Entre los objetivos del proyecto Proteger están reducir la prevalencia de factores de riesgo, disminuir la mortalidad por estas enfermedades y mejorar el acceso y la calidad de atención médica.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que próximamente se comenzará a desarrollar en la provincia el Proyecto de Protección de la Población Vulnerable contra las Enfermedades No Transmisibles, Proteger.

La directora provincial de Salud, Andrea Peve participó recientemente del Primer Encuentro Nacional de Referentes Provinciales de Proteger, junto con el director de Redes y Servicios de la dirección general de Atención Primaria de la Salud, Matías Neira, y el consultor del proyecto a nivel local, Andrés Albornoz.

Luego del encuentro, Neira explicó que “el proyecto apunta a las personas vulnerables y toma como criterio de vulnerabilidad la no cobertura de seguridad social, es decir que los beneficiarios de este proyecto son las personas sin obra social”.

Proteger está orientado a centros de salud y municipios. “En la provincia del Neuquén hay 33 centros de Salud de distintas localidades y 31 municipios que ya forman parte de Proteger”, indicó y especificó que, en cuanto a los municipios, deben ser parte del programa nacional de Municipios y Comunidades Saludables.

En ambos casos, hay indicadores relacionados con los ejes priorizados en el proyecto, a partir de los cuales se establece el cumplimiento de las metas. De acuerdo con esto, “la provincia recibe fondos, esos fondos se transfieren a los efectores que hayan cumplido con los indicadores y luego son los efectores que están participando del proyecto los que disponen y utilizan estos fondos”, comentó.

Asimismo, Neira destacó que “esto se destina a mejorar los servicios de atención para las personas con enfermedades crónicas no transmisibles. Puede ser para mejoras edilicias, compra de insumos médicos o equipamiento y diversas líneas de utilización de fondos que siempre tienen como objetivo el mejoramiento de la calidad de la atención de las personas con esas enfermedades”.

Proteger fue desarrollado en consonancia con los lineamientos internacionales y es conducido por la dirección nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles. Entre sus objetivos está reducir la prevalencia de factores de riesgo, disminuir la mortalidad por estas enfermedades y mejorar el acceso y la calidad de atención médica.

A través de Proteger se brindará apoyo financiero del Banco Mundial, a través del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), para fortalecer las actividades que actualmente se llevan a cabo en el marco de esta estrategia y profundizar el alcance en prevención, en la mejora de los cuidados de las personas con estas enfermedades y en la promoción de conductas y entornos más saludables para toda la población.

Entre estas enfermedades se encuentran las cardiovasculares, las respiratorias crónicas, la diabetes y el cáncer. Este grupo de patologías representan el 60 por ciento de las muertes en el país y sus factores de riesgo son el tabaquismo, el sedentarismo, la mala alimentación y el consumo de alcohol.