Fue durante una doble jornada de trabajo de coordinadores zonales de Salud Ambiental, que se llevó a cabo el martes y el miércoles en el Centro Administrativo Ministerial de est capital.

Durante una doble jornada de trabajo de coordinadores zonales de Salud Ambiental, se destacó la continuidad, el compromiso y dedicación del programa de Prevención de la Hidatidosis del ministerio de Salud de la provincia. Además, se realizó una revisión de las acciones ejecutadas, se planificó y también se abordó el tema del agua. En esta oportunidad, el equipo de Salud Ambiental contó su experiencia y premiación en las Jornadas Internacionales de Hidatidología, en la provincia de Chubut.

El encuentro se llevó a cabo el martes y el miércoles en el Centro Administrativo Ministerial (CAM) de esta capital. Durante las jornadas se abordaron diversos ejes temáticos. El primer día se replantearon misiones y funciones tanto del departamento de Salud Ambiental, como de los coordinadores zonales; y por la tarde se trató el tema agua.

El segundo día el tema central fue hidatidosis. Trabajaron sobre vigilancia epidemiológica; diagnóstico, clínica y tratamiento; y prevención en la comunidad. La hidatidosis es una enfermedad parasitaria del grupo de las zoonosis, es decir del tipo de enfermedades que se transmiten de los animales al hombre. Sin embargo, en la cadena de transmisión, la responsabilidad y los cuidados del hombre cumplen un papel fundamental.

En la segunda jornada, Irene Roccia, a cargo del departamento de Salud Ambiental, contó sobre la participación de la provincia del Neuquén en las XXXI Jornadas Argentinas de Hidatidosis y XXXV Jornadas Internacionales de Hidatidología, que se realizaron el 8 y el 9 de noviembre en la ciudad de Puerto Madryn, Chubut.

Manifestó que al equipo de Salud Ambiental se lo convocó a exponer sobre la temática y mostrar el programa de prevención de la hidatidosis que se desarrolla en la provincia de Neuquén hace varios años. Destacó que “fue un muy buen momento para intercambiar y actualizar información, conocer que están haciendo otras provincias, y poder ir mejorando lo que hacemos nosotros”.

La referente explicó que el programa provincial tiene como objetivo disminuir la incidencia y prevalencia de la enfermedad en la provincia de Neuquén. Con acciones como la desparasitación canina, la población tiene acceso a la ecografía, y resaltó que “es una provincia que trabaja en hidatidosis con personal comprometido”.

Irene Roccia comentó que el trabajo presentado en Chubut es una revisión desde 2005 a 2011, en el que se observó que la tasa de notificación permanece estable en el período 2005-2010. En 2011 se produjo un aumento en la notificación. Con respecto a esto aclaró que “este aumento en el registro se observó en todas las provincias y se debería a un nuevo requisito administrativo del programa por el cual se exige que, para hacer entrega de la medicación, el paciente se encuentre debidamente notificado”, y agregó que “esto no significa necesariamente que haya más casos, sino que se produjo una mejora en el registro”.

Otro de los datos que se muestra en el trabajo son las zonas más afectadas por la enfermedad. Durante ese período 2005-2011 se vio que la tasa de incidencia anual promedio es más elevada en las zonas II, III y IV, donde predomina la población rural y la ganadería.

De la reunión participaron la directora general de Atención Primaria de la Salud, María Luz Gamboa; de Salud Integral, Silvina Mastrángelo; de Epidemiología, Adriana Feltri; de Información Médica, Alejandro Ojeda; de Bromatología, Laila Andjelic; el referente del departamento de Promoción de la Salud Colectiva, Facundo Cornejo; coordinadores Zonales de Salud Ambiental y de Epidemiología de las Zonas Sanitarias; y personal del departamento de Salud Ambiental.

Programa provincial

El programa está basado en la Atención Primaria de la Salud (APS) e integrado por profesionales, agentes sanitarios, coordinadores de Salud Ambiental, y Zoonosis.

Los objetivos que se plantean los equipos de trabajo son reducir la tasa de infección equinococócica canina; y controlar la población canina total -rural y urbana-. Asimismo, se busca establecer un sistema de vigilancia ambiental, a través de la búsqueda activa de coproantígenos en materia fecal de perros; y concretar la articulación entre la subsecretaría de Salud, los municipios y otras instituciones provinciales y nacionales.

Las acciones que se llevan a cabo en las diferentes zonas son talleres, actividades y trabajos de Educación para la Salud; difusión a través de APS a niveles escolares; y gestión de financiamiento para investigación y apoyo científico-docente.

Premiación en Chubut

En Puerto Madryn, el equipo del Salud Ambiental no sólo expuso sobre la temática, sino que también participó de un concurso de Poster, obteniendo el primer premio.

El premio que recibieron fue por el trabajo “Situación Actual de la Echinococcosis canina en Neuquén evaluada mediante test de coproantígeno”. Fue un trabajo conjunto entre el departamento de Salud Ambiental de la subsecretaría de Salud, la Cátedra de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) y la dirección de Zoonosis y Control de Vectores de la Municipalidad de Neuquén.

Lo que se hizo fue un análisis de materia fecal canina recolectada del suelo en toda la provincia. Luego, a partir de una técnica de análisis llamada Elisa, se obtenían los resultados y se determinaba si el predio está contaminado o es libre del parásito.

Es importante destacar la participación de la profesional del sistema público de Salud Claudia López, quien hizo la presentación de una tesis sobre la hidatidosis en la provincia de Neuquén.