La cobertura alcanzará a unos 1.100 pequeños productores en todo el territorio provincial.

El gobierno provincial, a través del ministerio de Producción y Turismo, informa que comenzó la campaña 2016 de vacunación antibrucélica, orientada a aportar la cobertura a los rodeos de pequeños productores neuquinos.

La vacunación es de carácter obligatorio, y comprende la inmunización de la totalidad de las terneras de tres a ocho meses de edad, según lo establece la resolución 150/2002 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Se estima que la campaña provincial alcanzará este año a unos 1100 pequeños productores, complementando el trabajo que por la parte privada vienen realizando los establecimientos organizados a favor del control de esta enfermedad.

Las tareas son realizadas por personal de la dirección general de Sanidad y Fiscalización Pecuaria y agentes de las Agencias de Producción dependientes de la subsecretaría de Producción. También se cuenta con la colaboración de la Corporación de Desarrollo de la Cuenca del Curí Leuvú (Cordecc) en las tareas que se realizan en esa zona.

Al igual que en las anteriores campañas, las dosis y la logística son aportadas por la provincia del Neuquén a través del ministerio de Producción y Turismo. Las unidades fueron adquiridas a través del Banco Regional de Vacunas administrado por la Funbapa.

Beneficios

La ejecución de acciones tendientes al control y erradicación de la brucelosis bovina constituye una de las bases fundamentales para aumentar la productividad física de los rodeos provinciales, con la consiguiente mejora de la rentabilidad económica del sector.

Además, el carácter zoonótico que esta enfermedad posee hace necesario, desde el punto de vista de la salud pública, la ejecución de acciones que tiendan a su erradicación.