El ministro de Producción y Turismo asistió a una presentación sobre el plan del establecimiento Las Araucarias, con el fin de conocer y aprovechar los progresos que se realizaron en el mismo para trasladarlos al resto de la provincia.

El ministro de Producción y Turismo, José Brillo visitó ayer el establecimiento Las Araucarias, de engorde a corral, en Las Lajas. El objetivo es conocer y aprovechar los progresos que se realizaron en el mismo para trasladarlos al resto de la provincia.

“Hemos asistido a una presentación muy didáctica respecto del plan que tiene el establecimiento”, dijo el ministro y añadió que el objetivo es “tratar de aprovechar los progresos que ellos han tenido para trasladarlos al resto de la provincia”, además de analizar las posibilidades de obtener “financiamiento para este sector con el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), y el Banco Provincia del Neuquén”.

Consideró relevante la visita a este establecimiento que “es modelo en la región”, fundamentalmente “por el trabajo que estamos haciendo en la provincia del Neuquén, tratando de avanzar con el tema del maíz, el forraje y la carne”. En este sentido, destacó que Las Araucarias está ubicado estratégicamente a 50 kilómetros del Paso Internacional Pino Hachado, lo que abre “la posibilidad de vincularnos con Chile. Por eso es bueno aprender y ver los emprendimientos que han demostrado avanzar y progresar en esta materia”.

“Hace 14 años que estamos invirtiendo y desarrollando esta experiencia”, especificó Ronny Kulhmann, dueño del emprendimiento en el establecimiento Las Araucarias. “Hemos traído y adaptado experiencia de otros lugares, principalmente de la zona pampeana, en lo que se refiere a engorde a feed lot, ganadería y cierta agricultura”, agregó.

Cuentan con un equipo de trabajo integrado por “gente muy preparada, que hace 14 años que trabaja con nosotros”, dijo y explicó que en cuanto a lo organizativo y tecnológico “el establecimiento cuenta con un área de administración desde la cual se maneja toda la información en números del engorde. Además, contamos con un nutricionista con un laboratorio en el que nos prepara y analiza todas las dietas”.

Por otra parte, comentó que “tenemos un equipo formado, en el que tenemos un veterinario full time más dos personas desde hace 14 años entrenándose acá para trabajar en el engorde. Todos los días analizan y preparan las dietas”. Indicó que el establecimiento cuenta también con un mixer vertical y “ahora estamos por renovarlo, para instalar uno con un poco más de tecnología: el nuevo tiene balanza y trabaja con internet, con wi fi”. Este nuevo equipamiento tecnológico “traslada todos los datos en el mismo momento en que se está dando de comer al ganado. Esta información se está trasladando por internet a la oficina y se está archivando en una computadora que maneja corral por corral”, detalló.

Entre otras mejoras instrumentadas, “desde hace tres años estamos experimentando para usar el feed lot como invernada de la vaca. El animal entra en mayo, junio y sale en noviembre, diciembre. Se usa el feed lot como el campo de invernada, que es uno de los bienes más escasos que hay en la provincia. Veranadas hay, con muy buen pasto y riego en los mallines, pero lo que falta es invernada y mantener la calidad de la vaca durante todo el año, poder inseminarla, poder manejar el ternero y que la vaca entre de vuelta la próxima veranada en el mismo estado en el que salió el año anterior. Eso es muy importante, con un costo muy parecido a lo que tiene un campo de invernada”, especificó.

Además de animales propios, el establecimiento ofrece un servicio denominado de hotelería para productores de la zona. “Aproximadamente hoy tenemos entre 10 y 12 clientes que ellos tienen su propia marca en la provincia del Neuquén, y algunos clientes extra Patagonia que nos traen su ganado a nuestros corrales”, dijo.