Gutiérrez se reunió con periodistas de diversos medios de comunicación de la región y destacó la labor diaria “para fortalecer la vida en democracia”. Luego brindó con trabajadores de la administración pública.

 

El gobernador Omar Gutiérrez saludó este mediodía a los periodistas de medios de comunicación con un brindis por fin de año que se realizó en Casa de Gobierno. Del acto participaron ministros, funcionarios, diputados provinciales y concejales. Luego encabezó el tradicional brindis de fin de año con los trabajadores de Casa de Gobierno, donde destacó la labor desarrollada durante todo el año.

El mandatario se reunió en primer lugar con la prensa y les agradeció “el trabajo que llevan adelante con el objetivo de fortalecer la vida en democracia”.

El gobernador brindó con periodistas y destacó la labor diaria de los trabajadores de los medios de comunicación.

“A lo largo de la vida uno va comprendiendo la importancia de la información, del periodismo y la comunicación, en la tarea que hacen con el objetivo de estar más cerca, de integrarnos, para conocer a través de ustedes las necesidades y las expectativas de la sociedad para resolver cada uno de sus problemas”, señaló Gutiérrez.

“Muchas gracias por todo el trabajo que desarrollan, y en nombre del gobierno de la provincia del Neuquén decirles que nos hemos sentido siempre respetados, apuntalando a la democracia, porque la crítica es constructiva”, precisó.

“Que tengan en sus trabajos y con sus familias una feliz Navidad y un feliz 2018 para todos”, auguró el gobernador.

Como balance, Gutiérrez expresó que “fue un año que puso a prueba nuestro temple, y sacó a flote todas nuestras enseñanzas de vida”.

Luego, el mandatario provincial cedió la palabra a periodistas para que se expresen y manifiesten sus deseos para el año próximo.

Tras el agasajo a los periodistas y medios de comunicación, realizó el tradicional brindis de fin de año con trabajadores de la administración pública provincial.

Como balance expresó que “fue un año que puso a prueba nuestro temple, y sacó a flote todas nuestras enseñanzas de vida”.

También renovó el compromiso de “trabajar fuerte y a la par de cada uno de ustedes. Pero siempre reivindicando el valor de la palabra, la honestidad, el respeto, el diálogo y la armonía, para construir paso a paso el desarrollo de un pueblo en paz”.

Lamentó los sucesos vividos recientemente en torno a la Casa de Gobierno. “Para nosotros el diálogo no da lugar a confusiones, no es sinónimo de imposición, ni de que vale todo para alcanzar un objetivo”, indicó y agregó: “Respetamos el derecho a parar, pero de ninguna manera la sociedad puede quedar rehén de extorsiones, ni de actitudes violentas”.

El brindis se realizó en las instalaciones de la Casa de Gobierno.

Como meta para los próximos años, expresó: “Aspiro a esa administración que a mí me formó como persona y como trabajador a partir del año 94, de esa que nos distingue y que contribuye a hacer de Neuquén la mejor provincia”.

Con respecto a los cambios en el gabinete, agradeció a quienes lo acompañaron en el camino hasta acá, “por el compromiso depositado durante todo este tiempo”.

Destacó que “estas nuevas designaciones tienen que ver con una etapa distinta que tan solo es posible -como un edificio que se levanta-, si antes hicimos la planta baja, el primero y el segundo piso. Esta segunda etapa la podemos desarrollar porque hemos desarrollado positivamente la primera”.

En este sentido, dijo que “es una alegría poder poner al frente de ministerios a personas que se han formado durante mucho tiempo en la administración pública. Hemos designado en cargos de conducción en el máximo escalón de la pirámide, a personas que han entregado su vida a la administración pública y a la provincia del Neuquén, como también del sector privado”.

Con respecto a los cambios en el gabinete, el mandatario agradeció a quienes lo acompañaron en el camino hasta acá, “por el compromiso depositado durante todo este tiempo”.