De acuerdos a datos de la subsecretaria de Minería e Hidrocarburos de Neuquén durante octubre pasado se alcanzó una producción de petróleo no convencional (shale oil y tight oil) de 132.602 m3, con un promedio de 26.905 barriles por día, es decir 7,5 veces más que lo registrado en el mes de enero de 2013. De esta forma continua consolidándose el crecimiento en la producción de petróleo no convencional.

Esta situación permitió que aun disminuyendo la producción de petróleo convencional el total de la producción petrolera neuquina continúe en crecimiento luego de una fuerte caída registrada en los últimos 15 años que fue más del 65 por ciento en ese período, para retomar la senda alcista en el 2014 con el desarrollo de la formación Vaca Muerta.

Así la producción total acumulada de petróleo ascendió en el mes de Octubre a los 553.865 m3 y una producción acumulada para el periodo enero – octubre del 2015 de 5.333.366 m3 un 3,5 por ciento más que para el mismo periodo pero del 2013. (1,0 por ciento más para el mismo periodo del 2014)

Crece la participación del shale oil

Al mes de octubre de 2015 la producción de petróleo no convencional ya representaba un cuarto del total de la producción total del petróleo neuquino mientras que en enero de 2013 esa relación representaba tan solo el 4 por ciento.

Este crecimiento en la producción es el resultado de una política hidrocarburífera llevada adelante por el gobierno de la Provincia del Neuquén, que creo la empresa Gas y Petróleo del Neuquén para atraer inversores que quisieran impulsar el desarrollo de los yacimientos convencionales y no convencionales; que peleó una mejora en el precio de los hidrocarburos para hacer más atractiva la producción de éstos y que se vieron reflejados en los programas nacionales de incentivos a la producción.

A partir de ésta política hidrocarburífera, se han sextuplicado los niveles de inversión en la industria desde el 2009 a la fecha, y la provincia del Neuquén lidera los anuncios de inversión captando casi uno de cada tres dólares que se invierten en toda la Argentina. Esto permitió triplicar la cantidad de equipos de perforación con respecto a 2007.

Este contexto marca una clara diferenciación con el resto de las provincias y ubica a Neuquén como la de mayor dinamismo en materia de crecimiento económico y generación de fuentes de trabajo. De hecho, mientras que en los últimos tres años en todo el país el empleo registrado aumentó un 4 por ciento, en Neuquén creció 25 por ciento.