De esta forma se contribuye al trabajo que a diario realizan los crianceros. Ya se han finalizado más de 170 estructuras de este tipo, en una labor articulada al interior del gobierno provincial y en conjunto con los gobiernos locales.

La Secretaría de Desarrollo Territorial continúa con la construcción de cobertizos destinados a los crianceros neuquinos. Con la finalización de las obras en la microrregión noroeste esta semana se  sumaron 18 nuevos módulos a los 174 ya construidos.

Estas unidades productivas constan de 90 metros cuadrados de los cuales 30 metros son cubiertos para proteger al ganado ante los fenómenos climáticos adversos como nevadas, lluvias o heladas. A su vez, mejoran las condiciones para la esquila  y ayudan al manejo sanitario, buenas prácticas en los sistemas de producción y análisis de riesgo bajando considerablemente la muerte al momento de la parición.

Estas construcciones han sido gestionadas de manera conjunta entre provincia, gobiernos locales y los crianceros de las distintas zonas del territorio provincial.

Acciones como éstas aseguran el desarrollo de la ganadería local, incrementan los niveles de productividad y fortalecen a la familia rural a través de la mejora continua de su capacidad de organización y sus condiciones de vida.