(…) Estados Unidos de América en la Latinoamérica en la República Argentina, doctora Vilma Martínez, señor intendente de la ciudad de Neuquén, licenciado Martín Farizano, señor jefe del grupo militar de los Estados Unidos de América, coronel Edwin Passmore, señor capitán de Fragata, sección Lavate del grupo militar y asistencia humanitaria de los Estados Unidos de América, y también conocedor y amigo de la provincia, Edward Murdoch, señora oficial del consulado de los Estados Unidos de América en Argentina, Heather Smith, señora Patricia Brosker, de prensa de la embajada, señor comandante de la Sexta Brigada de Montaña, general de brigada Victorio Paoli, señor comandante de Gendarmería, amigo San Julián, señores diputados provinciales, concejales, ministros, secretarios, subsecretarios, amigos de la prensa, a todas las autoridades que hoy nos prepararon este lugar en esta maravillosa Isla 132, las autoridades de Cordineu, gracias por el espacio, gracias por permitirnos también tener esta exposición del material que ha sido donado por el departamento de Prensa de la embajada de los Estados Unidos.

Realmente para mí es un honor contar con la presencia de la embajadora, como decía el intendente de la ciudad de Neuquén, Martín Farizano, en una nueva etapa, en una nueva época del vínculo entre Estados Unidos de América y América Latina iniciado por su nuevo presidente, el presidente Barack Obama. Creemos que de la mano de las convicciones y de los valores que ha levantado el actual presidente de los Estados Unidos, respaldado por la mayoría en forma democrática en los Estados Unidos, significa un paso distinto, un paso nuevo para el vínculo con nuestros países y con nuestros gobiernos provinciales y municipales. En los últimos 12 meses hemos tenido un vínculo casi periódico con la embajada de los Estados Unidos. Nuestro reconocimiento a los que han participado en esta gestión, iniciada por el general Pietro Alemandi, a quien también le rendimos nuestro homenaje y reconocimiento y llevada adelante por Edward Murdoch, de la agregaduría militar de Estados Unidos y gestionada por el ingeniero Leonel Dacharry, por Claudio Domínguez, por Emilio Germán Arias de Defensa Civil, por el doctor Rodrigo Arena, y Claudia Vera de la Coordinación legal y técnica. A todos ellos, el reconocimiento, porque en un año fue posible desde el intercambio de notas llegar a este resultado, y preferimos mostrarlo así, todo el material armado, desplegado porque uno toma dimensión de la importancia que tiene este material para los momentos, como decía la embajadora, de emergencia, de riesgos, de catástrofes; y queremos con estos materiales ir conformando el sistema provincial de gestión de riesgos y emergencias.

La gestión pública tiene que ser innovadora y no solamente en las ideas, sino que hay que ser innovador en contar con los recursos apropiados. Y lo queremos hacer en el marco de la estrategia internacional para la reducción de desastres que tiene las Naciones Unidas. En este marco es que hemos elaborado, un sistema normativo elevado a la Legislatura, para consideración de los diputados provinciales, que nos permitiría tener un modelo normativo en la república argentina y creo también que en Latinoamérica y así ha sido declarado por algunos especialistas, que puede ser luego repetido en distintas provincias.

Este modelo normativo acompañado por los materiales adecuados, permite enfrentar riesgos y enfrentar catástrofes y estar prevenidos. Las catástrofes son propias y lo importante es mitigar los efectos de esas catástrofes. Y para eso es necesario estar preparados, tener una estrategia, tener un programa, tener un sistema. No solamente normativo, sino tenerlo preparado en los hechos, con bienes apropiados.

Por eso celebramos que en este programa de ayuda humanitaria del Departamento de Defensa de los Estados Unidos hayan llegado estos bienes que representan una primera etapa. Estamos trabajando en etapas posteriores para contar con galpones y centros de emergencia que se están trabajando a nivel de ambos gobiernos, el gobierno de los Estados Unidos y el gobierno de la provincia del Neuquén, para contar con vehículos apropiados -camiones, camionetas-, galpones, centros de evacuados.

Esto va a ser fruto y producto del trabajo que vayamos realizando, que está iniciado y que, por supuesto, tenemos que esperar los tiempos necesarios para ir concretándolos y los iremos anunciando a medida que avancemos. Quiere decir que este es un primer paso, que es importante, es muy importante y es importante en el marco de la crisis internacional que ha afectado a todos los países. En este marco de crisis, los gobiernos tienen que seguir trabajando para dar respuestas a la sociedad.

Creo que en este marco de crisis, la respuesta de Estados Unidos en doce meses de trabajo ha sido contundente. Hemos tenido algunas demoras, demoras que no han sido responsabilidad ni de Estados Unidos ni de la provincia. Las hemos tenido sobre todo con trámites aduaneros, que son normales. Son normales las demoras, pero creemos que ahora las podemos agilizar a la luz de la experiencia que hemos tenido con este primer envío.

También hemos elegido un sistema de resguardo de los bienes, que creemos va a ser innovador. Estamos formalizando el modelo de convenio a firmar con el Ejército Argentino, para que los bienes estén resguardados en los depósitos del Ejército Argentino, de manera de tener los bienes inventariados y cuando sean necesarios, a través de un remito correspondiente, se sacan del Ejército y se vuelven a ingresar con el control correspondiente. Creo que esto es innovador. También es como podemos interactuar entre las distintas instituciones del Estado para ser más eficientes y para ser celosos guardianes de bienes que son públicos.

También estos bienes van a estar a disposición de otras provincias argentinas y de Chile, porque cuando surgen las emergencias a veces no hay personal ni bienes suficientes como para mitigar los efectos de estos problemas o de esas catástrofes. Así que creemos que en esto estamos dando un puntapié importante, repito, siendo modelo en América Latina desde el punto de vista normativo. Y también dando un puntapié inicial para ser modelo en tener un equipo completo, que abarque carpas, vehículos, grupos electrógenos, cocinas, baños, camas y comodidades para un centro de evacuados.

Nosotros hemos vivido, hace muy poco tiempo, con la crecida del río Neuquén, un problema en Sauzal Bonito donde hubo que evacuar a todos los pobladores. Tuvimos una semana de anticipación, de alerta temprana, donde iba a crecer el río por la cantidad de lluvias y ya habíamos tenido una experiencia de años anteriores de una de las crecidas más importantes del río Neuquén. Y por la alerta temprana y con la colaboración del Ejército, de Gendarmería, de la Policía, de Defensa Civil y Bomberos, se pudo trabajar y evitar daños.

No se pudo evitar la crecida del río porque no se pueden parar estos eventos climáticos que solamente los dispone la naturaleza, pero sí pudimos estar prevenidos y no teníamos en ese momento todo el equipamiento que hoy tenemos. Por supuesto que con la colaboración del Ejército, Gendarmería, Policía, Bomberos, pudimos afrontar el problema, resolverlo y hacerlo con éxito.

En ese camino y a la luz de esa experiencia es que se fue elaborando, ya dentro de un programa más organizado, esta idea de contar con esta colaboración del Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

Embajadora, le pedimos que le transmita al gobierno de Estados Unidos, al señor Presidente, nuestro reconocimiento, nuestro agradecimiento por estar presentes de esta manera en la Patagonia Argentina. Le damos la bienvenida a nuestra provincia, esperamos que su estadía sea placentera y para nosotros es un verdadero honor, un verdadero placer y un motivo de alegría contarla en esta bendita y querida tierra neuquina. Muchísimas gracias.