Mañana martes el gobernador Jorge Sapag estará en Caviahue para presidir el acto central por el 28º aniversario de esta localidad, mientras que el miércoles 16 será la vicegobernadora Ana Pechen la que participe de las celebraciones por los 50 años de vida institucional de Huinganco.

Las comunidades de Huinganco y Caviahue-Copahue festejan esta semana sus aniversarios, con la presencia de autoridades provinciales y municipales.

El gobernador Jorge Sapag estará mañana martes en Caviahue para presidir desde las 11 el acto central por el 28º aniversario de la localidad, junto con el intendente Oscar Mansegosa. Mientras que el miércoles 16 la vicegobernadora Ana Pechen será quien presida –junto con el intendente Ceferino Moya- la ceremonia conmemorativa de los 50 años de vida institucional de Huinganco.

La agenda de actividades para Caviahue-Copahue prevé la recepción de autoridades en la comuna local, a partir de las 11, y luego el traslado hacia la Avenida 8 de Abril para efectuar allí el izamiento de los pabellones nacional y provincial y la entonación de los himnos nacional y provincial desde las 11,30. Luego harán brindará sus discursos el intendente Mansegosa y el gobernador Sapag.

Posteriormente, el gobiernador entregará al intendente local un aporte no reintegrable de 760.000 pesos para la compra de un camión volcador para uso comunitario; y se entregarán medallas de honor al personal municipal con 25 años de servicio. A continuación, las autoridades harán una recorrida por las obras de infraestructura hotelera y turística que se llevan adelante en esa localidad. En el Centro de Convenciones los presentes participarán de un almuerzo popular.

La radicación de familias en Caviahue comenzó a registrarse desde 1983, pero recién el 8 de abril de 1986, con una población aproximada de 60 familias, se fundó la villa mediante decreto del entonces gobernador Felipe Sapag.

En junio de 1988 se creó la Comisión de Fomento de Caviahue-Copahue y un mes después asumió Oscar Mansegosa al frente de la administración. En febrero de 1999 se decretó la municipalización, por lo que la localidad pasó a ser municipio de tercera categoría.

Ese mismo año de 1986 el gobierno creó por decreto Nº 950 la Comisión de Estudios para Planificar el Desarrollo de Caviahue-Copahue, con la misión específica de formar una propuesta de desarrollo tendiente a «encauzar, promover y regular las actividades de corto y mediano plazo», definiendo los roles de ambos centros y su complementariedad funcional y económica.

Bodas de oro para Huinganco

La vicegobernadora Ana Pechen presidirá este miércoles junto con el intendente de Huinganco, Ceferino Moya, la ceremonia central para celebrar el 50º aniversario de esta localidad ubicada en el Noroeste neuquino, en el departamento Minas, a 461 kilómetros de la ciudad de Neuquén. El acto comenzará a las 11 en la avenida Antiguos Pobladores.

Huinganco está ubicada en la margen izquierda del río Neuquén, sobre el arroyo del mismo nombre y a 6 kilómetros de Andacollo. Su nombre deriva de “Huingan”, planta que produce una resina purgante usada para curar las torceduras de los animales. En un principio fue un conglomerado minero, la explotación aurífera tuvo gran incremento pero pronto se paralizó al igual que la compañía que llevaba a cabo la actividad. Como muchos otros pueblos del interior neuquino, Huinganco se originó circundando un establecimiento educativo. En 1922 comenzó a funcionar allí la Escuela Nacional Nº 76, con Temístocles Figueroa como director.

Posteriormente se transformó en una población agrícola, forestal y apícola de gran importancia. La colonia apícola “Manuel Belgrano”, creada por decreto el 18 de enero de 1965, tenía delimitado su perímetro y la subdivisión en chacras. También a partir de ese mismo año se inició el plan de forestación, a fin de constituir un bosque comunal argentino y se estableció el puesto sanitario. La creación del vivero, en 1968, logró parar el éxodo alarmante de esta población.

El 16 de abril de 1964 se estableció como fecha de fundación de la Comisión de Fomento por decreto provincial que firmó el gobernador Felipe Sapag, regulando así el desenvolvimiento social y económico. Esta primera Comisión la integraron Rogelio Figueroa, Remigio Moya y Ramón Contreras, entre otros.