Debaten el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

mayo 5, 2009

Durante la jornada de hoy, el auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes es la sede para el debate de la propuesta que impulsa el Ejecutivo nacional. En la presentación del encuentro se destacó que el acceso a la información es un derecho humano esencial.

Se dio inicio esta mañana al debate de la propuesta de proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. El auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes colmado de público fue el escenario en el que funcionarios nacionales y provinciales presentaron el tema para comenzar con el foro de discusión, que se desarrolla durante toda la jornada en lo que constituye la 15º edición de un encuentro de estas características. 

Desde hace más de un mes y medio, desde el Comité Federal de Radiodifusión se llevan adelante este tipo de foros en todo el país con el propósito de promover la participación ciudadana para enriquecer el proyecto de radiodifusión propuesto por el Ejecutivo nacional.

En el panel de presentación expusieron el intendente de Neuquén, Martín Farizano; la senadora nacional Nancy Parrilli; el secretario de la Gestión Pública y Contrataciones del Estado, Rodolfo Laffitte; el vicepresidente de la agencia estatal de noticias Télam, Sergio Fernández Novoa; y el interventor del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto. Estuvieron presentes, además, diputados nacionales y provinciales, concejales e intendentes.

Rodolfo Laffitte, en representación del Ejecutivo provincial, dio la bienvenida a este espacio que aborda la regulación de los medios de comunicación social, al que calificó como “democrático” porque “la discusión plural de esta propuesta de Ley que recorre hoy el país pretende instalar el concepto que el acceso a la información es un derecho humano esencial y no solo una mercancía con la que se construye poder económico y poder político”.

La provincia de Neuquén tiene una vasta historia “en la lucha por el tema de la radiodifusión y los medios de comunicación social”, aseguró y recordó que en el año 1984 el entonces gobernador Felipe Sapag creó una comisión de comunicación social que contemplaba, entre otros temas, la falta de contenidos locales debido a la presencia de medios nacionales.

Explicó que el trabajo de esa comisión generó diversas acciones, entre ellas el proyecto que se plasmó en la Ley 1.646 del año 1985, que trataba sobre la instalación de pequeñas radios comunitarias. Si bien esta norma no llegó a aplicarse, “pretendíamos inspirar el sentido federal de nuestra organización nacional”, aseguró.

Por aquella época se creó también Radio y Televisión del Neuquén (RTN) “como productora de contenidos regionales y locales que ha tenido una larga trayectoria y subsiste hasta el día de hoy con un desarrollo importante”, sin embargo, consideró que si bien RTN llega al interior a través de repetidoras y de una red integrada de radiodifusión por satélite, “es hora que la provincia de Neuquén tenga su señal propia”.

El derecho a la información

Subrayó que “la radiodifusión es un medio para el ejercicio del derecho a la información y al desarrollo de la cultura, es un servicio de carácter esencial, es un servicio público”.

Indicó que el Estado debe ejercer el rol que garantice “la promoción de la diversidad, el pluralismo en la comunicación y la igualdad de oportunidades para el acceso y participación de todos los sectores de la sociedad, a la titularidad y gestión de los servicios de radiodifusión”. Por esto, consideró que la propuesta de crear un organismo colegiado con representación del poder ejecutivo y de las diversas representaciones políticas del Congreso y las provincias, “parecería un ámbito adecuado y plural para la aplicación y control del cumplimiento de esta Ley”, y aclaró que “quizás haya que perfeccionarlo”.

Aseguró que también “la calidad de la democracia se mide por la forma en que se regulan los medios de comunicación y cómo y quiénes acceden a las licencias”. Por esto, indicó que el gobierno provincial también está de acuerdo con que se aseguren espacios equitativos para medios estatales, comerciales, privados, entidades sin fines de lucro, universidades y que “se eviten los monopolios y oligopolios y se garantice la pluralidad”.

“A ésto las leyes solas no lo hacen posible, lo hacemos posible todos los actores que conformamos la conducción de esta sociedad argentina”, dijo y añadió que desde provincia de Neuquén se pretende “una Ley de radiodifusión o de servicios de comunicación audiovisual para la democracia”.

El intendente Martín Farizano destacó la trascendencia del debate que se plantea a través de estos foros, dado que consideró que éste es uno de los temas más importantes que deben tratarse en el país. Entre otros aspectos, indicó que es inviable que el Comfer pudiera funcionar en democracia con la estructura que prevé la actual Ley de Radiodifusión, por lo que el debate no puede dilatarse.

La participación como soporte

Por su parte, Gabriel Mariotto recordó que en estos 25 años de democracia se presentaron varios proyectos de Ley de Radiodifusión, algunos de los cuales ni siquiera llegaron a ser tratados en las comisiones del Congreso. Esta situación ha dejado en claro que “no se puede llevar al congreso una propuesta de proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual sin participación de la ciudadanía”, dijo.

Destacó que la provincia de Neuquén fue “vital en la recuperación de frecuencias por parte del pueblo”, situación que “ha democratizado muchísimo el espectro y ha dado pluralidad en la expresión”. Aseguró que “la legalidad tiene que llegar para aquellas emisiones que tienen la legitimidad de origen. No puede ser que la ley de la dictadura restrinja la posibilidad de emitir de sectores de la sociedad”.

Por esto, indicó que “más que a hablar vinimos a escuchar a los ciudadanos de Neuquén” y destacó que “todas las opiniones serán consideradas para que cuando esto llegue al Congreso la participación de la ciudadanía le dé el respaldo que los legisladores necesitan y que no caigan crudos a la presión de los medios del sistema”.

En relación con los principales aportes que han ido surgiendo a lo largo de estos encuentros, destacó los realizados sobre el aspecto federal de la norma. “Hay observaciones de redacción para que ese federalismo llegue a todas las instancias jurídicas institucionales del país, para que hasta en la ciudad más pequeña haya producción local”, dijo.

Enumeró también que, entre otras cuestiones, algunas comunidades aborígenes plantearon estar en los órganos de aplicación. “Hay muchos aportes que le dan soporte y enriquecimiento a la propuesta”, indicó.