La primera etapa de las tareas ya está culminada y se encuentra en proceso de contratación la segunda. Los trabajos se ejecutarán en cuatro fases, demandarán una inversión superior a 70 millones de pesos y beneficiarán a más de 8 mil vecinos. 

Con una inversión de más de 70 millones de pesos y contemplando cuatro etapas de trabajos, se están desarrollando obras pluvioaluvionales que benefician de manera directa a más de 8 mil vecinos de los sectores 2 de Mayo, 7 de Mayo, Peumayén y Nueva Jerusalén de la ciudad de Neuquén.

La primera etapa ya está ejecutada en su totalidad y actualmente se encuentra en contratación la segunda fase del proyecto.

Si bien las tareas benefician de forma directa a esos cuatro sectores del Oeste capitalino, también impactarán de manera indirecta en los barrios ubicados al Sur de la calle 1 de Enero (Hibepa, Gran Neuquén Norte y Sur, entre otros), debido a que el agua de escorrentía llegará en menor cantidad, con mucha menor velocidad y, por consiguiente, con menor poder erosivo.

El gobernador Omar Gutiérrez estuvo en el lugar donde se realizan los trabajos y aseguró que “es una obra muy importante, que empieza a saldar una deuda con los habitantes de este sector de la ciudad”.

El mandatario dijo estar “muy feliz” porque se hayan terminado las etapas I y II del sector 2 de Mayo y anticipó que “ahora vamos por las demás etapas y las de los otros tres barrios para confluir toda la trama Norte en la calle 1 de Enero”.

Gutiérrez expresó que “son obras que quizás no lucen pero que son prioritarias, estructurales y estratégicas porque hemos vivenciado lo que ocurre cuando hay una gran inundación y se lleva las casas, generando incertidumbre y desolación”.

Detalle de las obras

Las obras pluvioaluvionales de 7 de Mayo tienen como objetivo captar y conducir de manera segura el agua de escorrentía desde el sector de bardas ubicado al norte y noreste de los barrios 2 de Mayo, 7 de Mayo, Peumayén y Nueva Jerusalén hasta la calle 1 de Enero, ubicada al sur de estos sectores.

A partir de allí se unirán al sistema integral de conducción aluvional, ayudando a la seguridad de las familias al momento de producirse tormentas de gran magnitud, cada vez más constantes y que han traído problemas años anteriores, incluso hasta llevándose casas enteras ubicadas cerca de los ejes de los cauces aluvionales.

La primera etapa ya está ejecutada en su totalidad y actualmente se encuentra en contratación la segunda.

El sistema de captación y conducción pluvioaluvional de esta cuenca hídrica está compuesto por: 1.400 metros lineales de perfilado y hormigonado de canales de diferentes secciones; 400 metros lineales de un canal que tendrá doble uso (conducción de agua en caso de escorrentía y pista de skate cuando no tenga agua) ubicado dentro del predio donde se construye el parque multipropósito.

Además contará con nueve azudes de diferentes dimensiones que controlan el flujo hidráulico dinámico, minimizando de esta manera el transporte de sedimentos y la posibilidad de erosionar.

Habrá tres puentes vehiculares para comunicar el sector 7 de Mayo con el sector Bella Vista del barrio Cuenca XV y con el sector 2 de Mayo, eliminando de esta manera el peligro que representa el tránsito de personas y vehículos por el cauce aluvional.

Se construirán 1.286 metros lineales de canales laterales para conducir el agua por la línea municipal, evitando de esta manera el ingreso de agua de escorrentía en los lotes. Además se instalarán otros 351 metros lineales de caño de 600 milímetros de diámetro para el cruce de calles. Esto implica 60 cámaras cabezales con sumidero que se instalarán en las esquinas de las calles.

Por último, se harán dos reservorios de agua y cinco cámaras de captación ubicadas en las zona más cercana a la bardas.

Los trabajos se realizarán en cuatro etapas debido a que a medida que se avance con los mismos se deben realizar acciones complementarias como la reubicación de las familias que históricamente viven en zonas de riesgo.

La primera etapa, que incluye el hormigonado de 200 metros lineales de canales con sus correspondientes barreras laterales de seguridad, tres azudes de diferentes dimensiones y un puente vehicular fue ejecutada en un plazo de 180 días.

Estos trabajos ya permiten la disminución en la cantidad y velocidad del agua que llega al sur de 7 de Mayo por el cauce principal. Esto se debe a la construcción de dos azudes dentro del canal y un azud principal en la zona de bardas.

Actualmente se encuentra en contratación la segunda etapa del proyecto.

Las obras contemplan cuatro etapas de trabajos y demandarán una inversión de más de 70 millones de pesos.