Con esta finalidad, se firmó una carta de adhesión entre los ministerios de Producción y Turismo de Neuquén y de Agroindustria de la Nación. El objetivo es coordinar e implementar políticas públicas vinculadas a este tema.

El ministerio de Producción y Turismo se sumará al Programa Nacional de Reducción de pérdida y desperdicio de alimentos que impulsa el ministerio de Agroindustria de la Nación. La subsecretaria de Producción, Dora Cortés firmó días atrás una carta de adhesión al programa junto al secretario de Agregado de Valor del ministerio de Agroindustria, Néstor Roulet.

El documento suscripto establece que el objetivo de esta iniciativa es “coordinar, proponer e implementar políticas públicas, en consenso y con la participación de representantes del sector público y privado, sociedad civil, organismos internacionales, entre otros, que atiendan las causas y los efectos de la pérdida y el desperdicio de alimentos”.

El Programa se encuentra estructurado en tres ejes: Gobernanza y Alianzas; Investigación, Tecnología y Conocimiento; e Información y Comunicación.

El eje Gobernanza y Alianzas contempla, entre otros aspectos, coordinar circuitos de donación de alimentos a organizaciones de la sociedad civil debidamente inscriptas que puedan asegurar la correcta manipulación y utilización de los alimentos recibidos.

A través del eje Investigación, Tecnología y Conocimiento se propone realizar estudios de diagnóstico de pérdida y desperdicio de alimentos; suministrar información sobre trabajos de investigación sobre la temática en el sector, o desarrollar proyectos destinados a este fin, tales como reducir, recuperar, reciclar o reutilizar.

Por último, el eje Información y Comunicación apunta a replicar la campaña “Valoremos los alimentos” a través de los medios de comunicación gráficos, audiovisuales o cualquier otro que apunte a la concientización y difusión a consumidores-usuarios. Como así también la inclusión de la temática de reducción de pérdida y desperdicio de alimentos en las capacitaciones dirigidas al personal.

En este sentido, se informó que la adhesión al Programa implicará el desarrollo conjunto y coordinado de acciones en, al menos, uno de los tres ejes planteados, en función de las capacidades y posibilidades del gobierno provincial y a su exclusivo criterio. Asimismo, la provincia podrá participar de otras acciones en materia de reducción de pérdida y desperdicio de alimentos en consenso con la secretaría de Agregado de Valor (SAV).

El documento establece además que la SAV y el gobierno provincial coinciden en implementar acciones tendientes a la optimización del uso de los recursos alimentarios y su sostenibilidad y la necesidad de actuar en conjunto.

De la firma de adhesión también participó la subsecretaria nacional de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo; y funcionarios nacionales y provinciales.