Crean alianza estratégica para exportar animales de refugo

abril 26, 2010

La provincia provee la materia prima desde varias localidades y una empresa de Buenos Aires se encarga de asegurar la infraestructura necesaria para trozar, embalar y enviar el producto hacia los mercados internacionales.

El ministerio de Desarrollo Territorial informó que comenzó la exportación chivos de refugo, mediante una alianza con la empresa Nutrax, especializada en este tipo de comercialización. El Caribe y algunos países de África y Asia son los principales destinos de exportación, y se espera encontrar nuevos mercados próximamente.

Raúl Chesta, coordinador comercial del Centro de la Pequeña y Mediana Empresa y Agencia de Desarrollo Económico del Neuquén (Centro PyME- Adeneu), comentó que actualmente se obtienen animales de Chos Malal, Rincón de los Sauces y Los Chihuidos, entre otras localidades, y que se buscará desarrollar otras zonas de la provincia, como Aluminé o Sierra Negra para reducir la cantidad de animales de refugo en campo, que tienen poco valor comercial en la región y consumen el alimento de los chivos más jóvenes. Se trata de animales viejos que ya no se pueden utilizar como reproductores.

Raúl Chesta expresó que este negocio “pasó por una etapa experimental en la que parecía poco creíble para los productores, pero hoy nos encuentra cargando casi un equipo completo de 200 animales por día todas las semanas”.

Agregó que “el productor comenzó a creer en el programa gracias al prefinanciamiento que ofrece la provincia para pagar la guía de transporte, porque carecemos de frigoríficos habilitados para trozar el producto -como lo demanda el mercado internacional- y por eso se recurre a Malargüe o Santa Isabel, en la provincia de Mendoza y La Pampa”.

Por su parte, Domingo Granata, gerente general de Nutrax, comentó que “hace tiempo que vemos un mercado interesante de carne caprina en Neuquén, por eso estamos interesados en la compra para la exportación. Actualmente no tenemos la posibilidad de armar una oferta continua y uniforme, así que estamos entusiasmados con la cantidad, calidad y la facilidad de ganado caprino que tiene esta provincia para armar una corriente de exportación permanente”.

Indicó que “afortunadamente, Chos Malal tiene aprobado en la comunidad internacional la extensión de la frontera del paralelo 42, a pesar de estar al Norte, y por eso pueden producir y faenar una cabra libre de aftosa. Cuando tengan el frigorífico preparado para faenar, podrán exportar a los mercados más ricos del mundo”.

Domingo Granata coincidió con Raúl Chesta, en que la exportación de animales de refugo debería generar mejoras en la economía de los actores involucrados, ya que habrá mayor ganancia para los productores que realizan matanzas esporádicamente, y además habrá mayor demanda de mano de obra profesional (veterinarios, ingenieros agrónomos y bioquímicos, y personal calificado para el control de sanidad animal, entre otros).

El Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) que trabaja para crear y remodelar mataderos en la provincia, analiza la puesta en marcha de un matadero de exportación en Chos Malal, condición que brindará mayor valor agregado a estas exportaciones.