no renovable, no olvidemos que es un recurso que se agota. Y se lo brindamos con generosidad a la nación porque la nación lo necesita para su industria y también para sus familias. Pero que sea a un precio justo el que se le reconozca a la provincia.

Por eso vamos a acompañar al gobierno nacional cuando decida aumentos en las facturas de gas que afecten a aquellos que más ingresos tienen. Porque el gas de Argentina, en los domicilios, es el gas más barato que existe en el mundo. No hay país en el mundo que tenga un gas como tiene la república Argentina. Por eso es que necesitamos, no queremos llegar a los valores internacionales, pero tampoco que se nos discrimine como provincia productora.

Quiero que este mensaje desde EL Huecú, en donde estamos instalando y conectando a nuestro pueblo neuquino con un gas que le fue negado, cuando los neuquinos estamos sentados sobre (los) yacimientos más importantes de la república, quiero que este mensaje les llegue desde El Huecú, a aquellos que más tienen y que más pueden para hacer justicia con un precio del gas que necesitamos para seguir haciendo obras como la que hoy terminamos o inauguramos o vamos a dejar terminada antes del invierno para los habitantes de El Huecú y del interior de la provincia de Neuquén.

Decía bien David (Sánchez, intendente de El Huecú) que tenemos que lograr el desarrollo integrado y equilibrado de nuestra provincia y de todo nuestro territorio provincial para eso, hacen falta los recursos.

Vamos a seguir trabajando para beneficio de nuestra comunidad y en El Huecú estamos trabajando en el proyecto del acueducto, David, de 23 kilómetros. Si bien es cierto, a través del EPAS les estamos dando una solución de coyuntura al tema del agua de El Huecú con perforaciones, con agua que tiene que ver con el riego, con arreglo de canales, trayendo el Proda para trabajar en las huertas tenemos la necesidad de asegurar confiabilidad en el abastecimiento del agua con un acueducto de 23 kilómetros cuyo proyecto está terminado y cuando esté terminado vamos a salir a buscar los recursos para construirlo.

En salud, me alegro mucho y realmente me hace feliz, verle la cara al director del hospital cuando recibe las llaves de una ambulancia esperada hace mucho tiempo, 4×4, y me alegro además por entregársela de zapalino a zapalino a un médico que le dedica su esfuerzo, su vocación y su trabajo a la comunidad y me decía recién el doctor Garaygortza (Javier) decía: vamos a seguir pidiendo elementos que necesitamos para el hospital y está bien que así sea.

Y está bien porque necesitamos seguir equipando el hospital, con un autoclave, con la ambulancia, con una camioneta 4×4 que en poco tiempo va a llegar, con una moto, con dos agentes sanitarios para la comunidad Huaiquillán, que se están capacitando en Zapala, y también con un compromiso que habíamos asumido con la comunidad Huaiquillán en Colipilli de tener un tráiler sanitario para acompañar a los habitantes en la veranada en el Cajón de los Barros. Este compromiso también hoy cumplido nos permite decir que tenemos que seguir trabajando. Es mucha la tarea que hay por delante. Y seguro, cuando llegamos a una línea de llegada sabemos que esa línea de llegada es un nuevo punto de partida.

Hoy también la comunidad mapuche nos pedía por la Escuela 299. Esa escuela se prendió fuego en el 2005 y también hemos tenido oportunidad de verla, tanto en campaña como el año pasado con el aniversario. Y hoy podemos decir que en base a una decisión en conjunto de la comunidad y una decisión del gobierno y también de infraestructura escolar y de la subsecretaría de Planificación Educativa, hemos decidido en conjunto, repito, en reuniones que propició el intendente, que se celebraron hasta las dos de la mañana anoche, hemos resuelto arreglar y reparar a la espera de la construcción de la nueva escuela con los fondos de Nación que están previstos para la construcción de cientos de escuelas en toda la república. Pero hasta que ese dinero llegue, vamos a reparar la Escuela 299 y le vamos a hacer las ampliaciones que necesita en aulas y en cocina para que dignamente los treinta alumnos que allí están puedan llevar adelante sus estudios.

Esto también es un esfuerzo en conjunto que tenemos que hacer con el municipio para llevar adelante estas obras que hay que hacerlas lo más rápido posible. Me preguntaba el lonco de la comunidad y me decía: ¿qué garantías tenemos? Y yo le decía que la garantía es el cumplimiento de la palabra empeñada. Seguramente dentro de algunos años los dirigentes tendremos algunos que renovar nuestro crédito con la población. Y otros tenemos que legitimarnos en el ejercicio de la función. A nosotros el año pasado, o el ante año pasado, nos legitimó el voto popular para estar aquí conduciendo los destinos de la provincia. Esa es la legitimidad que nos dio el voto popular. Pero esa legitimidad la tenemos que revalidar día a día con el cumplimiento de la palabra empeñada. Y yo he venido hoy a El Huecú a cumplir la palabra empeñada con el gas, a concretar y formalizar con el presupuesto necesario la conexión domiciliaria y a cumplir con el hospital para entregar la ambulancia prometida o el tráiler prometido en el Cajón de los Barros.

