Discurso de la embajadora de Estados Unidos, Vilma Socorro Martínez. 17 de noviembre 2009

noviembre 17, 2009

Gracias gobernador (Jorge) Sapag y señor intendente (Martín) Farizano por haberme invitado a visitar esta maravillosa provincia. Esta es la primera vez que vengo a Neuquén. Estoy muy impresionada por la riqueza y la diversidad de la provincia.Neuquén ha sido beneficiada con increíbles recursos naturales y bellísimos paisajes. Esta provincia, famosa por la Ruta del Vino, las Manzanas y los Dinosaurios, la Ruta de los Siete Lagos y Caviahue, es un verdadero tesoro natural, lleno de sorpresas y sitios extraordinarios. Dondequiera que uno mire puede ver cómo operan las fuerzas de la naturaleza.En un lugar tan lindo como Neuquén, la gran mayoría de las veces es placentero observar esas fuerzas. Pero ocurre que la naturaleza, a veces, nos envía fenómenos naturales que pueden tener graves consecuencias. Los desastres naturales, como inundaciones, avalanchas o erupciones volcánicas, ocurren con poca o ninguna advertencia. Estas emergencias pueden forzar el traslado o evacuación de familias de sus hogares.Por eso es necesario contar con recursos disponibles en todo momento para poder dar respuesta eficaz e inmediata a las necesidades urgentes de la gente. El alivio en estas situaciones depende de la experiencia y el equipamiento de los profesionales de Defensa Civil.Ésta es la razón por la que estamos reunidos hoy aquí. Nosotros en la embajada de los Estados Unidos hemos estado trabajando con el gobernador Sapag y su equipo durante este último año para hacer esta donación. Estoy muy orgullosa de estar hoy aquí representando a mi país para donar equipamiento e insumos a este centro de evacuación de emergencias.Centros de evacuación como este son vitales para brindar alivio y reconstrucción. Estos centros dan respuesta inmediata a las necesidades fácticas de alimento, agua y refugio durante una catástrofe natural, cuando la gente más lo necesita. El material que estamos donando hoy ha sido provisto por el Departamento de Defensa y el Comando Sur de los Estados Unidos, a través del programa de Asistencia Humanitaria. Esperamos seguir trabajando con el gobernador Sapag y su equipo para profundizar los esfuerzos de colaboración existentes entre nuestras naciones.Es un gran placer para mí representar a los Estados Unidos de Norteamérica en esta ceremonia, en la que celebramos la cooperación entre argentinos y estadounidenses para el beneficio de la gente de Neuquén. Muchísimas gracias.