En las últimas dos semanas se enviaron 3 mil fardos a productores ganaderos cuyos animales fueron alcanzados por las consecuencias de los siniestros en Ruca Choroi y Ñorquinco.

El gobierno provincial, a través del ministerio de Desarrollo Territorial, continúa brindando asistencia a los productores rurales afectados por los incendios ocurridos en el mes de enero en el departamento Aluminé, donde fueron alcanzadas por el fuego cerca de 3.500 hectáreas.

En las últimas dos semanas se enviaron a esa zona siete camiones, superando los 3 mil fardos entregados. Estos envíos forman parte de las acciones programadas desde el ministerio de Desarrollo Territorial para asistir a los productores afectados en la zona declarada en emergencia, cuyos animales sufrieron diferentes contingencias.

Asistencia

Cabe destacar que en las primeras semanas, una vez ocurridos los incendios, se destinó un millón de pesos de los cuales 300 mil pesos se destinaron a insumos y personal, y los otros 700 mil pesos para el plan provincial de Manejo del Fuego.

En cuanto a los animales, además del alimento se brindó atención veterinaria y organización para la logística de traslado y cuidado del ganado en conjunto con las comunidades mapuche de la zona.

En estas tareas y en la colaboración con otros organismos trabajaron en la zona afectada la dirección de Recursos Forestales, Corfone, Proderpa, Prosap, Centro Pyme, el Comité de Desarrollo Rural de Aluminé, y las agencias de producción de Zapala, Junín de los Andes y San Martín de los Andes.

Se determinó que fueron 3.453 las hectáreas afectadas por los incendios en el departamento Aluminé, de las cuales 2.048 hectáreas corresponden a Pilhué-Ñorquinco y las 1.405 restantes a Ruca Choroi. El operativo de combate demandó la participación de 20 organismos y más de 500 personas.