Y la única garantía que tenemos gobernantes y sociedad, sociedad y gobernantes, es justamente ese cumplimiento de la palabra y la lealtad que nos debemos mutuamente en el trabajo cotidiano de enfrentar los problemas todos los días. Conflictos y problemas vamos a tener siempre. Lo importante es que los conflictos los sepamos superar en paz, con diálogo, con sana discusión, con sana crítica, con propuestas. Es la única manera de superar los problemas. Hay un nuevo mundo hoy. En los últimos meses cambió la economía del mundo. Seguramente vendrá una economía más solidaria eso quiero creer y eso creo. El sistema económico que imperaba hace pocos meses fracasó y terminó, y se inicia un nuevo sistema, ya no es el mismo mundo, no es la misma Argentina ni es el mismo Neuquén. Y junto a la suma de todos los factores yo los escucho, yo los atiendo y en el gabinete los atendemos, pero tenemos que a los distintos sectores encolumnarnos detrás del objetivo común de la provincia de Neuquén, hoy no hay nada ni nadie más importante para nosotros como sociedad que la provincia de Neuquén, por supuesto que también la República Argentina, desde ya, llevamos la celeste y blanca en el corazón, pero nuestra responsabilidad como gobierno provincial nos lleva a poner por delante la causa de todos los neuquinos, la causa de la provincia de Neuquén y cuando hay un reclamo sectorial que pretende imponerse por sobre otros sectores de la sociedad, tenemos la obligación en el diálogo, y en el marco de la discusión sana y pacífica, decirles: “momento”, hay que ser prudentes, hay que estar atentos, hay que estar alertas, la situación financiera mundial y nacional es muy seria. Pero dentro de esta seriedad tenemos que seguir resolviendo los problemas y los vamos a resolver y para eso hay que dedicarles tiempo, creatividad e ingenio, y fundamentalmente no generar un conflicto social donde el conflicto entre las partes no construya la paz social. He recibido a las comunidades mapuches y también he escuchado los reclamos de muchos propietarios de campos y he escuchado atentamente los pedidos de cada uno, después de esta charla con ustedes vamos a leer la parte del petitorio de las comunidades mapuches, pero es fundamental para nosotros como gobierno transmitirles que vamos a generar todas las mesas de diálogo y los espacios de solución pacífica de los conflictos, van a tener en el Poder Ejecutivo el mediador, el prudente mediador para que los conflictos se resuelvan en la mesa del diálogo y no en la confrontación y en el enfrentamiento. El 12 de febrero se van a reunir los distintos sectores en relación a esta problemática con autoridades del gobierno provincial y seguramente con el municipio y vamos a resolver en un marco de diálogo y en un marco de propuestas inteligentes los distintos problemas que se han ido sucediendo en la región, pero para que haya diálogo, necesitamos que todos los sectores estemos dispuestos a escucharnos, a escuchar todos los planteos, las sugerencias y las soluciones de cada uno para no llegar al conflicto y para no llegar a la situación que solamente sea la voz una de las partes.

Es por eso que vamos a seguir trabajando en propuestas concretas. Nosotros por ejemplo en el tema de viviendas – yo lo digo en todos los lugares de la provincia- , hemos construido 1600 viviendas en el 2008; estamos construyendo otras 1600; estamos esperando de Nación la probación financiera para adjudicar 1600 viviendas más que ya han sido licitadas y además hemos firmado hace diez días 2500 viviendas más, con lo que se llega a un número entre el año 2008 y 2009, de 7300 viviendas.

Ahora depende de nuestra capacidad de ejecución, de nuestra capacidad de trabajo, de pagar la cuota por cada uno de los beneficiarios para seguir en esta tarea, para seguir en este trabajo. Y veo con mucha alegría que el intendente también trabaja en el tema de loteos sociales, como muchos intendentes de la provincia del Neuquén anticipándose a lo que es las tomas.

Hoy me entero de otra toma en la ciudad de Plottier, y me entero con tristeza. Las tomas lo único que hacen es pretender anteponer las soluciones al problema de vivienda, mediante la vía de la mano propia, y no esperar las resoluciones del gobierno municipal y del gobierno provincial. Aquellos que recurran a la usurpación de lotes para resolver el problema de viviendas en forma individual, no van a ser inscriptos en el registro de beneficiarios hasta que no desistan de su actitud de usurpar tierras – en este caso, ayer en Plottier, de un chacarero-.

No podemos permitir la lucha entre los neuquinos, de todos contra todos, sino que tenemos que trabajar todos juntos en la solución de los problemas. Es la única manera de resolver los problemas. Pero no se resuelven por la ley del más fuerte, por el que más corte rutas, o por el que más ruido haga. Se resuelven, por la vía de la ejecución, de la acción y poner manos a la obra en la acción, con el esfuerzo propio, la ayuda mutua, el esfuerzo solidario y la participación del municipio y de la provincia.

Hemos trabajado en tres escuelas, en la escuela primaria 6, en la 328 y en el CPEM 30, con reparaciones varias el año pasado y este año, y vamos a seguir trabajando en la reparación de los edificios escolares en toda la provincia.

Como dijo el intendente, la AIC (Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas) está trabajando en el arroyo Cajón del Huecú para hacer las defensas costeras.

Es cierto el Huecú tiene su fecha hoy de recuerdo de un febrero de 1940, en que se eligió la primera comisión de fomento. Pero quiero recordar que mucho antes en 1886, fíjense, hace 120 años, aquí en el Huecú se celebró la primera elección comunal, con la participación de mil habitantes; donde el señor Vicente Bono fue elegido presidente de esa comisión vecinal. Y quiero recordar también, que Ñorquín es Estado de Don Gregorio Álvarez, un ilustre neuquino que nos prestigió con su trabajo, con su presencia, con su dedicación y con su patriotismo.

Yo quiero en este nuevo aniversario de El Huecú, con la memoria y el recuerdo, los valores, intelectuales y morales de Don Gregorio Álvarez, de los primeros pobladores y de los pioneros, desearles otro año de realizaciones y de prosperidad y desearles un feliz aniversario para que todos juntos con la responsabilidad, con el trabajo de todos los días y con una vocación de patria seamos capaces de construir el progreso social en El Huecú y en la provincia del Neuquén.

Querido pueblo de El Huecú Feliz cumpleaños.