Consejos para volver a la rutina luego del receso invernal a través de una correcta hidratación, consumo de frutas y verduras, un descanso adecuado y actividad física.  

El ministerio de Salud difundió recomendaciones para mantener una alimentación saludable. Muchas veces, durante el receso escolar se hacen modificaciones en la alimentación debido a los cambios de horarios y actividades, lo que puede ocasionar trastornos como el estreñimiento o malestar estomacal.

En tal sentido, a través del programa Punto Saludable, se recuerdan algunas medidas para retomar la rutina y los hábitos saludables que favorecen la calidad de vida y el bienestar.

Samuel García, referente de Nutrición de la cartera sanitaria, comentó que “durante las vacaciones parece que se nos olvidaron los horarios y el cuerpo pide un poco de orden” y agregó que “tener un estilo de vida saludable no es complicado, pero requiere organización. Volver a la rutina alimentaria y física, es la mejor manera de combatir los kilos de más, estar bien físicamente y tener un tránsito intestinal adecuado”.

Es por ello que se recuerda, en lo referido a la hidratación, beber más agua, ya que no tiene calorías y es el mejor sistema de hidratación para el organismo, y limitar el consumo de jugos, gaseosas azucaradas y bebidas con alcohol.

En relación a la alimentación, se aconseja un mayor consumo de frutas, verduras y hortalizas; la incorporación de fibra a la dieta mediante alimentos integrales; la reducción en el consumo de la denominada “comida chatarra” -es decir alimentos con muchas calorías como snack poco saludables y golosinas-, a solo una una vez por semana.

También es importante recuperar los horarios de descanso y la rutina de sueño, y realizar actividad física, iniciando con sesiones cortas de 20-30 minutos, tres o cuatro veces a la semana.